3
Aladefe

Aladefe

OCTUBRE 2016 N° 4 Volumen 6

Conductas promotoras de salud en alimentación saludable y actividad física en conductores de la locomoción colectiva de una empresa privada de la ciudad de Puerto Montt, Chile

Sección: Originales

Cómo citar este artículo

Nail Gallardo VA, Ríos Ojeda CA, Fernández Silva CA. Conductas promotoras de salud en alimentación saludable y actividad física en conductores de la locomoción colectiva de una empresa privada de la ciudad de Puerto Montt, Chile. Rev. iberoam. educ. investi. Enferm. 2016; 6(4):33-40.

Autores

1 Viviana Alicia Nail Gallardo, 1 Carola Andrea Ríos Ojeda, 2 Carlos Alberto Fernández Silva

1 Licenciada en Enfermería, Universidad San Sebastián, Chile.
2 Enfermero especialista en Bioética y en Docencia para la Educación superior. Magíster en Ciencias de la Educación.

Contacto:

Email: cafsilva@gmail.com

Resumen

Objetivo: se analizó las conductas promotoras de salud en cuanto a alimentación saludable y actividad física, en conductores de la locomoción colectiva de una empresa privada de la ciudad de Puerto Montt, Chile.
Metodología: se desarrolló un estudio cuantitativo, descriptivo, no experimental y transversal. Se utilizó un cuestionario de elaboración propia que incluía los aspectos conceptuales del Modelo de Promoción de la Salud, complementado con el test AUDIT y Test de Fagerstörm, el cual se aplicó a 38 individuos, quienes cumplieron los criterios de inclusión. Se analizó la información separando a los participantes con y sin patologías crónicas diagnosticadas con el fin de evitar el sesgo en los resultados.
Resultados: el total de los sujetos fueron hombres, arrojando una alta prevalencia de sobrepeso, obesidad abdominal, cifras tensionales elevadas e hiperglicemia. El 74% presentó una alimentación inadecuada, alcanzando el 90,9% en los sujetos que presentan enfermedades crónicas. En cuanto a la actividad física, el 61% refirió no realizarla, llegando al 81,8% del total de los individuos que presentan patologías crónicas; para las dos conductas evaluadas, la familia sería la principal red de apoyo y aspectos laborales como los horarios de trabajo y el entorno laboral, serían las principales barreras para la acción.
Conclusiones: los conductores presentan factores de riesgo condicionantes potencialmente modificables, que conllevan una alta probabilidad de desencadenar enfermedades cardiovasculares y que requieren intervención sanitaria que permita el fomento de la actividad física y alimentación saludable, para lograr establecerlas como conductas promotoras de la salud.

Palabras clave:

hábitos alimentarios ; actividad motora ; promoción de la salud ; modelos de enfermería

Title:

Health-promoting behaviors regarding healthy diet and physical activity in drivers in a private collective transporting company in Puerto Montt, Chile

Abstract:

Purpose: health-promoting behaviors regarding healthy diet and physical activity were analyzed in drivers in a private collective transporting company in Puerto Montt, Chile.
Methods: a quantitative, descriptive, non-experimental, cross-sectional study was carried out. We developed a questionnaire including conceptual items from Health promotion Model, supplemented with AUDIT test and Fagerstörm test. The questionnaire was completed by 38 participants meeting inclusion criteria. Data analyses were performed separately for participants with and without previously diagnosed chronic diseases to avoid bias risk in results.
Results: all participants were men and showed a high prevalence of overweight, abdominal obesity, high blood pressure and hyperglycemia. An inappropriate diet was observed in 74% of all participants, and in 90.9% of participants with chronic diseases. No physical activity was performed in 61% of all participants and in 81.8% of participants with chronic diseases. For both evaluated behaviors, family was the main support resource, and working aspects, such as working times and environment, appeared to be the main barriers to action.
Conclusions: drivers show several potentially modifiable risk factors, leading to a high probability of cardiovascular diseases, which requires health care interventions aiming at physical activity and health diet promotion, so that such behaviors become established as health-promoting activities.

