Una fiesta de cumpleaños improvisada combate la soledad de la tercera edad

Miércoles, 27 de septiembre de 2017

La soledad es una de las principales cargas a las que se enfrentan las personas mayores. La historia de este paciente de 84 años trata de esto, de lo importante que es sentirte querido y rodeado de las personas que quieres.

Al Hospital de Bahía Blanca (Argentina) acudió un anciano que decía padecer cefalea. Sin embargo, y por suerte, su estado de salud era bueno. En realidad, el paciente deseaba celebrar su 84 cumpleaños rodeado de gente. Así lo contó en Facebook una de las enfermeras que lo atendió. Su mujer había fallecido hacía cuatro años, y él era el único de sus hermanos que seguía con vida.

Las enfermeras que lo atendieron comprendieron perfectamente su situación y le celebraron una improvisada fiesta de cumpleaños.  Fueron rápidamente a comprar una vela y una tarta, y se encargaron de la decoración a base de guantes de látex hinchados en los que se podía leer mensajes como “Feliz cumple” u “Óscar (acompañado de un gran corazón)».

Historias como estas nos hacen valorar lo importante que es cuidar de los más mayores, esos que han dado todo por nosotros sin pedir nada a cambio. El cariño y el amor deben ser prioritarios cuando hablamos de las personas mayores.

Anciano, cumpleaños, enfermeras, hospital

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*