“Las enfermeras especialistas en Pediatría están capacitadas para liderar de forma autónoma los cuidados que estos chicos requieren”

Martes, 27 de febrero de 2018

El Hospital 12 de Octubre de Madrid ha puesto en marcha la Unidad Oncohematológica de Adolescentes, un espacio destinado a todos aquellos jóvenes que padecen cáncer y que cuenta con diversos espacios adaptados a la edad de los pacientes con el objetivo de ofrecer unas opciones de diagnóstico y tratamiento especializado en función de las peculiaridades psicosociales de los pacientes y los rasgos distintivos de los enfermos de cáncer jóvenes. Un nuevo espacio con el que esperan poder mejorar la calidad de vida y supervivencia de todos aquellos adolescentes que padecen esta enfermedad. Hemos hablado con María Victoria Martínez Hidalgo, supervisora de la Unidad de Hemato-Oncología Pediátrica, para que nos cuente con todo detalle qué novedades ofrece esta unidad y de qué manera ayudará a los pacientes.

Pregunta: ¿Qué ofrece esta nueva unidad?

Respuesta: La experiencia de un equipo multidisciplinar (enfermeras especialistas, oncólogos pediátricos, médicos oncólogos, hematólogos y otros especialistas médicos, psicólogos, maestros, rehabilitadores, trabajadores sociales…) que trabaja en colaboración para ofrecer las mejores posibilidades terapéuticas y cuidados de enfermería a una población con las características especiales de los adolescentes. Así, los niños y adolescentes tendrán un continuo en su cuidado y tratamiento y no ingresarán en las unidades de adultos por motivos exclusivamente de edad.

P¿De qué manera ayuda a los pacientes adolescentes?

R: El espacio está especialmente pensado para que los chicos y chicas se encuentren en un ambiente más acorde a su edad y necesidades y así favorecer su adaptación e implicación en los tratamientos, donde puedan reunirse con compañeros y amigos para charlar, jugar o hacer ejercicio.

P: ¿Qué problemas psicosociales suelen tener estos pacientes?

R: En un periodo de cambios en el cuerpo y en la mente, de maduración, con sentimientos encontrados. No son niños pero tampoco adultos y así hay que cuidarlos. Necesitan intimidad, comunicación con sus iguales y unos profesionales que les sirvan de ayuda y acompañamiento a lo largo de su enfermedad. Un proceso que, supone ingresos para tratamiento con efectos secundarios muy importantes para su autoestima, aislamientos, posibilidad de abandono del estudio o pérdida de trabajo. Debemos estar alerta para identificar problemas y ofrecer los medios necesarios para que puedan solucionarlos.

P: ¿Qué cuidados ‘extra’ necesitan?

R: No diría “extra”, necesitan los cuidados especializados más adecuados para su etapa de crecimiento y desarrollo. Las enfermeras especialistas en Pediatría están capacitadas para liderar de forma autónoma los cuidados que estos chicos requieren durante la infancia y adolescencia.

P: ¿Qué cambios hay en esta Unidad frente a las ya existentes donde se trata a otros pacientes con cáncer?

R: Un espacio único para todos los adolescentes donde se beneficien del mejor especialista y de todas las mejoras posibles en los procesos de diagnóstico, cuidados, tratamiento y posterior seguimiento, con el objetivo de mejorar tanto su supervivencia como su calidad de vida.

P: En las próximas semanas hospitales como el Gregorio Marañón, el Niño Jesús o La Paz abrirán también esta nueva unidad. ¿En un futuro espera que todos los hospitales lleguen a tenerla?

R: Lo que espero es que los adolescentes reciban los mejores cuidados de enfermeras formadas y especializadas en Pediatría en unidades diseñadas a sus necesidades.

El Consejero de Sanidad en la unidad

 

P:  Supongo que sentirse ‘como en casa’ ayudará a llevar mejor la enfermedad, ¿con esta nueva área se logrará?

R: Ese es nuestro objetivo. Además aprenderemos más sobre sus necesidades y escucharemos sus sugerencias como oportunidades de mejora a poner en marcha.

P: ¿Cree que un adolescente comprende lo que le ocurre cuando le detectan el cáncer?

R: Absolutamente. Sobre todo en un momento de dudas e incertidumbre donde aún dependen de los progenitores. Son momentos muy complicados para toda la familia.

P: ¿Es necesario mejorar la información o comunicación sobre el cáncer juvenil?

R: Si, desde hace años existe en las asociaciones de padres una gran sensibilidad y reivindicación por la creación de unidades de adolescentes que mejoren el pronóstico y calidad de vida de sus hijos. Hace falta más información y más investigación.

 

Noticias relacionadas

adolescentes, atención pediátrica, cáncer, cuidados oncológicos, Hospital 12 de Octubre

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*