Keywords:

eating habits; motor activity; health promotion; nursing models

Portugues

Título:

Promover comportamentos de saúde sobre alimentação saudável e atividade física em motoristas de transporte público de em particular desde a cidade de Puerto Montt, Chile

Resumo:

Objetivo: analisar condutas promotoras de saúde, quanto à alimentação saudável e atividade física, em motoristas de locomoção coletiva de uma empresa privada da cidade de Puerto Montt, Chile.
Metodologia: realizou-se um estudo quantitativo, descritivo, não experimental e transversal. Utilizou-se um questionário de elaboração própria que incluía aspetos conceituais do Modelo de Promoção da Saúde, complementando o teste AUDIT e o Teste de Fagerstörm, o qual se aplicou em 38 indivíduos que cumpriam com os critérios de inclusão. Analisou-se a informação separando os participantes com e sem patologias crônicas diagnosticadas, com o fim de evitar viés nos resultados.
Resultados: todos os sujeitos foram homens, evidenciando alta prevalência de sobrepeso, obesidade abdominal, cifras tensionais elevadas e hiperglicemia. O 74% apresento alimentação inadequada, chegando a 90,9% nos sujeitos com enfermidades crônicas. Quanto à atividade física, 61% referi não realizada, chegando a 81,8% do total dos indivíduos que apresentam patologias crônicas; para as condutas avaliadas, a família seria a principal rede de apoio e aspectos laborais, como horários de trabalho e clima laboral, seriam as principais barreiras para a ação.
Conclusões: os motoristas apresentam fatores de risco condicionantes potencialmente as modificáveis, que acarretam uma alta probabilidade de desencadear doenças cardiovasculares, e que requerem intervenção sanitária que permita o fomento da atividade física e alimentação saudável para lograr estabelecê-las como condutas promotoras de saúde.

Palavras-chave:

hábitos alimentares; atividade física; Promoção da saúde; Modelos de enfermagem

Introducción

En Chile, el modelo de atención integral de salud familiar y comunitaria y la programación de la red asistencial en salud establecen los lineamientos para las acciones de Atención Primaria, determinando enfoques de acuerdo con las necesidades prioritarias y con el perfil epidemiológico en el ámbito del país (1,2).

Entre dichos enfoques se encuentra el de género, que tiene en consideración los aspectos sociales que generan vulnerabilidades en algunas poblaciones, entre las que se encuentra la población masculina que trabaja, y que usualmente no acude con frecuencia a los servicios de salud (1-3).
Además, es relevante considerar que los factores de riesgo se encuentran dentro del tercer objetivo estratégico para la década 2011-2020, el cual indica que se debe reducir los factores de riesgo asociados a la carga de enfermedades a través de la formación de hábitos de vida saludables, dentro de este se encuentra el tema de “salud óptima”, teniendo como objetivo aumentar el número de personas con factores protectores para la salud (FPS) y que tiene como meta aumentar un 20% de la prevalencia de, al menos, cinco factores protectores para la salud en la población mayor de 15 años (1).

Es en esta población en la que se centra el interés de la presente investigación, la cual se abordó desde el Modelo de Promoción de la Salud de Nola J. Pender, desde el cual se hace mención a las motivaciones, barreras y aspectos facilitadores a los que un individuo se enfrenta para lograr una conducta promotora de salud y lograr con ello su bienestar (4).

Se escogieron dos conductas a evaluar: la alimentación y la actividad física, teniendo en consideración que estas son las medidas principales para evitar las enfermedades cardiovasculares, que en Chile son la principal causa de morbimortalidad. En el año 2012 se calcula que murieron por esta causa 17,5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo (5), por otro lado, el Instituto Nacional de Estadística (INE) establece que en Chile las enfermedades del sistema circulatorio presentan una tasa de mortalidad masculina de 159,8 por 100 mil habitantes (6); convirtiéndose en temas que necesariamente debe abordar el profesional de enfermería como parte de la promoción de la salud y prevención de la enfermedad, bien sea primaria o secundaria.

