Pfizer crea una web para luchar contra los medicamentos falsificados

Sábado, 1 de junio de 2013

El grupo farmacéutico Pfizer pone en marcha esta plataforma para informar acerca de los riesgos que pueden conllevar el uso de medicamente falsificados al contener diversos ingredientes como pintura, tinta de impresora, anfetaminas, cafeína o polvo de talco. Con el fin de advertir sobre los peligros para la salud pública que entrañan estos productos, en algunos de los casos, ninguno, pero en otros pueden llegar a ser muy perjudiciales, Pfizer ha puesto en marcha www.noseascobaya.com, que cuenta con el aval científico de la Asociación Española de Andrología (ASESA).

“La mejor manera de garantizar que estamos tomando un medicamento auténtico es que sea recetado por un médico y se adquiera en la farmacia”, explica la doctora Ana Puigvert, ex presidenta de la ASESA y presidenta de ANDRO.

Por medicamento falsificado se entiende aquel que “ha sido fabricado y distribuido fuera de los canales legales de fabricación y venta y que puede suponer un problema para la salud de los pacientes, al no saberse qué compuestos contiene en su composición, pues no sigue los criterios de seguridad en su fabricación, no está sujeto a ningún tipo de control de calidad y los falsificadores son, en ocasiones, también traficantes de otras drogas”.

Como ejemplo, entre los ingredientes encontrados en algunos supuestos medicamentos para la disfunción eréctil (DE) se ha encontrado pintura, tinta de impresora (empleada para dar a las pastillas su característico color azul), anfetaminas, cafeína o polvo de talco. Precisamente, los medicamentos que tratan la DE están entre los que más se falsifican, según señala Puigvert, ya que “es una de las patologías con mayor incidencia en la población masculina, por lo que la demanda de estos medicamentos es muy elevada”. Además, continúa, “no entran en el sistema de reembolso sanitario, por lo que existe mayor predisposición para adquirirlos de forma irregular. La situación sería completamente diferente si los mecanismos administrativos permitieran su subvención”.

Los medicamentos auténticos son elaborados por investigadores y profesionales sanitarios que desarrollan su labor en un medio controlado y regulado por las autoridades sanitarias. “Todo fármaco, desde que se crea su molécula, pasa por centenares de estudios y pruebas (tardan más de 15 años en algunas ocasiones) hasta que están a disposición de los pacientes en las farmacias o centros hospitalarios. Por lo tanto, se desconoce el mecanismo de acción de cualquier sustancia adquirida fuera de los circuitos legales; su vía metabólica o cuánto tiempo queda en el organismo, etc., es un perfecto desconocido, por lo tanto, peligroso”, asegura la doctora Puigvert.

La mayoría de personas que compran medicamentos de prescripción sin receta médica por Internet, lo hacen por ahorrar tiempo y dinero o porque “les da vergüenza” contar a su médico el problema que tienen. No obstante, en España está prohibida su venta por Internet. Los medicamentos de prescripción solo se pueden comprar en la farmacia con su receta correspondiente.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*