“La IA generativa puede ayudar a los sanitarios a tomar mejores decisiones y a los investigadores a descubrir nuevos tratamientos o vacunas”

Martes, 25 de junio de 2024

por Natalia Hernández Manjón


Juan Francisco Jurado se encargó desde siempre de los cuidados de sus padres y desde entonces tuvo una fuerte motivación e inspiración para convertirse en enfermero y llevar esos cuidados y atención a los pacientes. Los comienzos no fueron fáciles, pero el esfuerzo y dedicación hicieron que lo consiguiera. Ahora mismo trabaja como enfermero de Atención Primaria en Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, pero tiene una amplia formación en diferentes áreas, como en inteligencia artificial (IA). ¿Cómo se puede aplicar en la salud? ¡Nos cuenta!

enfermero y aplicación de IA
Juan Francisco Jurado

Pregunta. Tienes más de 10 años de experiencia en Enfermería, ¿qué te llevó a querer estudiar la carrera?

Respuesta. Mi interés comenzó a los 25 años, aunque empecé mis estudios universitarios en Ciencias Químicas. Durante mi educación básica y secundaria siempre obtuve excelentes calificaciones y me caractericé por ser un estudiante dedicado y esforzado. Mi inclinación natural no se debió tanto hacia la brillantez intelectual, sino más bien hacia el estudio y trabajo constante, motivado por mi afinidad con los números y las ciencias relacionadas con la salud y la naturaleza. Ser enfermero no fue un anhelo innato ni un sueño desde pequeño, y no sería sincero si afirmara lo contrario, pero sí es cierto, que me gustaría contar un poco de mi historia personal hasta llegar aquí.

Nací en un pequeño pueblo de Córdoba. Era el pequeño de tres hermanos y nuestros padres eran bastante mayores. A mi padre le diagnosticaron una distrofia muscular degenerativa, una enfermedad rara, cuando él tenía 28 años, esto añadió muchos más retos al crecer en un entorno humilde y obrero.

Mis progenitores siempre nos cuidaron mucho, enseñándonos los valores y educación que mejor se ajustaban a la evolución de nuestra sociedad. Pero la desgracia de la enfermedad de mi padre hizo que las cosas se fuesen complicando Él se ganaba la vida vendiendo lotería de manera ambulante para sustentarnos, lo que le dejaba con poco tiempo para la familia.

Tenía que pagarme los estudios con becas y trabajando algunos veranos para poder sacar adelante la carrera, ya que mi familia no podía ayudarme, de no ser así no hubiese podido acabar los estudios. Diez años atrás, las condiciones de la enfermedad empeoraron mucho y rápidamente, hasta el punto de impedirle realizar movimientos sencillos como peinarse, vestirse, andar con facilidad, levantar los brazos, etc.

Como yo aún estaba en casa, tuve la necesidad de hacerme cargo de sus cuidados y atención. Fue una especie de “llamada” a la ayuda, a motivarlo, cuidarlo, empatizar lo máximo posible, brindarles amor a los dos también, estar presente para él y mi madre. De toda esta conjunción nació naturalmente de mí, una fuerte motivación e inspiración para convertirme en lo que soy hasta el día de hoy, enfermero.

En gran medida, una de las razones por la que elegí esta profesión la debo a ellos, a mis padres, más que nada por hacerme crecer como una persona que siempre quiere ayudar a todos y estar para todos de forma humana y agradable, con humildad y saber estar, mis pacientes ahí y los que me conocen, sí que lo saben.

Enfermería es algo más que una simple profesión, es difícil de explicar, engloba muchísimos conceptos y elementos, pero se podría resumir en una frase que me gusta mucho que “ante cualquier problema de salud, siempre se podrá confiar en una enfermera para encontrar respuestas”, esa es la esencia y filosofía de mi elección.

P. Tienes una amplia formación en diferentes ámbitos de la Enfermería, pero ¿cuál es tu área soñada? ¿Es necesaria la formación continua en esta profesión?

