La Auxiliar de Enfermería, Teresa Romero, vence al ébola y sale de aislamiento

Miércoles, 22 de octubre de 2014

Cuando se supera una enfermedad con grandes riesgos de fallecimiento es motivo de alegría tanto para la propia paciente, como para el servicio médico y el resto de ciudadanos que han estado pendientes de la evolución diaria de la auxiliar de enfermería. Fuentes del hospital Carls III de la Comunidad de Madrid aseguran que Teresa Romero «está curada», por lo que ha superado el contagio sufrido por ébola, y en las próximas horas saldrá de aislamiento, tras haber dado negativo en el segundo análisis que se le ha realizado. fff

A pesar de ello, Romero seguirá ingresada en el centro hospitalario para que la recuperación de su infección sea total. No será dada de alta hasta que alcance “su estado previo al contagio, ya que la recuperación lleva tiempo”, aseguran sus médicos. Posteriormente, podrá llevar “una vida normal”.

De todos modos, los profesionales sanitarios que han atendido a la auxiliar afirman que  el hecho de haber superado la enfermedad no es garantía total de que no se pueda volver a contraer. La gran diferencia en caso de un nuevo contagio es que esa persona ya tendría anticuerpos para combatir el virus, y por tanto mayores garantías para sobrevivir a él, aunque la inmunidad no está garantizada para siempre.

Con respecto a las posibles secuelas que puedan quedar, depende de cada paciente y de cómo el virus haya afectado a su organismo. En el caso de Teresa Romero, «no está en su estado» previo al contagio, ya que «cualquier infección grave produce un daño en los pacientes» y la «recuperación lleva tiempo”.

Preguntados por qué secuelas puede tener la paciente, los médicos han señalando que «va mandando la evolución clínica» y cómo se va comportando con el paso de los días. Por eso, han explicado que van a seguir con la «vigilancia y el estudio», «para ir controlando y poniendo tratamiento si hiciera falta».

Donar sangre como suero para combatir el virus

No son muchos los casos que logran sobrevivir al ébola. En muchos, a los supervivientes se les pide que donen su sangre para utilizarla como suero contra el ébola en favor de otros enfermos. De la sangre se aíslan los anticuerpos de los glóbulos rojos para crear el suero. Pero este método no siempre funciona y además, para poder aplicarlo, se debe tener el mismo tipo de sangre, lo que en muchas ocasiones limita las personas capaces de recibirlo.

 

 

auxiliar enfermeria, curada, ébola, Hospital Carlos III, Teresa Romero, virus

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*