El ‘caso Gürtel’ pasa factura a Ana Mato, que presenta su dimisión como ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Jueves, 27 de noviembre de 2014

Dos meses después de conocerse la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, ex ministro de Justicia que provocó la primera gran crisis en el Partido Popular, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, confirmara la retirada de la reforma de la ley del aborto, ayer por la tarde le tocó el turno a Ana Mato, hasta hace pocas horas ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, presentando su renuncia al saberse imputada por el juez Ruz debido al caso ‘Gürtel’, una trama que, cinco años después de salir a la luz, y tras haber sido denunciado por el propio Mariano Rajoy, salpica de lleno a la Sanidad, pasando una nueva factura que parece no tener fin.

El juez Pablo Ruz sostiene en el auto que lleva a juicio a 45 personas por la primera etapa de la actividad de la trama corrupta, que el PP se benefició de los negocios ilegales en los que participaron al menos dos alcaldes populares y por ello se deberá responder del daño a título lucrativo. En este sentido, la dimisión de Mato llega horas después de que el juez Ruz haya propuesto juzgarla por haber disfrutado y haberse beneficiado de servicios turísticos y regalos sufragados por la trama Gürtel.  ana

Criticada por la oposición por los recortes realizados en su Departamento y, más reciente, por la gestión sanitaria del ébola, Ana Mato -que formó parte del equipo más estrecho de colaboradores que aupó a Rajoy a la Moncloa- ha decidido renunciar a su cargo por el escándalo de los regalos realizados por la red que dirigía Francisco Correa a su ex marido Jesús Sepúlveda.

Según el auto de Ruz, Mato y sus hijos se habrían beneficiado de «regalos en forma de servicios turísticos» de la trama Gürtel entre los años 2000 y 2004, por valor de 31.580 euros, incluyendo billetes de avión, tren, alquiler de coches y alojamiento en hoteles de España y del extranjero.

Por ello,el juez pide a la ya ex ministra que designe abogado y se persone así en el proceso, abriendo un plazo de treinta días para que la Fiscalía Anticorrupción, las acusaciones del caso y los abogados de los imputados presenten sus correspondientes escritos de acusación y defensa, tras lo que se abriría juicio oral.

Ana Mato ‘no estará sola’ en el banquillo de los acusados

Desde que el juez Baltasar Garzón, hoy fuera de la judicatura por ordenar escuchas en la cárcel a los abogados de los corruptos, puso en marcha la operación para desmantelar la más extensa trama de corrupción vinculada a un partido político que se ha conocido en democracia, una decena de ex dirigentes del PP, alcaldes, diputados, consejeros autonómicos, que colaboraron con sus acciones como cargos públicos al enriquecimiento de la trama empresarial que dirigía Francisco Correa, se sentarán en el banquillo de los acusados junto con Ana Mato.

Sin duda esa imagen será todo un símbolo de una época de corrupción y mentiras que no sólo pone bajo sospecha el mandato de Mariano Rajoy al frente del PP, sino también el de Esperanza Aguirre, ex presidenta de la Comunidad de Madrid con aspiraciones a la alcaldía de la capital y que también ha tenido ‘problemas’ con la justicia.

Cabe destacar que, según fuentes próximas al Ministerio de Sanidad, aseguran que Ana Mato pretende quedarse en la Cámara Baja y realizar el trabajo parlamentario que le asigne el Grupo Popular, a pesar de que la oposición está reclamando también que renuncie al escaño tras conocerse la imputación.

 

Ana Mato, caso Gürtel, dimisión, Fiscalía Anticorrpución, imputación, juez Ruz, Ministerio de Sanidad, ministra de Sanidad, renuncia, sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*