El acoso laboral que sufren los enfermeros es motivo de estudio

Jueves, 4 de diciembre de 2014

El ‘mobbing’ o acoso moral en el trabajo se define como la identificación de acciones hostiles y asalto psicológico por parte de una o varias personas contra un colega de profesión. Este fenómeno lleva instaurado en la sociedad desde hace más de veinte años, y en el caso de la enfermería todavía se siguen dando casos que afectan tanto al personal que lo sufre como al que lo observa sin hacer nada al respecto.

Y es que sentirse acosado en el trabajo puede provocar graves consecuencias para la salud. En algunos casos, las víctimas tienen síntomas de estrés extremo, enfermedades psicosomáticas y/o físicas, insatisfacción laboral, absentismo, baja autoestima y muy bajo rendimiento laboral. mobb

En enfermería, a este concepto se le describe en términos de ‘violencia horizontal’, definida por la International Council of Nurses como un comportamiento que degrada, humilla y falta al respecto a la dignidad y valía de la persona.

En este sentido, un estudio realizado en un hospital psiquiátrico noruego a 99 enfermeras y auxiliares demuestra que el 10% del personal ha sido intimidado en el trabajo, relacionando el hecho con el síndrome de burnout y alteraciones psicológicas. Además, un 30% de las enfermeras que estuvieron de baja comentaron que el principal motivo había sido el acoso entre compañeros.

En España, los casos de hostigamiento o persecución en el trabajo se relacionan con unos niveles muy bajos de autoestima por parte del personal sanitario. Como ejemplo, el estudio que se hizo en las Islas Baleares demuestra que, 1 de cada 5 enfermeras, se percibía como acosada en el trabajo por sus colegas.

Cabe destacar que la mayoría de los comportamientos de los abusadores se basan en ejercer sobre la víctima una presión indebida en la ejecuciónde tareas, crear un vacío y exclusión con una mala conducta, insultos, comentarios ofensivos, etc.

Se siguen buscando soluciones para paliar el problema

A día de hoy se siguen buscando posibles soluciones para acabar con este problema que viene sufriendo el personal de enfermería desde hace años. Por ello, se requiere de intervenciones de las altas esferas que ayuden con una correcta supervisión respecto al trato que sufren los compañeros de profesión.

Establecer una serie de medidas estratégicas de prevención y contención de este tipo de violencia, así como revisar de forma continua los canales de comunicación entre el personal, evitaría que se produjeran nuevos malentendidos, logrando una mayor fluidez en el mensaje y evitando la desacreditación laboral.

 

acoso laboral, alteraciones psicológicas, enfermeros, International Council of Nurses, mobbing, síndrome de burnout

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*