«Es muy importante impulsar los grupos de estudio para crear un colectivo de Enfermería con amplia experiencia asistencial, docente o investigadora con un interés común»

Martes, 4 de agosto de 2015

por diariodicen.es

Con nombre propioHace nueve años que Estela Sanjuán Menéndez trabaja en el desarrollo de ensayos clínicos de ictus, actualmente es coordinadora de investigación y ensayos clínicos de la Unidad de Ictus del Hospital Vall d´Hebron. Desde hace cuatro años forma parte de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (SEDENE), de la que en la actualidad es presidenta. También participa en el grupo asesor de Enfermería de la enfermedad vascular cerebral en Cataluña. El año pasado se doctoró por la Universidad de Girona.

 

Pregunta. Al asumir su nuevo cargo como presidenta de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica (SEDENE) en 2013, afirmó que uno de sus objetivos fundamentales era el de impulsar los grupos de estudio para poder llevar a cabo trabajos de investigación multicéntricos. ¿Cuáles son las principales líneas de investigación en las que están trabajando?

Respuesta. Para mí es muy importante impulsar los grupos de estudio para crear un colectivo de Enfermería con amplia experiencia asistencial, docente o investigadora y con un interés común. Dentro del grupo, cada uno aporta sus conocimientos, se comparten experiencias, se pueden proponer estrategias de mejora, se detectan necesidades formativas y se pueden impulsar los tan necesarios estudios multicéntricos.

Desde la SEDENE ofrecemos apoyo para la creación y mantenimiento de estos grupos de estudio. En estos momentos hemos conseguido consolidar un grupo de Enfermería de Esclerosis Múltiple (EMSEDENE) y otro de neurovascular (GENSEDENE). El colectivo enfermero que trabaja con pacientes diagnosticados de esclerosis múltiple (EM), tiene unas necesidades formativas muy concretas. La aparición de nuevos fármacos y la compleja evolución clínica de los pacientes, hacen necesario que los profesionales enfermeros estén bien formados para poder ofrecer unos cuidados específicos de calidad.

Este grupo está trabajando en la elaboración del primer Plan Nacional de Cuidados de Enfermería para el paciente con EM. Para ello, los miembros del grupo y los socios que quieran recibirán una formación continuada online de metodología científica estandarizada, para poder diseñar un plan de cuidados, con un lenguaje común (taxomonía NANDA, NIC y NOC), que permitan planificar unos cuidados adecuados, la detección temprana de los problemas y la resolución eficaz de los mismos.

Por otro lado, la creación de un grupo de neurovascular era imprescindible, siendo esta enfermedad de las de mayor incidencia y prevalencia. GENSEDENE está desarrollando un proyecto multicéntrico: “Características de los cuidados de Enfermería que reciben los pacientes con ictus agudo y contexto organizativo”, cuyo objetivo es conocer la asistencia sanitaria de las personas diagnosticadas de ictus y el contexto organizativo donde se desarrollan estos cuidados, es decir, en las Unidades de Ictus de toda España. Es necesario potenciar la investigación en cuidados, para ello se requiere conocer el punto de partida para poder impulsar estudios multicéntricos. Este estudio servirá para conocer las dotaciones de personal de Enfermería y los cuidados que se aplican en dichas unidades.

P. Actualmente desarrolla su labor de investigación en la Unidad de Ictus del Hospital Vall d’Hebron, ¿cuáles son las prioridades en investigación en este ámbito? (prevención, tratamiento, neuroreparación, etc.).
R. Generalmente, la investigación clínica en este campo se centra en el tratamiento en la fase aguda, ya que será esta la que permita reducir al máximo las posibles secuelas. Recientemente hemos participado en ensayos clínicos con dispositivos de trombectomía, para demostrar la eficacia y seguridad del neurointervencionismo vascular y, por fin, hemos obtenido resultados positivos para instaurarlo como un tratamiento más del ictus isquémico agudo.

