«La enfermería es una profesión vocacional, muy necesaria para la sociedad»

Miércoles, 22 de agosto de 2018

Ana Álvarez, actriz a la que recientemente hemos podido ver en la serie La verdad interpretando a una inspectora de policía de Santander, ha iniciado un proyecto para fomentar el cine como herramienta de educación y de creación para niños y adolescentes: Mr. Willbe.

© Roberto Amorós

Nos habla de esta iniciativa, que surgió como un proyecto personal, que incluye campamentos de verano, de su personaje en la serie, de su carrera en la interpretación, en la que ha podido trabajar con algunos de los directores españoles de más renombre, y de su relación con los profesionales enfermeros.

Pregunta: Tiene experiencia como actriz especialmente en cine y televisión, ¿qué diferencias ha podido observar en estos dos medios? Si tuviera que escoger, ¿con cuál se quedaría?

Respuesta: Hoy en día  ambos medios son interesantes. En televisión se hacen ya productos de ficción muy buenos. No escogería cine o televisión, sino el proyecto en concreto.

P.: Ha podido trabajar con algunos de los directores españoles de mayor prestigio, como Jaime Chávarri, Antonio Mercero o Gonzalo Suárez, ¿qué experiencias vivió con ellos?

R.: Son experiencias muy distintas. A Gonzalo Suárez, en concreto, lo admiro profundamente y he trabajado con él en más ocasiones. Tiene una mirada muy particular e interesante, y ojalá vuelva a trabajar con él pronto.

P.: En la actualidad la podemos ver en la serie La verdad. Háblenos de su personaje y de la producción.

R.: Mi personaje es Ana Llanos, inspectora de policía en la comisaría que se encarga del caso de la aparición de Paula, la protagonista de la serie. Está casada con el director del periódico local y mantiene una aventura con el periodista que más de cerca sigue el caso, soy puente de información entre el mundo de la comisaría y el periódico.

P.: ¿Qué le llamó la atención de la serie?

R.: Creo que es un thriller muy potente, que mantiene en vilo al espectador constantemente. El hecho de que se rodara en Santander, en escenarios naturales de Cantabria, me parece una pieza fundamental de ese suspense.

P.: Usted también forma parte del proyecto Mr. Willbe. Háblenos de él. ¿Cómo surgió, qué objetivos se plantea?

R.: Mr. Willbe es un proyecto personal, un sueño levantado con otros dos socios, que persigue fomentar la creación en niños y jóvenes en diversos campos artísticos, utilizando la herramienta del cine de un modo original en el aprendizaje.

Mr. Willbe ofrece a los chicos opciones de desarrollo personal y les da herramientas para que exploren qué es aquello que más les inspira. Investigan, crean y descubren de lo que son capaces al tiempo que ganan en confianza, autoconocimiento y libertad de expresión.

P.: ¿A quién va dirigido? ¿Qué proyectos han desarrollado desde Mr. Willbe?

R.: Principalmente a niños de 7 a 13 años. Periódicamente se hace también un taller de realización de cortometrajes para adolescentes de 13 a 16 años. Se ofrecen cursos a lo largo de año, campamentos y hasta cumpleaños con talleres de todo tipo, vanguardistas y con el componente de creación por parte del niño.

© Roberto Amorós

P.: ¿Qué representa para usted la figura de los profesionales enfermeros? ¿Tiene una anécdota en su vida personal con ellos?

R.: Tengo una enfermera en la familia. Me parece una profesión vocacional, muy necesaria para la sociedad. Los adultos acostumbramos a vivir sin apoyarnos en nadie, excepto cuando estamos enfermos. Ahí nos volvemos vulnerables. Y la mayoría de las veces, la figura que sujeta, contiene, atiende… es la del profesional de enfermería, de un modo más cercano en ocasiones que el propio médico, que representa una figura más distante de autoridad.

P.: ¿En qué proyectos tiene pensado embarcarse en el futuro?

R.: Lo más inmediato es el estreno de Cartas en el tiempo, serie documental de TVE que cuenta nuestra historia a través de cartas reales de los protagonistas, que son enunciadas por actores.

PÍLDORAS

¿Cómo definiría la labor enfermera?

Necesaria y capaz de una ayuda inmensa a los enfermos.

¿Qué no falta en su botiquín?

Agua oxigenada.

Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre?

Ambos me parecen buenos.

¿De qué alimento no podría prescindir?

De la fruta.

De no haber sido actriz, ¿qué otra profesión habría escogido?

Miles… Enfermera, operadora de cámara, escritora, jardinera, fotógrafa…

actriz, Ana Álvarez, enfermería

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*