La EFN y el CIE piden a los políticos que apoyen y desarrollen la profesión enfermera

Lunes, 27 de enero de 2014

Durante un encuentro celebrado en Bruselas, representantes de la Federación Europea de Asociaciones de Enfermeras (EFN) y del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) han analizado en profundidad las principales prioridades para fortalecer el desarrollo de la profesión enfermera en la Unión Europea y a nivel mundial. La conclusión de dicha reunión ha sido el lanzamiento de un aviso a los políticos para que favorezcan e promuevan unos recursos humanos enfermeros adecuadamente formados, apoyados y desarrollados, en número adecuado para ofrecer unos cuidados de calidad centrados en la persona y fomentar la salud en la Unión Europea y en el resto del mundo.

Además de poner de manifiesto que la investigación, la elaboración de políticas basadas en pruebas y la acreditación son indispensables para el carácter profesional y para el desarrollo de la profesión a largo plazo, la EFN y el CIE señalan que hay necesidades más urgentes que deben tratarse. Aunque muchas economías están ya en proceso de recuperación, un elevado número de puestos de trabajo ha desaparecido y las condiciones laborales aplicados a estos profesionales han empeorado.

Según estas organizaciones organizaciones, la sostenibilidad de los sistemas de salud está amenazada. La contratación y retención de unos recursos humanos enfermeros es una condición indispensable para proporcionar cuidados de salud de calidad, eficientes y eficaces. Al tratarse del grupo más numeroso de profesionales de la salud y, en muchas ocasiones, los únicos existentes en muchas comunidades, las enfermeras son esenciales para la salud de la población mundial.

Desde la EFN y el CIE se han enviado las siguientes recomendaciones a los dirigentes políticos en materia de salud y recursos humanos:

  • Examinar de nuevo, en el contexto de unas mejores circunstancias económicas, las condiciones laborales y los números de enfermeras que se necesitan para dispensar unos cuidados de gran calidad y seguros.
  • Evaluar de nuevo las necesidades de recursos humanos a corto y a largo plazo, recurriendo a previsiones cuantitativas y cualitativas para asegurar unos recursos humanos de enfermería adecuados e idóneamente cualificados.
  • Fortalecer los planes de estudios de enfermería y adpatar plenamente su contenido a las necesidades actuales del paciente y del público.
  • Incluir a las enfermeras en el proceso político y de adopción de decisiones.

 

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*