Mónica Regueiro: “La profesión enfermera es vocacional y está menos reconocida de lo que debiera”

Viernes, 4 de enero de 2019

Mónica Regueiro conoce el mundo audiovisual desde dos puntos de vista: la interpretación y la producción. Como actriz, podemos verla en la actualidad de gira con la obra Todas las mujeres; como productora, dirige la empresa Producciones Off, con la que pretende dar a conocer nuevos talentos.

Nos atiende para hablar de la obra y de su personaje, de su empresa, de cómo está representada la profesión enfermera en la televisión y en el cine en la actualidad y de su relación con los trabajadores de enfermería.

© Danniel Rojas

Pregunta: Vive su profesión desde la interpretación y desde la producción, ¿cómo compagina estas dos perspectivas, qué diferencias puede encontrar entre ellas?

Respuesta: Pues desde hace tiempo la compagino con mucho estrés, pero estoy muy agradecida y feliz de poder hacerlo. Son profesiones distintas pero complementarias, ahora mismo no podría escoger.

P.: Háblenos de Producciones Off, la empresa que dirige. ¿Qué objetivos se planteó al ponerla en marcha? ¿En qué situación se encuentra la producción audiovisual en España en la actualidad?

R.: En nuestros comienzos queríamos dar cobertura a nuevos modelos de producción en los que primase la calidad del proyecto y del equipo humano, tanto en la parte artística como en la técnica, para que se sintiese partícipe y cómodo. Cinco años después puedo decir, satisfecha, que creo que lo hemos logrado.

El panorama audiovisual actual no es muy halagüeño, la vedad. Cada vez se produce menos y es complicado que se arriesgue en proyectos diferentes y de calidad, pero aquí estamos para aumentar los porcentajes.

P.: Ahora se encuentra representado la obra Todas las mujeres, que protagoniza y produce. Háblenos de la función y de por qué deberíamos ir a verla.

R.: Porque es una comedia con mucho trasfondo, que invita a la reflexión, y que cuenta, además, con mujeres protagonistas, reales, fuertes, autónomas y de más de 25 años, que también existimos.

P.: ¿Cuál es su personaje? ¿Qué le atrajo del proyecto?

R.: Mi personaje es Carmen, la cuñada de Nacho, el único hombre del reparto. Me gustó muchísimo el guion, cómo lo han escrito Mariano Barroso y Alejandro Hernández. Además, me encantó la posibilidad de compartir reparto con el protagonista y con cuatro compañeras a las que admiro; estoy rodeada de talento.

P.: Los rodajes de cine y televisión y las giras de teatro suelen ser muy exigentes, ¿cómo cuida su salud mientras está inmersa en sus proyectos?

R.: Intento mantener unos horarios de comida en la medida de lo posible, no dejarme llevar por los atracones, tan frecuentes, tras días largos de trabajo… Pero en las giras es complicado, hay un circuito gastronómico maravilloso en cada plaza.

P.: Desde su punto de vista como actriz y productora, ¿cómo está representada la sanidad en el mundo audiovisual en la actualidad?

R.: Hay muchas y variadas series que se enmarcan en este contexto. En TVE tenemos el ejemplo de una de las más longevas y que más éxitos ha cosechado, que tenía como escenario un hospital. No sé si son fieles a la realidad del sector, pero desde luego entre el público funcionan.

P.: ¿Qué representa para usted la figura de los profesionales enfermeros? ¿Tiene alguna anécdota en su vida personal con ellos?

R.: Siempre he tenido pánico a las agujas, y solía desmayarme con las vacunas. Ahora con mi hijo me sigue pasando, creo que lo llevo yo peor que él, por increíble que parezca.

PÍLDORAS

¿Cómo definiría la labor enfermera?

Vocacional y menos reconocida de lo que debería estar.

¿Qué no falta en su botiquín?

Tiritas® y arnica.

Ejercicio, ¿en un gimnasio o al aire libre?

Al aire libre, siempre que se pueda.

¿De qué alimento no podría prescindir?

Del tomate.

De no haber sido actriz, ¿qué otra profesión habría escogido?

Mi otra pasión, que tengo la suerte de ejercer: la producción.

actriz, enfermería, Mónica Regueiro

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*