Un estudio en EEUU indica que las visitas domiciliarias de enfermería durante el embarazo mejoran la supervivencia de la madre y bebé

Lunes, 21 de julio de 2014

Más de 1.100 parejas de madre e hijo de vecindarios urbanos pobres de Memphis, Tennessee, fueron elegidas para la elaboración de un estudio que lleva funcionando desde hace más de veinte años, (aparece en la revista JAMA Pediatrics), y que se ocupa de investigar las visitas domiciliarias de enfermería durante el embarazo y los dos primeros años de vida del niño, ayudando a mejorar las probabilidades de supervivencia tanto para las madres como para sus retoños.

Las mujeres pobres tienen unas tasas de mortalidad mucho más altas que las ricas, según la información que respalda la tesis. Además, los hijos son más proclives a morir por accidentes, homicidio y síndrome de muerte súbita del lactante, según muestra la investigación desarrollada.

David Olds, profesor de pediatría de la Universidad de Colorado y artífice principal del estudio, comenta que «las madres sin visitas a domicilio tuvieron unas tres veces más probabilidades de morir durante el periodo de seguimiento, que las mujeres que recibieron visitas de enfermería».

El programa, conocido como la Asociación entre enfermeras y familias (Nurse-Family Partnership) funciona en unas 500 ciudades, y «está programado para que las enfermeras realicen visitas una vez cada dos semanas durante el embarazo, y una vez cada siete días durante las seis primeras semanas tras el parto, y luego esencialmente cada dos semanas hasta que el bebé cumpla dos años», señaló Olds.

El vínculo entre las visitas domiciliarias y una mejor supervivencia es muy fuerte, aunque no se puede afirmar con certeza que se trate simplemente de una relación causal.

 

embarazo, enfermería, estudio, Memphis, supervivencia, Tennessee, Visitas domiciliarias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*