Decreto para regular la categoría de la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria

Viernes, 28 de junio de 2013

© CS. Goya

Una vez concluida su formación, los enfermeros especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria no pueden optar a plazas de su especialidad al no estar reconocida su correspondiente categoría en la Sanidad, por lo que la Comunidad Valencia ha reclamado la constitución de plazas específicas para estos especialistas.

El presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC), José Ramón Martínez, junto a los enfermeros especialistas en Enfermería Familiar y Comunitaria, ha reclamado la creaciónde plazas específicas en la Sanidad para estos especialistas. Todas las comunidades autónomas salvo las de Asturias, La Rioja y Navarra, disponen de unidades docentes para esta especialidad, desde septiembre de 2010, en las que se forman los enfermeros internos residentes (EIR) en Enfermería Familiar y Comunitaria. Pero una vez finalizada la etapa formativa, los enfermeros no disponen de puestos de trabajo específicos a los que puedan optar, por lo que desde la Comunidad Valenciana se ha reinvindicado que se solucione esta situación.

El consejero de Sanidad de la citada Comunidad, Manuel Llombart, ha publicado un Decreto, a 7 de junio, “por el que se regula la categoría de enfermera familiar y comunitaria como personal estatutario de la Agencia Valenciana de Salud, y se le asigna un sueldo mensual que oscila entre los 2.054 y los 2.175 euros, con pagas extra aparte.

«Es es el primer paso para solucionar la ausencia de este puesto específico en el sistema sanitario público. No tiene ningún sentido que las administraciones hayan invertido mucho dinero en la formación de estos profesionales y, después, no exista la posibilidad de que ejerzan ese oficio y se reviertan así a las arcas públicas lo que ha costado instruirlas”, explica a Redacción Médica José Ramón Martínez.

“Tras este logro”, según el presidente de la AEC, “se espera que el resto de Comunidades Autónomas sigan la estela de la decisión de Llombart. Hemos escrito a todos los demás consejeros de Sanidad autonómicos en este sentido, pero de momento no se ha obtenido respuesta, aunque aún es prematuro para obtenerla. Antes de la publicación del Decreto en el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana, la AEC ya emitió diversos comunicados denunciando su problema y también entonces se dirigió por escrito a los titulares de los departamentos de Salud regionales que disponen de unidades docentes en la especialidad. Solo el consejero de Cataluña, Boi Ruiz, nos contestó entonces diciendo que estaban valorando la situación”.

Una elevada inversión en especialistas que no se recupera

Asimismo, José Ramón Martínez ha señalado que “solo en las primeras 132 especialistas que, en mayo de este año, han concluido su formación, se han invertido más de cinco millones de euros, a los que hay que añadir los más de cuatro millones de euros que ya se han invertido en el primer año de las 219 especialidades en formación, así como los casi 13 millones de euros que se invertirán en su segundo año y en los dos años de las nuevas 214 residentes recién incorporadas. Es decir, más de 22 millones de euros, sin que se haya previsto cómo revertir tan importantísima inversión”.

La formación del enfermero especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria se ajusta  al esquema formativo común que siguen las profesiones sanitarias en este ámbito asistencial, es decir, el residente pasa por distintos centros asistenciales, como son centros de salud, hospitales, centros sociosanitarios, de salud pública, deportivos, etc.), donde un tutor realiza su seguimiento y valora si le concede o no la titulación, evaluando al enfermero según el plan de competencias establecido.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*