Los sustitutos, una especie en peligro de extinción

Lunes, 2 de septiembre de 2019

Cada año estamos con los mismos perjuicios de siempre.

– “Ten cuidado, no enfermes, que en verano ya sabes cómo está el servicio”.

– “A ver la que montan estos”

– ¿Hay alguien de la plantilla de guardia?

– No, todos son sustitutos.

– Puff.

– A ver quién viene hoy.

Los sustitutos según la RAE “son personas que hacen las veces de otras“. Una definición muy simple para todo aquello que implica ser sustituto en este país, y sobre todo en el área de la salud.

Les pueden llamar a cualquier hora del día, y generalmente les toca cuando no tienen buena cobertura en el móvil o su agenda a mano. En ocasiones les ofrecen solo días sueltos o cubrir una mañana, tarde o noche. Hoy en un servicio y mañana en otro, y siempre con la etiqueta de nuevos por allí donde pasan.

Pueden sufrir una despersonalización, porque en algunos sitios olvidan su nombre y los definen como “el/la sustituto/a”. Padecen las deficiencias del sistema y la falta de una bolsa específica para cubrir algunos puestos, por ejemplo en urgencias prehospitalarias, donde para subir a una ambulancia se necesita sí o sí un perfil específico. Pero eso no es culpa suya, se debe a una falta de iniciativa, desconocimiento y compromiso en la gestión de este problema.

Porque visto como está el patio ¿quién se atreve a decir que no a un contrato de trabajo? No tienen la continuidad que necesitan y esta inestabilidad al final les pasa factura, y aquellos que pueden, terminan por renovar pasaporte y buscar fortuna en otro idioma. Por lo menos de manera temporal, hasta que puedan ocupar un puesto más alto en la bolsa con el que puedan acceder a mejores contratos.

Todos algún día fuimos sustitutos, a todos nos tocó alguna vez empezar de cero y ser los nuevos del servicio, por eso es importante, recibirlos como se merecen, acompañarlos y ayudarlos en lo que sea posible, y por supuesto, hacerles sentir desde el primer minuto parte del equipo. 

Por cierto, cada año cuesta más trabajo encontrar sustitutos, ¿serán una especie en peligro de extinción?, ¿será culpa nuestra?, ¿culpa del sistema?

Este post va dedicado a Lucía, (mi compañera en mi última guardia) y a todos aquellos que peregrinan durante todo el año, con el maletero siempre preparado, por si esa noche les toca dormir en algún servicio de urgencias.

JM Salas – Autor y editor del libro y blog Con Tinta de Médico

Para consultar la publicación original se puede seguir este enlace.

Contratos temporales, enfermeros, Informe expertos sanidad, Sustituciones laborales

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*