Se escogió una línea de colectivos de la ciudad de Puerto Montt, Chile, en quienes se establecieron factores de riesgo condicionantes y potencialmente modificables como son: la obesidad, obesidad abdominal y sedentarismo, aspectos que pese a ser evidentes, no se habían objetivado hasta el momento para establecer la magnitud del riesgo en esta población. La información del presente estudio se considera relevante en el marco de la intervención sanitaria en cuanto al fomento de medidas de autocuidado en este tipo de población, en la que está evidenciada la distancia que presentan hacia los servicios de salud y la necesidad de fomentar en ellos medidas de autocuidado que permitan mejorar su calidad de vida (7,8).

Actualmente existe poca información sobre el estado de salud de los conductores de locomoción colectiva en Chile, por lo cual se espera aportar información sobre esta temática para facilitar las intervenciones por parte de los profesionales sanitarios y, en particular, de los profesionales de enfermería en el marco de la gestión del cuidado que se lleva a cabo en la Atención Primaria en Salud.

Metodología

Se llevó a cabo un estudio de tipo cuantitativo, con un alcance descriptivo y correspondiente a un diseño no experimental y de corte transversal.

Los participantes del estudio fueron los conductores de la locomoción colectiva de una empresa privada, que desempeñan esta actividad laboral como única fuente de ingreso, con una edad mayor o igual a 20 años, sano o con patología de base.

El universo lo constituyó una muestra no probabilística de 70 individuos, que cumplió con los criterios anteriormente señalados, tras la aplicación del consentimiento informado 38 conductores aceptaron participar libre y voluntariamente, constituyéndose en la muestra con la que se trabajó. La recolección de datos se realizó durante el mes de noviembre de 2015, empleando un instrumento elaborado por los autores del estudio, el cual incluye aspectos sociodemográficos y la conducta promotora de salud en cuanto a alimentación saludable y actividad física, el que se complementó con el test AUDIT para clasificar el consumo de alcohol y el test de nicotina a los fumadores. El instrumento se aplicó a través de una entrevista individual. La validación del instrumento se realizó a través de prueba de expertos y test-retest, obteniéndose un alfa de Cronbach de 0,746.

Tras la recolección de la información se elaboró una base de datos en el programa Excel® 2013, para posteriormente realizar el análisis descriptivo. Es de destacar que la presente investigación fue aprobada por el Comité de Ética de la Universidad San Sebastián, ante el cual se presentó la propuesta de investigación. Para el desarrollo del marco ético, se tuvo en consideración los principios éticos de Ezequiel Emanuel, lo que incluía la descripción del proceso de consentimiento informado, el cual, si era aceptado por el individuo concluía con su aceptación verificada con la firma del mismo. Se garantizó a todos los individuos la confidencialidad de la información, para lo cual se tomaron los resguardos respectivos.

Resultados

En cuanto al perfil sociodemográfico, se logró determinar que los conductores profesionales de la locomoción colectiva son de sexo masculino, la mayoría se encuentra en la etapa del ciclo vital de adultez media (66%), predominan los sujetos que se encuentran casados (55%) y que tienen hijos (89%). En lo que respecta a la religión, los conductores refieren profesar alguna (89%), donde destacan la católica y evangélica. Se evidenció que todos los participantes poseen algún grado de instrucción formal, prevaleciendo la enseñanza media completa (42%).

Lo que concierne a los hábitos de la población estudiada, destaca el consumo de cigarrillo (45%) con muy baja dependencia a la nicotina (70%), y el consumo de alcohol (47%) con un beber sin riesgo según cuestionario AUDIT (94%).

En lo que se refiere al estado nutricional, la mayoría de los conductores presenta alteración nutricional por exceso (sobrepeso, obesidad grado I y obesidad grado II), siendo el sobrepeso prevalente en los individuos sin patologías crónicas (40,8%) y en los individuos con patologías crónicas (63,6%). Complementando la valoración se observó también un alto porcentaje de obesidad abdominal en los individuos sin patologías crónicas (77,8%), siendo un parámetro alterado en el total de los individuos con patologías crónicas diagnosticadas.

