Dormir bien, la mejor batalla contra el dolor

Martes, 9 de mayo de 2017

El control del sueño, el café y fármacos que potencien la vigilia diaria pueden ser las claves para los pacientes con dolor crónico. Parece demostrado que la calidad del sueño del paciente incide directamente en el  comportamiento de su cuerpo frente al dolor.

El estudio publicado en la revista Nature Medicine y coordinado por Alban Latremoliere, del Hospital Infantil de Boston y Chloe Alexandre, del Centro Médico Beth Israel Deaconess,  dormir mal nos hace más sensibles al dolor. Para dicho estudio se han utilizado ratones a los que se les ha privado del sueño mediante actividades que les divertían y entretenían. Cabe indicar que los animales estaban constantemente controlados para que no hiciesen actividades estresantes, puesto que lo que se buscaba era una vigilia tranquila nocturna. Posteriormente, al inducirles situaciones de dolor controladas como presión, calor, frío, los animales mostraron una mayor sensibilidad. El hecho más interesante es que analgésicos como el ibuprofeno o la morfina no bloquearon la hipersensibilidad inducida. Sin embargo los productos para promover la vigilia como son el café o el modafinilo (neuroestimulante) bloquearon con éxito esta hipersensibilidad.

Todo esto parece conducir a una serie de conclusiones. La primera es que el control adecuado del sueño puede ayudar a soportar situaciones de dolencias, temporales o crónicas. La segunda es que, a pesar de lo que podamos pensar en un primer momento, tener una buena vigilia diurna,  apoyada en sustancias como el café o fármacos estimulantes específicos, será también beneficiosos para combatir el dolor. Y por último señalar la ineficacia de los analgésicos comunes si el paciente no duerme bien.

Café, calidad del sueño, Dolor crónico, estimulantes

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*