Bancos de leche, la solidaridad que alimenta a los más pequeños

Lunes, 9 de mayo de 2016

NewbornMujer. 33 años. Primer embarazo. Mellizos. Cesárea prematura en la semana 26 de gestación. Tras estos datos se encuentra la historia de Irene, de Alma y de Enrique. Irene Manzano tuvo a sus bebés en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, tras esta experiencia inesperada y difícil, le informaron de la existencia de los bancos de leche materna, un lugar donde las madres donan parte de su leche para que los recién nacidos más vulnerables, que por diversas causas no pueden ser alimentados o lo son de forma parcial por sus madres, puedan recibir alimentación con leche materna.

“La función fundamental de los bancos de leche es suministrar leche humana con todas las garantías de calidad y seguridad para aquellos lactantes que lo necesiten. Además, existen otros objetivos secundarios que tienen que ver con la promoción de la lactancia y dar a conocer los beneficios de la leche materna”, explica el Dr. Antoni Gayà, presidente de la Asociación Española de Bancos de Leche Humana.

Desde el primer tercio del siglo XX existen bancos de leche en distintos países, su uso disminuyó durante los años 80, época en la que se produjo un importante desarrollo de fórmulas lácteas para prematuros. Sin embargo, esta desaceleración fue algo temporal, ya que en la actualidad se encuentran implantados por todo el mundo y su demanda va en aumento. En España son varias las peticiones que se han realizado en el último mes, como es el caso de María García, enfermera de la Unidad de Neonatos del Hospital Universitario de Cruces (Vizcaya), quien ha encabezado una recogida de firmas para propiciar la creación de un banco de leche en Euskadi.

El primer banco de leche en España, el Banc de Llet Materna de las Islas Baleares, fue creado en 2001. El segundo se encuentra en Madrid. Mª Ángeles Morante Santana es enfermera del Banco Regional de Leche Materna Aladina MGU, banco del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid. Explica que este banco se abrió en el año 2007, desde junio de 2014 se ha convertido en Banco Regional y “en la actualidad sirve leche humana donada pasteurizada a los niños de cinco hospitales de Madrid: Hospital Universitario La Paz, Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda, Hospital Universitario Severo Ochoa (Leganés), Hospital Clínico y al propio Hospital Universitario 12 de Octubre”, apunta.

Perfil de la donante y del receptor

El perfil más común de donante es una mujer joven, universitaria y con pareja estable, pero principalmente las madres que tienen ingresado a su hijo en el Servicio de Neonatología afirma Mª Ángeles Morante. “Dependiendo de cada banco se tiene un perfil mayoritario diferente, se trata por tanto de un perfil heterogéneo. Hay bancos que están localizados en unidades de neonatos de un hospital, por lo que la mayoría de sus donantes son aquellas mujeres que tienen su hijo ingresado… Otros, sin embargo, no están centralizados, sino que tienen que desplazarse hasta ellos”, apunta el Dr. Gayà.

En el hospital madrileño “la demanda ha sido creciente, así como el número de donantes —afirma Morante—. Desde su apertura, más de 1.100 madres han donado su leche, lo cual ha beneficiado a más de 2.500 niños. En el año 2015, se han hecho donantes 226 mujeres, se han procesado 1.459 litros de leche, que han recibido 541 recién nacidos en cinco hospitales diferentes de la Comunidad de Madrid. En breve, el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, se convertirá también en centro receptor”.

Los receptores habituales de leche donada son los prematuros menores de 32 semanas de gestación o menores de 1.500 g de peso al nacer, cuyas madres no pueden proporcionar suficiente leche por diferentes razones. “Otros receptores son niños con enfermedad quirúrgica abdominal, cardiopatías y otras enfermedades por las que tienen un mayor riesgo de padecer una grave alteración intestinal denominada enterocolitis necrotizante. La administración se hace siempre bajo prescripción médica y se dispensa la leche demás adecuada a las necesidades de receptor”, señala Mª Ángeles Morante.

Proceso de donación

La donación es voluntaria y altruista, afirma Morante. Si una madre está interesada en la donación debe ponerse en contacto con un banco de leche que le informe del procedimiento a seguir. “En nuestro banco —continúa— a todas las posibles donantes se les realiza una encuesta de salud y de hábitos de vida y dieta, y se extraen serologías para VIH, VHB, VHC y sífilis. Se les dan normas de extracción y conservación de la leche tanto de forma oral como escrita, resaltando la importancia de mantener la cadena del frío. Firman un consentimiento informado para la donación, y si procede también para la investigación. Se les suministra todo el material necesario para la donación”.

La extracción de leche se puede realizar en el domicilio, conservarla congelada y transportarla al banco como máximo cada 15 días, siempre y cuando se disponga de congeladores adecuados. Otro tipo de donación proviene de madres que han tenido a sus hijos ingresados en el Servicio de Neonatología como es el caso de Irene Manzano y sus mellizos: “el banco de leche beneficia… en todo… si yo no puedo extraerme la leche, sé que puedo contar con la de otras mamás”, comenta agradecida.

La figura de la matrona en el proceso de información

Pese a la creciente proliferación y demanda de los bancos de leche, no todos los futuros padres saben de su existencia y de su labor. Por ello, el papel de los profesionales enfermeros es fundamental en el proceso de información, la matrona, sin duda, es una figura de especial interés.

“Es un papel muy importante —señala el Dr. Gayà en relación al papel de la matrona— porque desde las clases de preparación al parto ya informan a la madre sobre los temas de lactancia, y también se incluye información sobre la existencia de bancos de leche y la posibilidad de hacerse donante. Posteriormente, después del parto, muchas madres reciben esta información a través de la matrona”.

“En un estudio entre nuestras donantes —explica Morante— hasta un 24,2% de ellas conoció el banco de leche a través de los medios de comunicación. Muchas otras conocen su existencia a través de los profesionales sanitarios, en especial de las matronas, o por otra madre donante. También muchas familias lo descubren por internet”.

¿Hacia dónde se encamina la investigación referente a los bancos de leche?

En el pasado mes de abril tuvo lugar la VII Reunión Nacional de Bancos de Leche Materna Humana, en el cual se presentó la guía definitiva para todos los bancos, “el objetivo es mantener una cierta homogeneidad en todos los bancos, los mismos estándares, la misma lista de enfermedades excluyentes, en definitiva, buscamos la unificación de criterios”, explica el Dr. Gayà. Además, se abordó la posibilidad de nuevos métodos para el tratamiento de la leche, alternativas a la pasteurización, ya que esta, si bien preserva y mantiene la leche más segura y con menos contaminantes, también es cierto que elimina una pequeña parte de los componentes beneficiosos de la leche. No obstante, la ecuación resultante sigue siendo muy óptima para el desarrollo y crecimiento del recién nacido.

Por su parte, en el hospital madrileño 12 de Octubre tienen en desarrollo también diversas líneas de investigación. “Nos interesa conocer los aspectos que faciliten la donación e investigar en temas relativos a la calidad de la leche donada que llega a los niños. Por ejemplo, actualmente estamos estudiando la manera más segura en la limpieza de los sacaleches y cómo influye la dieta de la donante en la composición de la leche. Además, investigamos sobre los procedimientos a los que sometemos a la leche y cómo mejorarlos para conseguir una leche aún más nutritiva”, cuentan desde el hospital.

Los bancos de leche se han convertido en una alternativa solidaria que proporciona a los recién nacidos el mejor alimento para su desarrollo y fortalecimiento. Irene, Alma y Enrique son tan solo un ejemplo de la gran labor que desempeñan.

 

banco de leche, Bebés, enfermera, lactancia

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*