“Llevamos décadas avisando de que nuestro país sufre un déficit de enfermeras y eso nos sitúa a la cola de Europa”

Martes, 22 de septiembre de 2020

Ayer se reunieron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso para tomar una decisión de actuación frente al covid-19. Después de dos horas de reunión, han acordado crear un espacio de cooperación para mantener un contacto eficaz entre las dos administraciones que se encargará del seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia abordando los asuntos principales que afectan a la sociedad. Se reunirá con una periodicidad semanal y estará compuesto por el ministro de Sanidad, la ministra de Política Territorial y Función Pública, el vicepresidente y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid y el consejero de Sanidad madrileño.

Florentino Pérez Raya |Consejo General de Enfermería
Florentino Pérez Raya |Consejo General de Enfermería

Sobre la situación de la Atención Primaria, que Ayuso reconoció que hará falta reforzar mucho más, la presidenta advirtió que existe un problema estructural, no solo a corto plazo, por las masivas jubilaciones que se producirán en los próximos años. Por eso planteó la contratación de médicos con cierta urgencia, incluso buscándolos fuera de España. Y, por otra parte, un plan a 6-10 años para cubrir todas esas jubilaciones, “porque es un problema de toda España y no solo de Madrid”.

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ante las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras su reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, asegura que “no podemos contratar más enfermeras porque ya no quedan”.

“Desde toda la Organización Colegial de Enfermería llevamos décadas avisando de que nuestro país sufre un déficit de enfermeras en comparación con los países de nuestro entorno europeo, pues tenemos una escasez de estas profesionales que nos sitúa a la cola de Europa.

Llevamos también décadas avisando de las grandes diferencias que existen en el número de enfermeras que tienen las distintas Comunidades Autónomas hasta el punto de que en algunas de ellas supone un atentado contra el principio de igualdad del Sistema Nacional de Salud: es imposible recibir los mismos cuidados en Murcia, con 459 por cada 100.000 habitantes, que en Navarra, con 860, por ejemplo (Madrid 668).

Por tanto, nuestros representantes políticos sabían perfectamente que no había suficientes enfermeras y que tenían que actuar. También sabían, porque existen estudios científicos que les hemos entregado en mano, que la falta de enfermeras afecta directamente a la mortalidad de los pacientes y a su calidad de vida. Y, aun así, han ido dejando pasar el problema, negándose a tomar medidas concretas. En vez de poner en marcha la planificación que siempre les hemos pedido, nos daban la razón y le pasaban la “patata caliente” a sus sucesores.

Esto es como el cuento de Pedro y el lobo, y el problema es que el lobo, que ha acabado llegando, se llama Coronavirus y se ha llevado por delante decenas de miles de vidas en España y algún día los políticos de todo signo que nos han gobernado y nos gobiernan tendrán que responder por qué se negaron a planificar un crecimiento de enfermeras acorde a las necesidades reales de la población.

No vale, por tanto, salir ahora a decir que no se contratan más enfermeras porque no las hay, porque la culpa de que no las haya es de los mismos políticos y gestores que se negaron en su momento a planificar adecuadamente las plantillas de profesionales sanitarios, planteando soluciones a tiempo para evitar el déficit, pedimos una estrategia y un plan nacional de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud que solucionara este problema de una vez.

Dicho esto, hoy en día, la única solución que existe es incentivar a las enfermeras para que doblen turnos o puedan compatibilizar varios puestos de trabajo. Pero para ello es necesario ofrecerles unas condiciones laborales dignas ya que este trabajo, que supone un sobreesfuerzo enorme a las enfermeras, debe estar bien remunerado, porque las Comunidades Autónomas están ofreciendo sueldos y complementos ridículos para unos profesionales sanitarios que se están jugando la vida en sus centros”, concluye.

COVID-19, déficit de enfermeros, Isabel Díaz Ayuso, Pedro Sánchez, reunión

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*