En relación a las enfermedades que presentan los sujetos de estudio, predomina la hipertensión arterial (36%), seguida de otras patologías (19%) y en último lugar por diabetes mellitus (9%). Es de destacar el alto porcentaje de la unión entre la hipertensión arterial y diabetes mellitus (36%).
En la evaluación de la presión arterial en los participantes del estudio que no posee hipertensión arterial diagnosticada prevalecen las cifras tensionales elevadas (81,4%), siendo además una característica que acompaña a todas las personas con diagnóstico de patología renal, respiratoria y diabetes mellitus. En los individuos que tienen diagnóstico de esta enfermedad destaca el alto porcentaje de cifras tensionales, que indican descompensación de la patología (75%).

Se obtuvieron glicemias capilares alteradas en la población que no presentan diabetes mellitus diagnosticada (44,4%), siendo prevalente en los individuos que presentan patología renal, respiratoria e hipertensión arterial (66,7%); se obtuvo además un alto índice de glicemias inestables en sujetos que poseen el diagnóstico de diabetes (80%).

Cabe señalar que en cuatro de los individuos evaluados y que no poseen diagnóstico de patologías crónicas, se encontraron parámetros alterados que sugieren la presencia de síndrome metabólico.

Al evaluar la conducta previa relacionada se identificó que la mayoría de los participantes mantiene una alimentación inadecuada (74%), alcanzando un menor porcentaje en los individuos que no presentan patologías crónicas (66,7%), en comparación con aquellos que sí las presentan (90,9%). En ambas subpoblaciones se advirtió un consumo deficiente de alimentos como pescado, frutas y agua, y un bajo consumo de azúcar o endulzante (nunca/rara vez); en cuanto a los alimentos como pollo, pavo o carne sin grasa, arroz, papas o fideos, y verduras se clasificó como adecuado.

Al realizar la diferenciación entre individuos que no presentan patologías crónicas y quienes sí las presentan se pudo apreciar que los primero consumen mayor cantidad de pan (81,5%) y alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol (63%), en comparación con los usuarios que sí poseen estas patologías. En cuanto al consumo de legumbres y huevo se pudo apreciar que los participantes crónicos son los que poseen un consumo mayor (54,6% y 72,7%, respectivamente).

En cuanto a las principales barreras percibidas para mantener una alimentación saludable, los individuos que no presentan patologías crónicas identificaron que la principal se debe a los horarios de trabajo (50%), mientras que los sujetos que sí las presentan indicaron que dicha barrera era representada por el entorno laboral (40%); además, refieren que de llegar a adquirir este hábito podría mejorar o mantener su salud, lo cual se clasificó en un 83,2% para los participantes no crónicos y el 70% de los pacientes crónicos, como el beneficio percibido para la acción.

Respecto a los afectos relacionados con la actividad, los sujetos de estudio que no presentan patologías crónicas y los participantes que sí las presentan refieren sentir motivación al pensar en cambiar sus hábitos alimentarios (88,8% y 80%, respectivamente). Por otra parte, la familia es considerada como la principal influencia interpersonal (individuos no crónicos 94,4%, individuos crónicos 90%).

En relación a las influencias situacionales, los individuos que no presentan patologías crónicas consideran que el trabajo y entorno laboral facilitarían mantener una alimentación saludable (55,6%), a pesar de que fueron percibidos como la barrera para adoptar el hábito. Al contrario, los usuarios que presentan patologías crónicas presumen que la rutina de trabajo es un impedimento para establecer horarios de comidas, por lo tanto no facilitan mantener una alimentación saludable (60%).

En lo que respecta a las demandas y preferencias contrapuestas, el total de participantes, si tuviera la oportunidad, refiere que escogería alimentos saludables.

Al analizar la conducta previa relacionada, se estableció que el 61% de los participantes no realiza actividad física, siendo más evidente en los usuarios con patología crónica (81,8%), en comparación con aquellos que no poseen este tipo de enfermedad (51,9%).

