José Luis Gómez Urquiza: «La enfermería española está tan bien considerada por la calidad de facultades y profesionales»

Miércoles, 22 de febrero de 2017

Entrevistamos a este profesor de enfermería de la Universidad de Granada (UGR) que, gracias a sus novedosos métodos de enseñanza, ha conseguido mejorar el rendimiento de sus alumnos. Las opiniones de los estudiantes acerca de su aprendizaje con José Luis no podrían ser mejores, y no solo por los resultados académicos finales, sino por la formación que están recibiendo.

Pregunta: ¿Por qué tomó la decisión de impartir las clases de repaso en Escape Rooms?

Respuesta: Suelo pensar mucho en casa en la forma en la que imparto las clases y en cómo puedo hacerlas más atractivas y motivadoras para el alumnado, teniendo siempre en cuenta que todo lo que haga debe implicar los conocimientos presentes en la guía docente.

Es cierto que las clases magistrales son un método válido para la transmisión de conocimientos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que centrar la atención durante 3, 4 o 5 horas seguidas en una persona que habla con unas diapositivas como apoyo es prácticamente imposible y bastante poco atractivo en los tiempos que corren.

Un día, tras haber desarrollado antes otro tipo de juegos más sencillos, y tras haber pasado por varias salas de escapismo como ocio propio, decidí que ya era el momento de hacer algo innovador y rompedor en la forma de impartir las clases, algo que de verdad hiciese al alumnado trabajar el temario con ganas y que, además de suponer un reto atractivo, implicase la necesidad de manejar los conocimientos aprendidos en la asignatura.

P.: ¿Cómo acogieron los alumnos estas clases la primera vez que las planteó?

R.: La acogida ha sido impresionante. En un principio generó muchas dudas e interés por su parte ya que muy pocos sabían lo que era un Escape Room o habían participado en una. Una vez realizada, aunque hubiesen, o no, conseguido escapar de la sala en el tiempo establecido, su opinión ha sido totalmente positiva, deseando poder repetir este tipo de experiencias. También me han mostrado muchísimo agradecimiento por haberme implicado en desarrollar una actividad de este tipo.

Pase una encuesta de opinión tras la realización del Escape Room y creo que algunas de las siguientes opiniones muestran muy bien lo que comento:

«Ha sido una actividad increíble y la repetiría una y mil veces más. Gracias».

«Una gran iniciativa para motivar a los alumnos, en resumen, una buena didáctica de enseñanza».

«Me gustaría hacer más actividades parecidas y dinámicas, no solo clases con diapositivas».

«Con este tipo de cosas es con las que se motiva a los alumnos a estudiar y aprender, ¡un 10!».

Sus alumnos Irene Flores y Antonio Ramírez nos han asegurado que «al principio no entendíamos muy bien en qué consistiría pero tras entenderlo, las recibimos con ganas e ilusión, además nos ha servido bastante para estudiar a la hora de los exámenes finales de la asignatura», «nos picó la curiosidad. Fue algo muy novedoso y no sabíamos exactamente de qué iba, aunque llegados a ese punto y con la ilusión con que nos fue presentado, con un vídeo muy elaborado, las expectativas de saber exactamente qué era un Escape Room y como lo haría eran muy altas y nos dejó un mejor sabor de boca de lo incluso esperable, que ya era alto».

P.: Hemos visto que los resultados académicos han mejorado, ¿a qué cree que se debe esto?

R.: Creo que se debe al factor motivacional, principalmente, y también al hecho del «aprender haciendo» o la implicación que este, y otros juegos desarrollados durante el curso, han promovido entre el alumnado.

No es casualidad que, de un año a otro, siendo la misma asignatura, con el mismo tipo de examen y con el mismo profesorado, se invierta el índice de suspensos-aprobados en primera convocatoria. Plantear juegos durante el curso, tanto por el aspecto lúdico, por la motivación, el reto y la recompensa por ganar, produce ese clic en la mente de los alumnos que hace que tengan ganas de manejar los conocimientos de la asignatura en fechas lejanas al examen y tengan más ganas de ir a clase. Todo esto se acaba traduciendo en un mayor índice de aprobados.

Para Antonio, la explicación de este hecho está muy clara: «La respuesta corta es por la implicación del profesor en nuestro aprendizaje. La respuesta larga es que ya estábamos hartos de que nos leyeran las diapositivas en clase y luego nos mandasen a hacer un examen muy teórico y muy poco aplicable al ámbito profesional. Jose Luis con su método conseguía, no solo que estudiásemos con más ganas, sino que nos instaba a profundizar ese conocimiento adquirido y a aplicarlo a la vida cotidiana. Lo entendíamos, no solo lo memorizábamos para soltarlo en el examen y, en esencia, eso debe ser la universidad, ampliar tus conocimientos, aprender, apasionarte con lo que haces. Jose Luis, con sus métodos, nos ha terminado de transmitir esa pasión por nuestra profesión». Irene opina que «los resultados han sido muy satisfactorios en general, ya que nos ha incitado a estudiar con mayor antelación en vista a los exámenes. Además, hemos aprendido la asignatura de tal forma que no olvidaremos muchos de los conocimientos adquiridos».

