La labor en la Unidad de Telecuidados Enfermeros

Miércoles, 15 de mayo de 2019

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla ha puesto recientemente en marcha la Unidad de Telecuidados Enfermeros (UTEM), una nueva herramienta de comunicación entre el personal de enfermería del centro y de Atención Primaria. Encarnación Ramírez, enfermera gestora de casos del hospital y la profesional referente de estos servicios, nos atiende para hablar de la unidad, de su labor al frente de la misma y de las diferentes funciones que ha asumido desde su inauguración para disminuir la variabilidad clínica a la hora de atender a los pacientes.

Pregunta. ¿Cuáles son las principales funciones de las enfermeras en la Unidad de Telecuidados Enfermeros?

Respuesta. La función principal de esta unidad es establecer un canal de comunicación efectivo, a través de la utilización de las TIC, entre el hospital, los distritos de Atención Primaria de su área de referencia y las distintas unidades de gestión clínica intrahospitalarias, para dar respuestas a las demandas e interconsultas relacionadas con los cuidados, y contribuir, de esta manera, a garantizar la continuidad asistencial.

Otras de las tareas de estos servicios pasan por fomentar el uso de las consultorías de enfermería tanto en pacientes externos, principalmente, de Atención Primaria, como en profesionales enfermeros del propio hospital, asesorar al personal sobre las consultas realizadas y detectar las necesidades formativas para incorporar o afianzar conocimientos y destrezas en los trabajadores de los centros de salud, evitando, así, el “hospitalocentrismo”.

P. ¿Y, en su caso, como enfermera referente?

R. Mi función es velar para que la coordinación entre los distintos profesionales sea efectiva y agilizar, en la medida de lo posible, las respuestas a los requerimientos planteados. Además, he colaborado en la confección del Plan Funcional, elaborado por el director de Enfermería, Jesús Cárcamo, con el apoyo de la Unidad de Calidad de nuestro hospital.

Asimismo, formo parte activa de la presentación de estos servicios y de su plan de difusión, tanto en Atención Primaria como en hospitalaria, y me encargo del seguimiento y la evaluación de los distintos indicadores específicos que se han definido, que servirán para medir la efectividad de la unidad y facilitar la mejora continua.

Entra, por otro lado, dentro de mis competencias el fomento de la labor de investigación, desde la perspectiva de los conocimientos en metodología de la investigación en Ciencias de la Salud y en nuevas tendencias asistenciales.

P. El hospital puso recientemente en marcha estos servicios, ¿cómo surgió la iniciativa? ¿Qué objetivos se plantearon con la inauguración de la unidad?

R. La iniciativa surgió directamente desde la Dirección de Enfermería del hospital, concretamente de nuestro director de Enfermería, pensando en la necesidad de mejorar la interrelación de los profesionales enfermeros, no solo de forma interna en el centro, sino también entre los distritos sanitarios de Atención Primaria (AP).

Previo a su desarrollo se llevó a cabo un análisis de las demandas de los profesionales en el que se observó que desde AP se requerían circuitos ágiles y operativos para la resolución de problemas derivados de la atención a pacientes que precisaban cuidados complejos, como la actualización de conocimientos en técnicas y atención especial que podrían abordarse a domicilio para evitar desplazamientos innecesarios, facilitar ayudas técnicas y recursos materiales provistos desde atención hospitalaria para su uso en primaria y garantizar respuestas sin demora a situaciones que necesiten una respuesta rápida.

De la misma forma, desde el hospital demandaban mejorar los canales de comunicación entre el personal de enfermería entre niveles y en la relación dentro del centro, y las condiciones de accesibilidad a los profesionales referentes de cuidados muy especializados o complejos, sobre todo en los casos de pacientes ectópicos.

P. ¿Cómo mejora esta unidad la comunicación entre Atención Primaria y hospitalaria? ¿Cómo repercute esta mejora en el trabajo diario de los profesionales?

R. El área de influencia del Hospital Universitario Virgen Macarena es muy amplia, y con una gran dispersión geográfica, lo que a veces dificultaba una atención rápida y eficaz.

Desde hace algunos años se han venido desarrollando numerosas consultarías atendidas por profesionales enfermeros, expertos en diferentes campos de la salud, que, sin embargo, estaban siendo infrautilizadas. Ahora, la puesta en marcha de UTEM pone en valor esos conocimientos, unificando el camino hacia todos esos trabajadores, canalizando las demandas y respuestas a través de una sola enfermera y mediante una aplicación informática muy fácil de usar. Este nuevo modelo de relación repercute en la mejora del trabajo de los profesionales, que de forma rápida obtienen una respuesta a la necesidad planteada en la atención al paciente, y con la confianza de estar brindando cuidados de calidad.

P. Por otro lado, ¿en qué se traduce esta mejor comunicación en cuanto a la salud de los pacientes?R. Los pacientes se benefician de una atención más rápida y de mayor calidad, al minimizarse la variabilidad en los cuidados, ya que los profesionales enfermeros que los atienden son asesorados por personal experto y con gran experiencia en las distintas áreas de salud. Además, pueden permanecer en su ámbito domiciliario, gracias a circuitos de atención más ágiles, tanto para recibir cuidados más especializados como para la gestión de citas.

P. Además de la comunicación entre niveles asistenciales, ¿tienen trato directo con los pacientes?

R. No, la UTEM es una unidad de relación exclusivamente para profesionales enfermeros, se trata de un apoyo entre el personal aunque, por supuesto, esto redunda en el mejor trato al paciente que atienden.

P. ¿Qué tipo de casos, en cuanto a patologías, cuidados, atención… dan cobertura de forma más habitual? ¿Qué situaciones suelen encontrarse?

R. La UTEM comenzó a desarrollar su actividad a mediados de diciembre pasado, por lo que la casuística todavía es pequeña, pero podemos decir que en estos primeros momentos, las demandas más frecuentes están relacionadas con el asesoramiento en cuidados específicos de pacientes traqueotomizados, portadores de catéteres nefrológicos, heridas complejas, cuidados y retirada de infusores de quimioterapia en los centros de salud, gestiones de material fungible de uso habitualmente hospitalario con los que se está menos familiarizado en Atención Primaria, material ortoprotésico básico…

Las situaciones más comunes son las de necesidad de consejo en estos cuidados complejos, pero también otras que, pudiendo parecer menos complicadas, son de gran importancia, como la identificación de desinformación de profesionales sobre circuitos ya establecidos.

P. ¿Qué mejoras ha podido observar desde su puesta en marcha?

R. Desde que se puso en marcha la UTEM se han observado mejoras como, por ejemplo, la atención en centros de salud a pacientes portadores de infusores de fármacos quimioterápicos, que anteriormente eran derivados a urgencias del hospital si precisaban esos cuidados fuera del horario de la Unidad de Día de Oncología; por otro lado, ya hemos detectado necesidades de elaborar protocolos, de formación, de ampliación de la cartera de consultorías o de establecer nuevos circuitos.

enfermería, Hospital Virgen Macarena, Unidad de Telecuidados Enfermeros

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*