R. Durante toda mi trayectoria profesional, desde que inicié mi etapa laboral en Enfermería he tenido la suerte de trabajar en muchas unidades de hospitalización, en diferentes hospitales del territorio nacional. Prácticamente, durante cerca de 10 años, mi actividad ha girado en torno a la Atención Primaria, realmente es lo que más me motiva y me apasiona, estar cerca del paciente, conocerlo, hacerle sus controles y sus seguimientos, empatizar con él, familiares y cuidadores, intentar resolver todas sus dudas, miedos y problemas, cuidar, curar, prevenir y apoyarlos en todas sus necesidades, que es realmente lo más que demandan nuestros pacientes cada vez más envejecidos y con patologías crónicas más emergentes, somos de las primeras figuras que se encuentra el paciente en su entrada al sistema sanitario, la facilidad en la accesibilidad y la humanización de los cuidados para mí son piezas clave y fundamentales de la enfermería.

Una vez que acabas la carrera y entras en el mundo laboral piensas que ya está todo hecho y todo estudiado, pero para nada, hay que seguir formándose continuamente para adquirir nuevos conocimientos de áreas específicas, reciclarse de las clásicas tareas y actividades enfermeras en cada sector, afianzar protocolos de cada unidad, conocimiento de procesos asistenciales integrados, programas nuevos de salud, etc.

Siempre hay que ser inquieto y curioso en este sentido para seguir creciendo profesionalmente, los tiempos van cambiando, y con ellos nosotros, la nueva era tecnológica, la digitalización en salud, los avances científicos en investigación enfermera, innovación y creatividad van marcando nuestro quehacer diario.

P. Has participado en iniciativas como el proyecto BPSO, ¿de qué se trata y en qué te ha ayudado?

R. Se trata de un proyecto de Enfermería bastante ilusionante y de auténtico liderazgo que se está desarrollando en el área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, donde se integra el Hospital de Valme.

Fue seleccionado en 2022 como primera institución sanitaria en la provincia de Sevilla en formar parte del programa de Centros Comprometidos con la Excelencia de Cuidados. Un proyecto que promueve el Servicio Andaluz de Salud a través del desarrollo de un programa específico de buenas prácticas en ese sentido y que tiene carácter internacional, dentro del programa Best Practice Spotlight Organization (BPSO), que lidera la Registered Nurses Association of Ontario (RNAO) de Canadá, en el que participan instituciones proveedoras de salud y académicas de todo el mundo. Está liderado por la subdirectora de Enfermería hospitalaria y un co-líder enfermero experto en cuidados oncológicos, como maestros de orquesta, acompañado de nosotros, un grupo de 40 enfermeros impulsores que recibimos información y formación para divulgar y concienciar de estas prácticas avanzadas de cuidados al resto de profesionales de Enfermería del Área Sur de Sevilla.

El programa persigue fomentar, facilitar y apoyar la implantación, evaluación y mantenimiento de buenas prácticas en cuidados de enfermería, basados en las Guías de Buenas Prácticas (GBP) de la RNAO. Este sello de calidad está establecido en más de 50 países, lo que permite colaborar, analizar y comparar los resultados de sus acciones con centros nacionales e internacionales de otros sistemas sanitarios. Con ello se pretende crear una red internacional de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados que fidelice el uso de prácticas basadas en los mejores resultados de la investigación en cuidados.

En España el programa está dirigido desde la Unidad de Investigación en Cuidados del Instituto de Salud Carlos III (Investén-ISCIII) y responde a la aplicación de guías clínicas que garanticen buenas prácticas de los profesionales de enfermería en su labor diaria con el fin de mejorar los cuidados al paciente y de promover la práctica basada en la evidencia. La dinámica consiste en la implantación de guías de buenas prácticas de cuidados de RNAO por parte de los centros admitidos a lo largo de tres años dentro de un proceso tutorizado y siguiendo una metodología de implantación desarrollada por RNAO y adaptada por Investén-ISCIII.

A nivel personal y profesional, con este programa internacional BPSO se persigue alcanzar la excelencia en cuidados, con lo que me ha ayudado a saber cómo cuidar y curar de mejor manera para los pacientes y con menores riesgos posibles, todo ello bajo la aportación de investigaciones y la evidencia científica en cuatro guías de prácticas clínicas.

P. También has participado de manera activa en proyectos de humanización, ¿qué importante es la humanización en los cuidados de Enfermería?

