Según los expertos, incluir en alimentos diarios un aporte extra de nutrientes esenciales paliaría déficits nutricionales

Martes, 25 de noviembre de 2014

La salud y el bienestar de las personas va estrechamente ligado a una correcta alimentación, gozando de una mayor protección sanitaria y pudiéndose beneficiar en la capacidad funcional y mental. Aproximar la ingesta de nutrientes esenciales a los aportes aconsejados es una inversión a corto y largo plazo. En este sentido, el papel de la innovación alimentaria es clave, pues avanza con objeto de satisfacer las necesidades nutricionales específicas en las distintas fases de la vida.

Por ello, expertos de la materia se dieron cita en el marco de las II Jornadas Anuales del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña (CoDiNuCat) celebradas en Lleida, participando y sacando conclusiones en referencia a la ponencia ‘Innovación alimentaria para aproximar la ingesta a los aportes aconsejados: ventajas y riesgos’, que fue impartida por la Dra. Rosa María Ortega Anta, Catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid. alim

Y es que, según explicó la Dra. Ortega, «a pesar de la alta disponibilidad de alimentos en sociedades desarrolladas, se siguen sufriendo dificultades a la hora de aproximar la ingesta de nutrientes a los aportes aconsejados, puesto que un 85% de los adultos españoles presentan ingestas de calcio y Omega 3 más bajas de las recomendadas. Igual pasa con el consumo de vitamina D o K, ya que solo el 70% de los adultos cumplen con la cantidades recomendadas».

El caso de los niños es más llamativo si cabe. Cuenta la doctora que, «prácticamente el 100% de ellos tienen ingestas de vitamina D menores de las recomendadas, mientras que casi el 77& no cumple con las recomendaciones de consumo de calcio». Y es que la opción de añadir en algunos alimentos un aporte extra de nutrientes puede ser una solución para paliar ciertos déficits de nutrientes esenciales en la dieta española.

Alimentos de consumo diario, como la leche, con capacidad de adaptación a necesidades nutricionales concretas, pueden ser una buena alternativa respecto a la innovación alimentaria. El objetivo que se pretende con todo ello es lograr una mayor aproximación de la ingesta real a la recomendada. Además, una de las claves que comenta la Dra. Ortega, se basa en «vigilar la problemática nutricional de diversos grupos de población. Pero se debe hacer de un modo más habitual de cara al futuro, como base de posibles mejoras y futuras innovaciones alimentarias».

alimentos, bienestar, diarios, esenciales, expertos, II Jornadas Anuales del Colegio de Dietistas y Nutricionistas de Cataluña, ingesta, innovación, nutrientes, salud

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*