Se observó que la principal barrera percibida para realizar actividad física de intensidad moderada o alta es la falta de tiempo por la jornada de trabajo (42,9% en individuos no crónicos y 44,5% en individuos crónicos).

En cuanto a los beneficios percibidos para la acción, el 57,2% de los encuestados sanos y el 33,3% de los que poseen patologías crónicas consideran que adoptar este hábito ayudaría a mejorar su condición de salud, a bajar de peso, mejorar su desempeño laboral y vivir más años para compartir con los suyos, no obstante, un porcentaje de participantes que presentan patologías crónicas considera como único beneficio el vivir más años para compartir con los suyos (33,3%).

Según los afectos relacionados con la actividad, los sujetos de estudio que no presentan patologías crónicas refieren sentir intranquilidad al no realizar actividad física (35,8%), mientras que aquellos que presentan patologías crónicas, dicen sentir motivación al pensar en llevarla a cabo (33,4%).

Por otra parte, la familia es considerada como la principal influencia interpersonal, tanto para los sujetos de estudio que no presentan patologías crónicas (50%) como aquellos que tienen enfermedades crónicas establecidas (66,7%).

En lo que respecta a las demandas y preferencias contrapuestas se puede indicar que el total de los participantes que no presentan patologías crónicas, realizaría actividad física si contaran con tiempo y apoyo. En cuanto a los sujetos que sí las presentan, un alto porcentaje llevaría a cabo esta conducta promotora de salud (77,8%).

Respecto a la autoeficacia percibida, un alto porcentaje de participantes que no presentan patologías crónicas (85,7%) y que sí las presenta (88,9%), se sienten capaces de asumir la actividad física como un hábito.

Discusión

En cuanto al perfil sociodemográfico de los individuos evaluados, se pudo establecer que en su totalidad eran de sexo masculino, la mayoría casados y en la etapa del ciclo vital de adultez media, estos datos concuerdan con estudios realizados en este tipo de poblaciones (9,10).

Se encontró un bajo porcentaje de consumo de tabaco, en cuanto al consumo de alcohol más de la mitad de los sujetos de estudio refirió consumir, estos datos difieren de los hallazgos del estudio realizado en Monte Carlos, Brasil, el año 2011 por Farias et al., donde se menciona que un 81,1% de la población consume cigarrillos; y un 58% que no consume bebidas alcohólicas (10).

En cuanto a los resultados para el IMC indicaron alta prevalencia de sobrepeso, y en su mayoría obesidad abdominal, datos que se asemejan a los encontrados en diferentes estudios (7,9-11).

Respecto a la medición de presión arterial, arrojó que un alto porcentaje de los conductores que no poseen diagnóstico de hipertensión arterial se encuentran en rangos mayores o iguales a 140/90 mmHg y para la medición de glicemia capilar, la mitad de la población arrojó rangos alterados.

Las cifras tensionales elevadas coinciden con los resultados del estudio realizado en Brasil en el 2011 (9), en el cual se encontró respecto a la presión arterial sistólica que el 70,9% de la población estaba en la categoría de prehipertensión y el 6,4% en la de hipertensión. En relación con la cifra de presión diastólica, el 52,8% fueron clasificados como prehipertensos y el 31% como hipertensos.

Se encontró un estudio de referencia realizado en Bogotá-Colombia (12), en el cual se indicó que solo el 1% de los conductores posee glicemia alterada, datos que difieren de los encontrados en la presente investigación.

La presencia de patologías crónicas, como la diabetes mellitus, hipertensión arterial, patología renal o respiratoria, coinciden con las cifras reportadas por parte del Ministerio de Salud de Chile (3), en consideración del ciclo vital de los participantes.

Para la variable alimentación se evidenció un alto consumo de alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol, además de un consumo excesivo de azúcar, datos que se asemejan a lo referenciado en otros estudios (10).

El consumo de pescado al menos dos veces a la semana, así también en el caso de consumo de ocho vasos de agua al día, último aspecto que ha sido evidenciado en otros estudios de investigación realizado en conductores (13).

