Una niña se recupera de su estado semi-vegetativo gracias a la terapia hiperbárica

Miércoles, 26 de julio de 2017

Edén, una niña estadounidense de dos años, ha conseguido recuperarse de su estado semi-vegetativo. Tras pasar 15 minutos debajo del agua, y sufrir un paro cardiaco, la pequeña sufrió graves daños cerebrales por la falta de oxígeno en su organismo. A partir de los cinco minutos de inmersión, el cerebro empieza a sentir los primeros efectos del asfixiamiento.

Los hechos sucedieron en la piscina familiar, en febrero del pasado año. Cuando su madre se dio cuenta de que la niña se estaba ahogando, ya habían pasado más de diez minutos. Tras salvar a su hija, le realizó una reanimación cardiopulmonar que duró dos horas. Fue en el Hospital Infantil de Arkansas, donde comprobaron la gravedad de la lesión cerebral que presentaba la pequeña Edén. No podía hablar, ni moverse ni, en definitiva, reaccionar a estímulos.  Los profesionales sanitarios de este centro, en previsión de poder trasladarla a otro centro para someterla a una oxigenoterapia hiperbárica, llevaron a cabo un tratamiento que impedía la mayor degradación del tejido.

Mes y medio después, empezó el tratamiento con oxígeno normobaric 100%. 78 días después fue trasladada, finalmente, a Nueva Orleans. Allí comenzaron con la oxigenoterapia hiperbárica durante 45 minutos al día, cinco días a la semana durante 40 sesiones. La mejora de Edén fue indiscutible. Después de diez días bajo este tipo de sesiones, la madre avanzó a los medios de comunicación que su hija se encontraba en un estado “casi normal”. Después de la sesión número 39, la pequeña una cognición normal, una capacidad de habla más elevada que la de antes de ahogamiento, y una función motora que mejoraría a través de las sesiones de fisioterapia.

 

¿En qué consiste la oxigenoterapia hiperbárica?

 

Se trata de un tratamiento en el que el paciente tiene que respirar oxígeno al 100% durante un periodo de tiempo concreto. Recibe el tratamiento mientras se encuentra en un medio ambiente presurizado (una cámara de oxígeno hiperbárico). Esta técnica se utiliza para distintas patologías: embolismos por aire o por gas, abscesos intracraneales, infecciones necrotizantes, injertos de piel, etc.

Ahogamiento, Arkansas, Edén, hiperbárica, hospital, Niña, tratamiento, vegetativo

Una respuesta a “Una niña se recupera de su estado semi-vegetativo gracias a la terapia hiperbárica”

  1. Me parece fabuloso ya que ofrece una alternativa más en procura de revertir el coma ocasionado por el ahogamiento y el daño cerebral subsecuente.. Además de poder ser aplicada en otras patologías con buenos resultados.Dr

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*