¿Vuelta a la diplomatura?

Martes, 12 de marzo de 2013

© S. Lozano

El ministro de educación, José Ignacio Wert, se reúne hoy con los responsables de Universidad de las Comunidades Autónomas para debatir un informe sobre los posibles cambios a realizar en los estudios universitarios.

Bajo el título «Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español», este documento ha sido elaborado por un comité de expertos designados por el Ministerio de Educación, formado por siete catedráticos, un profesor titular y el presidente del Consejo Social de la Universidad Carlos III de Madrid, quienes proponen cambios como la privatización del personal funcionario o la sustitución de becas por préstamos. También permitiría la posibilidad de contratar rectores extranjeros y catedráticos no funcionarios.

Dicho documento, de 84 páginas y que puede consultarse en http://www.mecd.gob.es/dms/mecd/servicios-al-ciudadano-mecd/participacion-publica/sistemauniversitario/propuestas-reforma.pdf, recoge cambios en la selección del personal docente e investigador de las universidades españolas, en la evaluación de la calidad de las mismas, sobre su gobierno, su financiación y sobre los estudios y títulos universitarios. En esta línea, la página 69 de este informe cita “Esto ha producido algunas distorsiones (por ejemplo, la existencia de títulos de grado, por tanto de cuatro años, sobre materias que se cubrían más adecuadamente en tres, que sería conveniente reconsiderar. Una posibilidad sería la creación de «grados cortos» de tres años para estudios como trabajo social, enfermería, ingeniería técnica o magisterio, lo que en realidad equivaldría a volver a las diplomaturas de tres años».

Por otra parte, los expertos señalan que para alcanzar «verdadera calidad internacional» se debe elegir al profesorado por dos vías: acreditaciones públicas nacionales para profesores titulares y catedráticos, y contratación «directa» de doctores españoles y extranjeros.

Asimismo, se recomienda que la evaluación de la calidad de las universidades sea cada 4 años, pública y externa, y se pretende evitar que las universidades puedan contratar a un doctor propio si no está al menos 3 años vinculado a otra institución académica o investigadora.

Este documento ha sido rechazado por sindicatos, rectores y oposición. La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) considera que, antes de llevar a cabo un cambio así, “deberían solucionarse primero los problemas de financiación de las entidades educativas que dirigen”.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*