R. La humanización de los cuidados de Enfermería es sumamente importante ya que desempeña un papel crucial en el bienestar del paciente y en la calidad de la atención sanitaria. Siempre que me preguntan algún compañero de profesión, familiar, amiga, ¿qué tan importante es la humanización? siempre les contesto de la misma manera, Si voy al médico yo, ¿cómo me gustaría que me tratase y me atendiese? Pues esa es una de las premisas principales, aquí dejo unos ápices o inconvenientes actuales de lo que podría ser una atención cercana y de calidad de la asistencia sanitaria.

  • Lo principal, el ser humano es el eje central de toda intervención sanitaria, eso habría que tenerlo claro, sin embargo, la creciente tecnificación del servicio de salud y la prioridad por la eficiencia y el control del costo médico han hecho que el personal de salud sobreponga aspectos administrativos, burocráticos, financieros y procedimentales a la prestación de un verdadero servicio orientado al ser humano.
  • Atención de alta calidad: La humanización puede lograr una atención de alta calidad. Cada día parece más difícil mantener los valores humanitarios en el acto de cuidar en las instituciones públicas de salud, donde los cuidados de Enfermería parecen invisibilizarse por las labores biomédicas. A veces no disponemos del tiempo necesario que nos gustaría, porque hay que priorizar otro tipo de tareas o trámites y con la atención demasiado tiempo en el PC y haciendo muchos clicks diarios por turno, por nombrar un ejemplo.
  • Respeto y dignidad: El cuidado humanizado implica escuchar activamente las necesidades del paciente, tratarlo con respeto y dignidad, y colaborar con él en la toma de decisiones sobre su tratamiento, hacerlo partícipe, colaborador, dejarlo expresarse, probablemente sea él , también a veces, un paciente experto,(muy de moda actualmente en nuestras organizaciones sanitarias) quién nos dé también recomendaciones, consejos, sus hábitos, al final no deja de ser un aprendizaje mutuo, independientemente de cualquier ideología, cultura, raza, etc Hoy en mi día a día laboral encuentro situaciones muy tristes y complejas, las cuales a veces hay que tirar de mucha inteligencia emocional para abordarlas e intentar solucionarlas por el bienestar de los pacientes y sus necesidades demandadas. Muy importante establecer una comunicación de confianza, cercanía, clara y efectiva. El paternalismo médico se queda obsoleto ante estas nuevas formas de atención de calidad.
  • Satisfacción del paciente: La humanización de los cuidados de enfermería contribuye a mejorar la satisfacción del paciente y a fomentar su participación activa en su proceso de recuperación.

¿Cómo te puedo ayudar? Tan fácil parece expresar esta frase a un paciente en una consulta con una actitud de ayuda y colaboración, pero por desgracia escasea en un alto porcentaje de profesionales de enfermería actualmente, debido a lo que he comentado anteriormente de factores externos y circunstanciales, no por voluntad propia de la Enfermería en sí, habría que revisar y estudiar el porqué de este cambio de dinámica en la atención sanitaria, intentar buscar soluciones o alternativas para mejorar en este sentido.

P. Una de las cosas que más me ha llamado la atención es los conocimientos sobre inteligencia artificial, algo muy de actualidad. ¿Qué conocimientos tienes en inteligencia artificial?

inteligencia artificial (IA)

R. Primero, para hablar de esta novedosa revolución digital, habría que definir o saber realmente lo que es la IA generativa, porque todos pensamos en médicos volando por los pasillos de un hospital, robots interviniendo 20 pacientes por día, el que te habla por consulta telefónica es una voz robotizada tipo Siri o contestador automático con conocimientos médicos sin que tengas que ir a visitarlos, o que realmente nos sustituyan a los profesionales en el futuro para mejorar calidad asistencial, eficiencia y máxima productividad, por ejemplo.

Desde mi humilde opinión, la IA ha venido para quedarse, pero estoy casi seguro de que vendrá a mejorar muchos aspectos en resultados de valor y predicciones positivas, ayudar con precisión en diagnósticos, ya incluso se habla del primer hospital inteligente en otro país o la tan actual cirugía robótica que a todos nos fascina, por ejemplo. Sí que es verdad que no podrá sustituir a sentimientos, emociones, lo que realmente es un ser humano, aunque con tantas investigaciones últimamente y tantos avances no podría decírtelo con seguridad, ¿te imaginas? Pues su definición podrá dejar claridad en algunas ideas confusas:

La Inteligencia artificial generativa (IA gen) es la inteligencia artificial que puede crear contenidos originales (como texto, imágenes, vídeo, audio o código de software) en respuesta a los prompts o peticiones de un usuario.

