La importancia de la relación entre la enfermera y el paciente oncológico terminal

Martes, 2 de diciembre de 2014

Se entiende por paciente en situación terminal aquel que tiene un diagnóstico exacto de su enfermedad, pasando a ser la atención médica que reciben estos enfermos de curativa a paliativa, por falta de respuesta al tratamiento específico. Y es que, a pesar de que cada vez se está poniendo más interés en el tratamiento de los síntomas de los enfermos con un cáncer terminal, la mayoría de las veces este tipo de pacientes se encuentran con que la Medicina no tiene nada más que ofrecerles.

Esto se debe a la imposibilidad de conocer a fondo la enfermedad y, por tanto, a la ineficacia de los tratamientos específicos. También se debe al desconocimiento de los otros elementos, a parte de los físicos, que intervienen en el sufrimiento global del enfermo, como los emocionales, sociales o espirituales. pacie

En este sentido, el trabajo en equipo con los pacientes terminales adquiere una gran relevancia para poder darles un apoyo integral, siendo la familia un componente más del equipo multidisciplinar (enfermería, médicos, auxiliares de enfermería, etc.) que prestará los cuidados específicos que necesitan.

Dentro de la relación enfermera-paciente, la comunicación es uno de los factores clave a la hora de prestar unos cuidados integrales y de calidad. Dicha comunicación cobra aún más valor en los pacientes oncológicos terminales ya que es la mejor manera de acercarse a la persona para conocer como se encuentra, que le inquieta o cómo se le puede ayudar.

En muchas ocasiones este proceso comunicativo tan importante puede verse delegado a un segundo plano por la falta de tiempo debida a la sobrecarga de trabajo, o por la falta de entrenamiento de los profesionales en estos aspectos. Ésto puede afectar negativamente la calidad de los cuidados y dar como resultado una mala atención a los pacientes que se encuentran en su etapa final.

Por ello, la Enfermería debe adquirir las habilidades necesarias para comunicar más y mejor, sacando tiempo para estar a pie de cama con los pacientes, haciéndoles sentirse más cómodos sabiendo que el enfermero/a está ahí para ofrecerle ayuda y apoyo, mejorando de esta manera la calidad en los cuidados y la atención al enfermo.

calidad en los cuidados, cáncer, comunicación, diagnóstico, enfermera, enfermos, paciente oncológico terminal, relación

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*