Clarissa Barton: “El Ángel del Campo de Batalla”

Jueves, 24 de marzo de 2016

Clara-BartonEl 25 de diciembre de 1821 nació en Oxford Clarissa Harlowe Barton, en el seno de una familia defensora de los derechos de los esclavos, un movimiento conocido como abolicionismo.

Barton fue una mujer que pronto empezó a sentir una especial inclinación hacia la Enfermería, no en vano, era descendiente de Martha Ballard, una sanadora y comadrona que dedicó toda su vida a cuidar a los demás. Barton fue una de las enfermeras humanitarias pioneras de Estados Unidos, llamada “El Ángel del Campo de Batalla”. Antes de ejercer como enfermera, Barton fundó una escuela gratuita que más tarde abandonaría, cuando el gobierno impuso un director.

Al estallar la Guerra Civil, se ofreció como enfermera voluntaria para hacerse cargo de los heridos. Comenzó viajando en las ambulancias del ejército, pero al poco tiempo pidió poder introducirse en el campo de batalla, donde se encontraban las víctimas más graves. Después de varias peticiones fallidas, en julio de 1862 le fue permitido llegar hasta los puntos más estratégicos de la contienda. Fue nombrada por Abraham Lincoln “superintendente de enfermeras”. Cuando la guerra terminó, organizó una campaña para la búsqueda de los soldados perdidos.

En 1869, y por prescripción médica, decidió marchar a Europa para intentar descansar. Sin embargo, volvió a ejercer de enfermera en una guerra, esta vez en el conflicto franco-prusiano que terminaría con el imperio de Napoleón III.

Es considerada la fundadora de la Cruz Roja Americana, para dar ayuda en todo momento y no solo en caso de guerra. Luchó incansablemente para que el gobierno firmara el tratado de Ginebra, que garantiza el cuidado de enfermos y heridos, así como la sepultura de los muertos en caso de beligerancia.

 

enfermería, historia, homenaje, monumentos enfermeros

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*