En cuanto a las variables que se desprenden del modelo de Promoción de la Salud de Nola Pender, se evidenciaron como barreras para mantener una alimentación saludable por parte de los participantes: el horario de trabajo, el entorno laboral y el desconocer cómo realizarla. En cuanto a los beneficios percibidos, la mayoría refirió que al implementarla les permitiría mejorar y mantener su salud, aspecto que coincide con estudios realizados en el contexto nacional (14).

Se evidenció que la mayoría de los participantes no realizaba actividad física, lo cual coincide con un estudio llevado a cabo en Colombia en 2008 (15). Los participantes tuvieron una alta percepción de beneficios para realizar actividad física, y la mayoría coincide en que la falta de tiempo es la principal barrera, aspecto que coincide con lo expuesto por otras poblaciones (14).

Conclusiones

Respecto al perfil sociodemográfico de los participantes se pudo establecer que en su totalidad son de sexo masculino, la mayoría están en la adultez media, se encuentran casados y tienen hijos, generalmente profesan alguna religión y todos poseen algún grado de instrucción formal.

Se evidenció que la población evaluada presenta factores de riesgo condicionantes para enfermedades cardiovasculares los cuales son potencialmente modificables, entre ellos: la alteración nutricional por exceso manifestado por un índice de masa corporal elevado y obesidad abdominal, consumo de cigarrillo (con muy baja dependencia a la nicotina), y consumo de alcohol con un beber sin riesgo.

En los conductores que presentan enfermedades predomina la hipertensión arterial, seguida de diabetes mellitus, además existe una población considerable que presenta la asociación de las dos patologías.

Cabe señalar que en la población sin diagnóstico de hipertensión arterial, prevalecen las cifras tensionales alteradas, y en aquellos que poseen la enfermedad se apreció descompensación de su patología. Del mismo modo se obtuvieron glicemias capilares alteradas en la población que no presenta diabetes mellitus diagnosticada, y en aquellos que poseen el diagnóstico se observó un alto índice de glicemias inestables.

Es de relevancia mencionar que se pesquisó en cuatro sujetos del estudio un conjunto de alteraciones físicas y metabólicas, consistente con síndrome metabólico, los cuales fueron derivados para asistencia.

Al evaluar la conducta previa relacionada se observó que un alto porcentaje de la población estudiada mantiene una alimentación inadecuada y es sedentaria, por ende, no presentan una conducta promotora de salud en cuanto a alimentación saludable y actividad física.

Se apreció que los participantes del estudio reconocieron a la familia como red de apoyo, constituyendo su principal influencia interpersonal. Respecto a las demandas y preferencias contrapuestas, consideran que en condiciones óptimas y recibiendo el apoyo tanto laboral como familiar, escogerían alimentos saludables y realizarían actividad física.

En cuanto a los afectos relacionados con la actividad, se identificaron sentimientos positivos para la adopción de ambas conductas promotoras de salud, a su vez se pudo apreciar una alta percepción de los beneficios que se producirán al adoptar los hábitos, al igual que alta autoeficacia percibida, por consiguiente una menor percepción de las barreras para asumir las conductas promotoras de salud.

Las percepciones personales de los participantes sobre las influencias situacionales de su ocupación laboral, no son concluyentes respecto a si pueden facilitar o impedir asumir ambas conductas promotoras de salud.

Referencia a normas éticas observadas y conflictos de intereses

Las referencias éticas de la investigación han sido descritas en la metodología, y se contó con la aprobación del comité de ética de la Universidad San Sebastián. Por otra parte, es importante aclarar que la investigación de la cual se desprende el presente artículo tuvo la participación de la licenciada en Enfermería Constanza Vega Garay, sin embargo, la autoría del mismo ha estado a cargo de los autores que figuran al comienzo.