P.: Por lo tanto, ¿cree que las clases tendrán una repercusión positiva en el futuro trabajo de sus alumnos?

R.: Estoy convencido al 100% de que sí, tanto en sus competencias como en sus conocimientos profesionales para el futuro. Y si a esto añadimos que, hayan sentido, aunque sean solo en algunos momentos, que disfrutaban con los estudios que les apasionan y que eligieron por vocación, creo que vamos en la dirección correcta.

«Todo lo aprendido con él va a ser de gran utilidad por lo anteriormente citado. No solo lo hemos estudiado y aprendido, lo hemos entendido y de este modo va a ser mas fácil de aplicar a nuestra vida laboral. Todo esto es gracias a su trabajo y a su afán por hacernos entender las cosas de múltiples maneras y no solo soltando el discurso, que es lo que normalmente se hace», concluye Antonio.

«Sí, pues conocimientos que hemos adquirido de forma práctica y diferente (para mí es la mejor forma de aprender) lo que hace que no lo olvidemos fácilmente. Además  no olvidaremos los buenos ratos que hemos pasado haciendo los diferentes juegos, quiero dar gracias desde aquí a José Luis por mostrarnos de una forma tan diferente y divertida una asignatura compleja como es la de Adulto I», añade Irene.

P.: ¿Tiene pensado aplicar algún otro método especial en sus clases?

R.: He aplicado otros cuatro juegos durante el curso que, aunque no son tan impactantes como el Escape Room, también han tenido una buena acogida entre el alumnado.

Uno de ellos ha sido el ya muy conocido Kahoot, otro ha consistido en un juego de preguntas sobre situaciones reales con comodines, otro en el que tenían que resolver, con pistas policiales, la causa de una muerte y, por último, otro que también ha sido muy bien recibido por su parte y que explico a continuación. Antonio nos asegura que «Como todos los juegos que nos ha propuesto Jose Luis, no podía salir mal y prometía ser muy divertido y didáctico, cosa que se cumplió con creces».

Otro ha consistido en aplicar el juego de mesa «Time´s Up» al aula, pero poniendo en las tarjetas de términos a adivinar conceptos de cardiología y de enfermería quirúrgica y siendo yo la persona que daba las pistas durante las 3 rondas, incluyendo la de mímica. Para algunos el hecho de hacer mímica, por ejemplo, de un infarto agudo de miocardio, delante del alumnado les puede parecer una locura. Pero si he aprendido algo durante estos 3 años es que, en un ambiente distendido, donde se puede seguir perfectamente manteniendo el respeto, y donde los alumnos no tienen miedo de preguntar, expresarse, hablar o ser creativos en sus tareas, se trabaja mucho mejor y todos, yo el primero, lo agradecemos enormemente.

P.: La enfermería española está considerada como una de las mejores del mundo, como profesor, ¿a qué cree que se debe?

R.: Creo que se debe a la calidad que tienen algunas de nuestras facultades de enfermería y los profesionales que las conforman, y al esfuerzo que tanto los docentes, como los tutores de prácticas, hacen por formar adecuadamente a los futuros profesionales de enfermería. También puede deberse al hecho de que, en otros países, la formación y las competencias de las enfermeras sean menores. A pesar de todo ello, es necesario seguir mejorando, sobre todo a nivel del empleo, para que una enfermera española no se vea obligada a emigrar por la precariedad laboral que tiene la profesión en este momento.

P.: También ha publicado en revistas internacionales de enfermería, sobre su estudio sobre la ansiedad prequirúrgica, ¿sus conclusiones han dado resultados positivos a largo plazo?

R.: Sí, como profesores universitarios una de nuestras obligaciones también es hacer avanzar la profesión mediante la producción de conocimiento. Espero que esos resultados hayan generado efectos positivos a largo plazo, no solo en el servicio donde se llevaron a cabo, sino también en otros lugares del mundo donde se hayan podido leer esos resultados de investigación y algún profesional de enfermería haya decidido implementar esa nueva evidencia sobre el tratamiento de la ansiedad prequirúrgica.

P.: Uno de sus objetivos era poder implantar su investigación en otras intervenciones, ¿ha podido llevarlo a cabo? ¿Qué resultados ha obtenido?

R.: Actualmente nos encontramos a la espera del permiso de los comités de ética pertinentes para poder comenzar a aplicar otras nuevas intervenciones en el momento preoperatorio, que esperamos poder recibir en breve. También hemos solicitado financiación en algunas convocatorias a nivel autonómico que esperamos tengan un resultado positivo para que nos ayuden con la compra del material necesario para llevarlas a cabo.

alumnos, enfermería, Escapismo, José Luis Gómez Urquiza, Métodos novedosos, Profesor, Universidad de Granada

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*