Trabajo de fin de grado de Enfermería: consejos para exponer en público

Miércoles, 23 de mayo de 2018

La comunicación es una habilidad que, junto con los conocimientos sobre fisiología, anatomía, farmacología y demás aspectos de la profesión, todos los enfermeros deberían dominar, tanto en el trato con el paciente y los familiares como dentro de la comunidad científica, para que sus mensajes lleguen con eficacia a los destinatarios.

Esto se hace más necesario sabiendo que para obtener el título de grado en Enfermería es preciso exponer ante un tribunal el trabajo de fin de grado (TFG); durante esta presentación, los estudiantes deben mostrar no solo sus conocimientos sobre la ciencia enfermera, sino sus habilidades de comunicación oral, más allá de tener un buen apoyo basado en los recursos habitualmente utilizados en las ponencias, en aspectos como el tono de voz, el lenguaje corporal, el ritmo y las pausas que inviten a la reflexión de la audiencia o proyectar la imagen que se desee.

Por ello, la revista Metas de Enfermería ha publicado un artículo, titulado «Eficacia de la presentación oral y defensa del Trabajo Fin de Grado»¹, en el que sus autores, Jesús Sánchez Martos y Carmen Gamella Pizarro, catedrático y profesora titular de Educación para la Salud en la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad Complutense de Madrid, tratan de poner a disposición de los alumnos herramientas útiles para mejorar su nivel de comunicación oral en general, particularmente en lo que se refiere a esta última parte del grado de Enfermería.

El proceso de comunicación

La comunicación está compuesta de una serie de elementos que hacen llegar el mensaje del emisor al receptor, y en cuyo esquema existen varios aspectos que, por la falta de experiencia, constituyen el principal escollo para la eficacia del proceso: la respuesta del receptor, el llamado feedback, y el canal por el que se transmite el mensaje, para los que son importantes tanto la comunicación verbal y escrita como la no verbal, en cuanto a la expresión corporal o la actitud durante la conferencia, principalmente.

En este sentido, dentro del proceso el ponente debe tener en cuenta los denominados «ruidos», que los autores de este estudio definen como aquellos elementos externos que alterar la comunicación, y en el caso de la exposición del TFG, estos ruidos pueden ser desde la apertura de la puerta del aula, hasta el sonido de un móvil, pasando por el ruido de los comentarios de los miembros del tribunal.

A pesar de que muchos de estos elementos no dependen del emisor, sí que se dan algunos casos que este puede controlar, como ciertos gestos o mover, durante la defensa del trabajo, algunos objetos pulseras o anillos. La atención a estos elementos, y su eliminación, facilitará el desarrollo de la comunicación oral.

Por otro lado, y dentro de este apartado, los responsables de esta investigación hacen especial énfasis en el miedo escénico que pueden llegar a sentir los estudiantes en el momento de la presentación del TFG. Esto, apuntan, es una reacción normal del cuerpo ante una situación como la descrita, que se presenta durante los dos primeros minutos de ponencia y que se va desvaneciendo a lo largo de su desarrollo.

Asimismo, desaconsejan, en consonancia con muchos expertos en este ámbito, el uso de determinados fármacos, especialmente los betabloqueantes y los ansiolíticos, como sustitutivos de la práctica, para impedir que se den estas circunstancias. Estos medicamentos pueden provocar reacciones poco recomendables en estas situaciones, más allá de la «mente en blanco».

Cómo defender de forma eficaz el trabajo de fin de grado

El objetivo final de la presentación del TFG es que el alumno exponga ante los miembros del tribunal sus conocimientos sobre el tema de su trabajo, así como sus capacidades de comunicación oral y escrita. Los calificadores de la investigación de los estudiantes conocen a la perfección el TFG, incluso puede que sean expertos en la materia concreta que trate, de cada uno y prestarán una gran atención al proceso de comunicación que lleven a cabo. Esto constituye un punto a favor de los ponentes, en caso de que dominen el tema, ya que les permite hacer gala de sus conocimientos.

De esta forma, los autores del artículo quieren destacar diferentes consejos prácticos a la hora de presentar un TFG para que la comunicación oral sea eficaz, para lo que hay que tener en cuenta una serie de aspectos, como por ejemplo:

  • La elección del tema de la exposición.
  • Los elementos con los que se va a apoyar.
  • La impresión y la imagen que se quieren transmitir.
  • La cantidad y el contenido de las diapositivas, u otros medios audiovisuales, que se van a emplear, así como su composición.
  • El comienzo, el desarrollo y la conclusión de la ponencia.
  • La forma de contestar a las cuestiones que planteen desde el tribunal.

A modo de conclusión, los autores destacan el libro sobre la preparación del trabajo de fin de grado, publicado por Editorial Avances de Enfermería (DAE), perteneciente a Grupo Paradigma, empresa editorial y de formación online líder de contenido enfermero, por su rigor y valor pedagógico. Para ampliar información, se puede seguir el siguiente enlace.

¹ Eficacia de la presentación oral y defensa del Trabajo Fin de Grado. Sánchez Martos J, Gamella Pizarro C. Metas Enferm 2013; 16(8):28-32.

Este artículo se encuentra disponible en la web de Metas de Enfermería, y se puede acceder al mismo a través del siguiente enlace.

comunicación, enfermería, Presentación oral, TFG

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*