La IA generativa se basa en sofisticados modelos de machine learning denominados modelos de deep learning , es decir, algoritmos que simulan los procesos de aprendizaje y toma de decisiones del cerebro humano. Estos modelos funcionan identificando y codificando los patrones y las relaciones en enormes cantidades de datos, y utilizando después esa información para entender las peticiones o preguntas en lenguaje natural de los usuarios y responder con nuevos contenidos relevantes.

La IA ha sido un tema tecnológico candente durante la última década, pero la IA generativa, y en concreto la llegada de ChatGPT en 2022, ha impulsado la IA a los titulares de todo el mundo y ha lanzado una oleada de innovación y adopción de la IA sin precedentes. La IA generativa ofrece enormes beneficios en términos de productividad para las personas y las organizaciones y, aunque también presenta retos y riesgos muy reales, las empresas siguen adelante, explorando cómo la tecnología puede mejorar sus flujos de trabajo internos y enriquecer sus productos y servicios.

P. ¿Se puede aplicar la inteligencia artificial en salud? ¿De qué manera? ¿Cómo beneficia en los cuidados a los pacientes? ¿Qué mejorías has notado al aplicarla?

R. Sí, por supuesto, la Inteligencia Artificial generativa tiene un gran potencial en el sector de la salud, ya hay varias funciones y beneficios de mejoras en sanidad como, por ejemplo, mejora de las funciones administrativas (como la programación de citas, la gestión de registros, la facturación, etc.). Esto puede liberar tiempo valioso a los profesionales sanitarios y mejorar la experiencia global del paciente y su satisfacción.

La programación de citas (la IA generativa dispone de algoritmos avanzados que pueden gestionar eficazmente la programación de citas, reducir los tiempos de espera y optimizar la utilización de los recursos).

También un beneficio importante puede darse en gestión de historiales médicos: (la IA generativa puede ayudar en la organización y digitalización de los historiales médicos, facilitando su acceso y reduciendo el riesgo de errores causados por la manipulación manual).

En el aspecto importante del cuidado a pacientes en atención sanitaria podría destacar la atención personalizada del paciente (la IA generativa puede proporcionar planes de tratamiento a medida, recordatorios de medicación y seguimiento remoto de la salud mediante el análisis de los datos del paciente).Incluso también otros aspectos destacables podrían ser el desarrollo de fármacos (puede acelerar el desarrollo de fármacos, mejorando la precisión del diagnóstico y optimizando la gestión de recursos) y también por ejemplo la toma de decisiones (puede ayudar a los profesionales sanitarios a tomar mejores decisiones, a los pacientes a acceder a una atención más personalizada y a los investigadores a descubrir nuevos tratamientos, vacunas y metodologías).

Queda mucho trabajo y estudio por delante para ir implantando estas estrategias digitales por el sistema sanitario, hay que destacar que la IA son como instrumentos y herramientas necesarios y complementarios a nuestra labor profesional, no viene a sustituirnos, viene a ayudarnos a adquirir alta calidad en la asistencia sanitaria y poder recuperar valores humanísticos y tiempo para el paciente, muy importante que se pueda ir valorando y demostrando eficacia y eficiencia del uso de la IA, mientras tanto estemos contemplativos como va funcionando en otros países y que resultados de valor nos aportará en este futuro inmediato, ganas hay y buenos expertos y profesionales también, solo faltan recursos y aceptación por parte de todos los colectivos implicados.

Es importante mencionar que, aunque la IA generativa ofrece grandes posibilidades para mejorar la salud de millones de personas en todo el mundo, también puede utilizarse indebidamente y causar daño. Por lo tanto, es crucial que la ética y los derechos humanos ocupen un lugar central en su concepción, despliegue y utilización

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Conectado como Escuela Valenciana de Estudios de la Salud - EVES. ¿Quieres salir?