No obstante, los tratamientos de reperfusión no se pueden aplicar a un gran porcentaje de pacientes con ictus agudo. La tasa de reperfusión ronda el 5-10% de los ictus. Por ello, es muy importante seguir trabajando en la prevención. En este sentido, en Enfermería tenemos un papel muy importante, en cuanto a promoción de la salud y conocimiento de los síntomas de ictus y factores de riesgo de la población.

En nuestro centro estamos desarrollando herramientas para la prevención primaria y secundaria, con el objetivo de evitar recurrencias y prevenir nuevos casos.También estamos trabajando en la reducción de los tiempos de latencia. Al tratarse de una enfermedad tiempo-dependiente, la reducción del tiempo entre el inicio de los síntomas y la atención sanitaria urgente puede mejorar el pronóstico. Por ello disponemos de sistemas de derivación urgente (Código Ictus), asistencia remota (Teleictus), y personal entrenado (Equipo de Ictus).

P. Los pacientes que han sufrido un ictus necesitan aprender nuevas estrategias de adaptación y de cuidados. La figura enfermera cobra especial relevancia en estos casos, no solo en la enseñanza de los autocuidados, sino en la continuidad de los estos. ¿Cuáles son las funciones de un profesional enfermero con este tipo de pacientes?
R. Los profesionales enfermeros somos quienes más tiempo pasamos con el paciente durante su estancia en la Unidad de Ictus. Durante el ingreso hospitalario hacemos educación sanitaria de forma individualizada, aconsejamos y damos pautas que puedan ayudar al paciente a recuperar su autonomía. Es muy importante implicar a la familia en este proceso porque una vez llegan a casa, es cuando les surgen las dudas y se encuentran solos ante la situación. Por eso, es recomendable proporcionar algún material de soporte al que poder acudir, una guía de cuidados sobre el manejo de la enfermedad, o incluso direcciones de asociaciones de pacientes, etc. En algunos hospitales y centros de Atención Primaria también se organizan sesiones grupales de educación sanitaria abiertas a todo el público.

Tras el alta, el seguimiento del paciente se realiza por parte del neurólogo en la consulta externa y el equipo de Atención Primaria. Los pacientes con más secuelas ingresan en centros de neurorehabilitación y son tratados de forma multidisciplinar. En estos casos, todo el equipo interviene en la enseñanza de autocuidados.

P. La investigación es un eje fundamental en el avance disciplinar, ¿cree que España cuenta con los medios, apoyos y formación necesaria para el desarrollo y fomento de la investigación enfermera? ¿Cuáles son los retos en este terreno?
R. Para nada. Los recortes en sanidad, educación e investigación están haciendo mucho daño. Dentro del sistema de salud, apenas hay enfermeros/as que se dediquen a la investigación.

La necesidad existe, pero solo unos pocos tienen los medios o facilidades para llevar a cabo una investigación científica de calidad. Apenas se hacen estudios con el mayor rigor científico (ensayo clínico aleatorizado) para probar una intervención enfermera o cuidados basados en la evidencia, ya sea por falta de tiempo, medios, o conocimientos.

No obstante, los estudios universitarios de Enfermería han mejorado sustancialmente en los últimos años, los alumnos de grado salen mejor preparados y junto a la posibilidad de doctorarse, auguran un futuro prometedor para la profesión. Falta ver qué papel tendrán los especialistas y doctores dentro del sistema de salud.

P. ¿Qué objetivos tiene la SEDENE para este año?
R. Seguir potenciando los conocimientos de la Enfermería neurológica, ofreciendo formación general y específica. Además damos soporte y asesoramiento a aquellos que deseen impulsar líneas de investigación en este campo mediante becas y premios.

A través de nuestra revista científica, queremos seguir difundiendo trabajos de calidad, avalar actividades docentes que guarden relación con la Enfermería neurológica, así como ofrecer material de soporte mediante guías o tratados de Enfermería actualizados.

Por otro lado, estamos trabajando para contribuir a que el congreso anual y las jornadas locales sirvan de punto de encuentro y aprendizaje, animar a nuestros socios a compartir sus experiencias.

enfermería, neurología, SEDENE

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*