Rassel, el nuevo robot que ayuda a las personas mayores a recordar su medicación y llama a emergencias

Viernes, 25 de enero de 2019

Varios investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y de la Universidad de Minho (Portugal) diseñan un robot de bajo coste que ayuda a las personas mayores. Rassel es capaz de reconocer emociones y asistir a los ancianos en tareas como recordar los horarios de comidas o de medicación, e incluso avisar a emergencias.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cantidad de personas mayores de 60 años se duplicará entre los años 2000 y 2050. En este contexto, los científicos saben que las nuevas tecnologías TIC y, en especial, la robótica son un gran aliado para facilitar la vida a los más mayores. A ello quiere contribuir, precisamente, Rassel.

El robot Rassel | Cadena Ser

Tal y como ha publicado Europa Press, se trata de un robot asistente de bajo coste, basado en nuevos dispositivos electrónicos como Raspberry Pi, Late-Panda o ESP32. Estos dispositivos facilitan la creación de robots que sean capaces de realizar tareas como el reconocimiento de personas o navegación en interiores, así como recomendar actividades o comunicarse con otros dispositivos de nuestros hogares.

El robot ideado por los investigadores de la UPV incorpora técnicas de inteligencia artificial (IA), visión artificial y un rostro artificial que le permite expresar emociones. Es capaz de interactuar con la persona, recordarle los horarios para la ingesta de alimentos y medicación, recomendar actividades de acuerdo a sus gustos y reconocer el estado emocional de la persona. Las principales diferencias respecto a otros robots existentes ya en el mercado son la detección de emociones del usuario –y la toma de decisiones en consecuencia; el uso de dispositivos biométricos, como pulseras que miden constantes vitales- para la monitorización del usuario y la recomendación inteligente de actividades.

Personas solas y residencias

Lo han diseñado principalmente para trabajar con personas que viven solas en sus hogares, si bien puede ser utilizado en centros de mayores.

Rassel interactúa mediante una interfaz de voz y una cámara. En concreto, con la interfaz de voz es capaz de mantener conversaciones con el usuario, pudiendo darle órdenes para que llame a algún familiar o a emergencias, pedirle que le recomiende una actividad adecuada a sus gustos o expresar emociones para que Rassel actúe en consecuencia. Asimismo, la cámara es capaz de detectar emociones en el rostro del usuario, además de poder ser utilizada para videoconferencia.

Además, Rassel incorpora un recomendador inteligente que es capaz de aprender de los gustos del usuario y recomendar de forma personalizada alimentos y actividades.

Del mismo modo, puede ser utilizado como recordatorio para la toma de medicación, si se le ha programado previamente para ello. Para el reconocimiento de emociones, el robot utiliza técnicas de Inteligencia Artificial –en concreto, Machine Learning– que permiten analizar los microgestos de la cara y los clasifican según un conjunto de emociones humanas básicas (alegría, enfado, neutralidad o miedo, entre otras).

Ancianos, enfermería, medicación, Residencias de ancianos, Robot, Universidad Politécnica de Valencia

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*