Bibliografía

  1. Ministerio de Salud, Chile. Orientaciones para la planificación y programación en red 2014. Chile. 2013.
  2. Ministerio de Salud, Chile. Orientaciones para la implementación del modelo de atención integral de salud familiar y comunitaria dirigidos a equipos de salud. 2012. [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://web.minsal.cl/portal/url/item/e7b24eef3e5cb5d1e0400101650128e9.pdf
  3. Ministerio de Salud, Chile. Implementación del Enfoque de Riesgo en el Programa de Salud Cardiovascular. Chile. [Internet]. [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://web.minsal.cl/portal/url/item/787e4765248bc9e0e04001011f0172b5.pdf
  4. Sakraida T, Pender NJ. Modelo de promoción de la salud. En: Alligood MR, Raile M (eds.). Modelos y teorías en enfermería. 8ª ed. Madrid: Elsevier; 2014. p. 452-64.
  5. Organización Mundial de la Salud. Alcohol. [Internet] 2015. [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs349/es/2015
  6. Instituto Nacional de Estadísticas. Aspectos Demográficos: Población y Sociedad. [Internet] 2008 [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://www.ine.cl/canales/chile_estadistico/demografia_y_vitales/demografia/pdf/poblacion_sociedad_enero09.pdf
  7.  Zimmermann M, González M, Galán I. Perfiles de exposición de riesgo cardiovascular según la ocupación laboral en la Comunidad de Madrid. Rev. Esp. Salud Publica [Internet] may/jun 2010 [citado 12 sep 2016];84(3). Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-57272010003300008
  8. Valencia Garcés CA, Giraldo Osorio A, Toro Rosero MY, Palacio Rodríguez S, Macías Ladino AM. La promoción de la salud como estrategia para el fomento de estilos de vida saludables. Revista Hacia la Promoción de la Salud [Internet] 2010, 15 (enero-junio) [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=309126693010
  9. Pastréllo R, Carniatto J, Rodrigues C, Favareto J, Leitao F, Oliveira F. La prevalencia de la obesidad y la hipertensión arterial en una población de conductores profesionales de autobuses de la carretera interestatal. ConScientiaeSaúde [Internet] 2011 [citado 12 sep 2016];1(3):494-9. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/929/92920013012.pdf
  10. Alquimim AF, Barral AB, Gomes KC, Rezende MC. Avaliação dos fatores de risco laborais e físicos para doenças cardiovasculares em motoristas de transporte urbano de ônibus em Montes Claros (MG) Ciênc. saúde coletiva [Internet]. 2012 Aug [citado 12 sep 2016];17(8):2151-8. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1413-81232012000800025&lng=en
  11. Tibiletti Balieiro LC, Thomazetto Rossato L, Waterhouse J, Lemos Paim S, Mota MC, Crispim Cibele A. Nutritional status and eating habits of bus drivers during the day and night Chronobiology international [Internet] 2014 [citado 12 sep 2016];31(10):1123-9. Disponible en: http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.3109/07420528.2014.957299?journalCode=icbi20
  12. Chaparro P, Guerrero J. Condiciones de trabajo y salud en conductores de una empresa de transporte público urbano en Bogotá D.C. Salud Pública [Internet] 2001 [citado 12 sep 2016];3(2):171-87. Disponible en: http://www.revistas.unal.edu.co/index.php/revsaludpublica/article/viewFile/18674/19570
  13. Sequeira P. Evaluación antropométrica y educación nutricional a los conductores de autobús con sobrepeso y obesidad. Revista Costarricense de Salud Pública [Internet] 2012 [citado 12 sep 2016];21(2). Disponible en: http://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1409-14292012000200005&lng=en
  14. Cadem. Encuesta de opinión pública calidad de vida y vida sana [Internet] 2013 [citado 12 sep 2016]. Disponible en: http://www.msgg.gob.cl/wp-content/estudios/3/CADEM/2013-11.pdf
  15. Becerra Martínez MM, Díaz Heredia LP. Nivel de actividad física, beneficios, barreras y autoeficacia en un grupo de empleados oficiales. Avances en enfermería [Internet] 2008 [citado 12 sep 2016];26(2):43-50. Disponible en: http://revistas.unal.edu.co/index.php/avenferm/article/view/12897/13657