“Inglaterra me parecía una de las opciones más fáciles para conseguir trabajo de enfermera”

Martes, 19 de junio de 2018

Laura Romero Artiles tenía muy claras las cosas desde que terminó la carrera de Enfermería. Sumergidos en plena crisis, y con pocas expectativas de encontrar trabajo en España, decidió viajar a diferentes países e instalarse definitivamente en Londres, donde, después de pasar por varios hospitales, consiguió hacerse con su hueco como enfermera. Tras vivir esta experiencia enriquecedora ha decidido emprender la mayor aventura de su vida: dejar todo lo que empezó y comenzar un viaje por todo Asia.

Pregunta. ¿Por qué decidiste marcharte de España para trabajar como enfermera?
Respuesta. Mi principal motivo fueron las ganas de vivir una experiencia nueva y diferente. Tanto en Finlandia como en Alemania, y gracias a otras dos becas que me concedieron para aprender inglés en Galicia y Nueva York, aprendí y disfruté tanto, que tenía claro que quería seguir explorando fuera de España. Además, cuando acabé la carrera estábamos en plena “crisis” y era prácticamente imposible conseguir trabajo en la sanidad pública y bastante difícil también en el sector privado, lo cual hizo que me terminara de decidir.

Laura Romero

P. ¿Por qué elegiste Inglaterra? ¿Conocías a otras/os enfermeras/os que trabajaran allí?
R. Elegí Inglaterra porque me parecía de las opciones más “fáciles” en las que conseguir trabajo de enfermera. Además, mi intención era mejorar el inglés y Londres me parecía una ciudad increíble para vivir.

Un exalumno de mi universidad, que se había ido a trabajar a Inglaterra y estudió la especialidad de matrona allí, vino a darnos una charla sobre su experiencia y fue muy inspiradora; además, algunos compañeros de clase se habían ido a trabajar unos meses antes que yo. Pero realmente, en internet está toda la información que se necesita y las agencias de reclutamiento de enfermeros sirven de mucha ayuda.

P. ¿Cuáles son las mayores diferencias que has encontrado con respecto a España a la hora de trabajar? ¿En qué se diferencian el sistema sanitario de Inglaterra y de España?
R. Hay muchas diferencias entre los dos sistemas. Para mi gusto, algunas cosas funcionan mejor en España y otras están mejor organizadas en Inglaterra.

Lo mejor de este último país es que puedes elegir dónde quieres trabajar si pasas la entrevista. Puedes optar a desempeñar tu labor en el hospital que prefieras, en la unidad que más te apetezca, en centros de salud o colegios (como enfermera escolar) o incluso estudiar alguna especialidad de Enfermería, sin necesidad de oposiciones para conseguir una plaza fija, como en España. Por otro lado, en Inglaterra empiezas desde la base (hay distintos niveles de enfermeros) y vas haciendo cursos y exámenes para poder realizar ciertos procedimientos o incluso subir de nivel y tener más responsabilidades y mejor salario.

Este proceso puede ser un poco lento y costoso, mientras que en España puedes hacer cualquier procedimiento desde que terminas la carrera, pero nadie supervisa tu trabajo, ni tienen obligación de ayudarte si no estás seguro de algo. El papeleo también dista mucho, siendo en Inglaterra mucho más extenso y detallado, lo que nos hace tener que dedicarle mucho tiempo de nuestra jornada laboral, y muchas veces enlentece las comunicaciones entre profesionales sanitarios e incluso el cuidado de los pacientes.

 

P. Ahora vas a dedicarte un tiempo y viajar, ¿por qué has decidido dejarlo?
R. Durante estos tres años viviendo en Inglaterra he podido viajar bastante, pero siempre me “sabía a poco” y me apetecía tener la libertad de poder viajar durante un periodo largo de tiempo y de forma flexible y sin prisa. Además, la vida en Londres puede ser bastante estresante y los turnos de 12 horas y media en el hospital, con turno rotatorio, haciendo noches y fines de semana, no ayudan. Creo que será fácil volver a conseguir trabajo en este país, y parece que en España también se están moviendo las listas.

P. ¿Cuáles han sido los puntos positivos y negativos de vivir y trabajar en el extranjero?
R. Lo positivo es mucho, principalmente, el gran aprendizaje personal y profesional. Todo esto me ha abierto la mente en muchos sentidos y he aprendido que hay muchas formas de hacer las cosas y no tiene por qué haber solo una correcta. Y, sobre todo, me ha permitido y está permitiendo hacer lo que más me gusta en el mundo, viajar.

