Sanidad realiza una consulta pública para modificar las normas sobre pseudoterapias

Viernes, 14 de diciembre de 2018

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha iniciado el trámite de consulta pública del proyecto de Real Decreto que modifica distintas normas con objeto de proteger la salud de las personas frente a las pseudoterapias.

RTVE

De esta manera, tal y como ha publicado EFE,  los ciudadanos, organizaciones y asociaciones que así lo consideren podrán hacer llegar a Sanidad, a través de la página web del ministerio, sus opiniones sobre los aspectos planteados en el proyecto de real decreto hasta el próximo 15 de enero.

Sanidad recuerda que las pseudoterapias implican un riesgo real que influye directamente en la protección y el restablecimiento de la salud y advierte de que si se utilizan como sustitutivas o complementarias de las terapias que sí han demostrado su efecto se estará poniendo en riesgo el derecho a la salud.

Así, el ministerio que dirige María Luisa Carcedo defiende la necesidad de esta reforma para evitar los riesgos que suponen las pseudoterapias y para solventar las lagunas normativas que facilitan interpretaciones “no deseadas” dejando indefensas tanto a las administraciones sanitarias como a la ciudadanía que se encuentra expuesta.

Por eso, los objetivos de la reforma son incluir modificaciones normativas para evitar la publicidad engañosa de las pseudoterapias, garantizar que todas las actividades sanitarias se realizan por profesionales que dispongan de la titulación oficialmente reconocida y eliminar las pseudoterapias de los centros sanitarios.

María Luisa Carcedo, Ministerio de Sanidad, Pseudoterapias, salud

10 Respuestas a “Sanidad realiza una consulta pública para modificar las normas sobre pseudoterapias”

  1. . Las medicinas complementarias , entre ellas la homeopatía está integrada en los sistemas nacionales de salud de varios países europeos y los ciudadanos españoles tenemos derecho a integrarla o a una elección libre en cuanto a las posibilidades de terapia con una información veraz , por supuesto.

  2. Cualquier persona tiene el derecho de poder elegir la terapia que mejor efecto le produzca o que mejor le parezca, siempre estando informado lo mejor posible. Eso es lo que ha de hacer el gobierno, primero informarse en las fuentes que conocen esas terapias, no en las oficinas de la industria farmaquímica, después regular la formación y el ejercicio de esas terapias para que sean realizadas por profesionales adecuados.
    Prohibiendo sin sentido no se consiguen buenos resultados, salvo para la industria farmaquímica y los bolsillos agradecidos.

  3. En el siglo XII. …existió en la calle El oye González, pleno centro, un hospital homeopatico en un imponente edificio. Tenia una enorme placa en donde figuraba ,además, el cuadro medico. Lo conocen? Ha sido restaurado y se puede encontrar información con facilidad.. En aquella época valía la homeopatía y ahora no? Entiendo que frente al un ictus o un infarto o enfermedades más graves, no sería una alternativa tomarse 3 gránulos. .. Sin embargo la homeopatía sirve y es eficaz en muchos casos. Lo que no sirve son los curanderos y los aprovechados pero si aquellos que han estudiado e incluso son médicos tradicionales. Las farmacéuticas ponen el grito en el cielo porque corren peligro sus millonarios intereses.

  4. En una democracia los derechos fundamentales de las personas son el poder elegir las pseudoterapias, una vez te hayas informado con la mayor veracidad.. En Europa hay países que tienen incluído en su sistema sanitario estas terapias alternativas y según mi criterio no afectan negativamente a la salud. Lo que sí afecta negativamente es al bolsillo de la Industria farmaceútica, nunca le interesará la competencia de las terapias alternativas disponibles.

  5. Estoy de acuerdo en que prohibir sin sentido no conlleva buenos resultados para la salud de los ciudadanos. Ha de haber un mayor control tanto en los sistemas sanitarios convencionales como en las Medicinas alternativas

  6. Yo creo q somos personas y cada cual tiene q tener libre albedrio para tratarse las enfermedades como mejor le parezca y me gustaria q la Homeopatia y la Acupuntura entraran en la Seguridad Social

  7. La medicina pública ya está lo bastante deteriorada para que ahora se gaste dinero en pseudoterapias que NADIE HA SIDO CAPAZ DE COMPROBAR QUE FUNCIONAN. Y si alguien me va a rebatir, le ruego que lo haga con un estudio poblacional con un número suficiente de pacientes implicados. La medicina pública debe estar en manos de médicos cualificados, no de culaquier persona sin estudios ni experiencia que venda (o compre) lo primero que se le ocurra. Sólo me faltaba llegar a urgencias y después de esperar una media de 10 horas para ser atendido, que un chamán me venda una pirámide de cristal para colocarla debajo de mi almohada. Quien dice una pirámide de cristal, dice agua embotellada (llámese homeopatía), clorito de sodio también conocido como lejía, o cualquier otra variante del sinfín de terapias naturales que existen y que cada día se inventan. No gracias, el Estado no debería subvencionar religiones ni otras creencias, eso que cada uno se lo pague de su bolsillo y así elija libremente de qué enfermedad quiere morir.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*