Lo negativo es que, como muchos opinan, estamos lejos de nuestra casa y nuestra familia y amigos. Desgraciadamente, nos perdemos muchos momentos especiales, e incluso del día a día, en los que nos encantaría estar.

P. En el último año hemos visto cómo el registro de enfermeras españolas en Reino Unido ha disminuido en un 95%. ¿A qué crees que se debe? ¿Podría tener el Brexit algo que ver?
R. Creo que puede deberse a varios motivos: que desde hace un tiempo (creo que enero de 2016) exigen el IELTS (un examen que requiere un buen nivel de inglés o preparárselo a conciencia) para poder colegiarse como enfermero en Inglaterra, requisito indispensable para poder trabajar en el país; que el Brexit asusta a muchos, sobre todo, porque no se sabe cuándo se llevará a cabo y cuáles van a ser las condiciones. Aunque mi opinión es que con la necesidad de enfermeros que tienen, harán lo necesario para facilitarnos la adaptación y seremos un sector que no se verá muy afectado. Por último, que cada vez hay más oferta de trabajo en España, lo que está haciendo que los profesionales tengan menos necesidad de emigrar, aunque no siempre sean las mejores condiciones laborales.

P. ¿En algún momento has sentido trato discriminatorio por ser extranjera, o todo lo contrario?
R. En estos tres años, he presenciado tres o cuatro momentos en los que personas mayores inglesas o ebrias expresaban su rechazo a otros compañeros enfermeros/médicos por el simple hecho de ser extranjeros.

Pero han sido momentos aislados y la verdad es que siempre he estado rodeada de un equipo multirracial, al igual que los pacientes. Sobre discriminación he aprendido mucho, gracias a las distintas culturas y costumbres, y he visto lo fácil y bonito que puede llegar a ser vivir y trabajar con personas de todos lados del mundo. La verdad es que a los ingleses les encanta hablar de lo que han visitado en España, de lo buena que es su comida, del buen clima de Canarias y de lo bonitas que son sus playas.

P. ¿Qué es lo que más has echado de menos de España? ¿Has pensado volver para buscar trabajo o preferirías buscar en otro país?
R. La calidad de vida, el buen tiempo y las playas son algo que nunca me cansaré de echar de menos. Pero también he aprendido a valorarlo mucho más y disfrutarlo al máximo cuando vuelvo.

Me apetece volver a España, pero a alguna ciudad grande. A la vuelta, la idea es intentarlo en Barcelona y supongo que algún día intentaré establecerme en Gran Canaria. Pero si las condiciones de trabajo no son muy buenas, no me importaría volver a Inglaterra, aunque sea por unos cuantos años. O incluso intentarlo en Australia o en los países árabes.

P. ¿Qué consejos le darías a otros compañeros que decidan emigrar?
R. Que en internet está toda la información necesaria y que las agencias que reclutan enfermeros para trabajar fuera son muy útiles, aunque te suelen mandar a hospitales alejados de las principales ciudades. Sin embargo, está bien como primer contacto y siempre te puedes cambiar en un tiempo. Y que el sector público o privado tienen sus diferencias, pero al final cualquiera está bien para empezar, y una vez en el país es más fácil saber qué es lo que prefieres y te convence más. Normalmente, en la privada se cobra más pero no puntúa para la bolsa española, cosa que en la pública sí.

Además, diría que no menosprecien sus capacidades y que si quieren algo, luchen por conseguirlo. Que si nosotros lo hemos hecho, ellos también pueden. Que a todos nos da respeto lo desconocido, pero que salga como salga, va a valer la pena.

REQUISITOS PARA TRABAJAR COMO ENFERMERO EN INGLATERRA

Documentación: Pasaporte.

Número de colegiado o número PIN en el Colegio de Enfermería Inglés (NMC), certificado de nacimiento, de penales, título de Enfermería, etc. traducidos por un traductor jurado y compulsados.

Nivel de idioma:  Más de un 7 en los cuatro apartados del examen oficial de inglés IELTS.

Título:  Diplomatura/grado en Enfermería.

Solicitud de empleo:Tener o estar en proceso de conseguir el número PIN. Tener domicilio y una cuenta bancaria en el país, muchos hospitales o agencias te facilitan estos trámites.

emigración enfermera, enfermera, trabajo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*