El Consejo de Ministros aprueba un Real Decreto que permite a las autonomías la incorporación excepcional de personal facultativo y no facultativo

Miércoles, 30 de septiembre de 2020

El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto-Ley con medidas que permiten a las autonomías y al INGESA la incorporación excepcional de profesionales facultativos y no facultativos, para abordar la pandemia de la COVID-19. En esta legislación, informan desde el Ministerio de Sanidad en un comunicado, se contempla la posibilidad de que se pueda contratar a los trabajadores que tienen el grado, la diplomatura o la licenciatura correspondiente pero no cuentan con el título de especialista reconocido en España, para desempeñar tareas propias de dicha especialidad.

De esta forma, se podrá proceder a la incorporación de los que hayan llevado a cabo las pruebas de formación sanitaria especializada de la convocatoria de 2019/20 que hayan superado la puntuación mínima, pero que han sido adjudicatarios de plaza, así como a los sanitarios que tengan título de especialista en un Estado no miembro de la Unión Europea, cuando el comité de evaluación haya emitido el informe-propuesta establecido en la legislación vigente.

Así, la normativa recoge que el contrato que se firme permitirá ejercer la actividad asistencial, y podrá prolongarse hasta doce meses, prorrogables en sucesivos periodos de tres meses. Asimismo, en la citada nota informativa destacan que el tiempo de servicios prestados se tendrá en cuenta para el reconocimiento de efectos profesionales del título de especialista.

Por otra parte, el este decreto contempla la prestación excepcional y transitoria de servicios de los enfermeros y médicos estatuarios, laborales y funcionarios, y señala que las autonomías podrán destinar el personal estatuario de enfermería y médico especialista de área de cualquier especialidad, dentro de su hospital, a unidades asistenciales de otra especialidad diferente cuando la cantidad de profesionales de estas últimas no sea suficiente a raíz de la pandemia. Con esto se pretende prestar atención sanitaria a los afectados de estas unidades, siempre que esté garantizada también en las de origen.

Por otro lado, las comunidades podrán convenir que los profesionales enfermeros y médicos especialistas estatuarios que desempeñen en hospitales puedan hacerlo en centros de Atención Primaria de su área de influencia, para reforzarla, siempre que esté garantizada la atención en los servicios de origen. Asimismo, podrán destinar al personal estatuario de enfermería, medicina de Atención Primaria, de forma excepcional y transitoria, a trabajar en los hospitales de referencia o de campaña, en función de las necesidades.

En cuanto al personal funcionario autonómico o laborar que ejerza en establecimientos sanitarios públicos, podrá destinarse a cualquier dispositivo asistencial del Sistema Nacional de Salud, destacan desde el Ministerio de Sanidad.

De acuerdo con los datos ofrecidos en el mencionado comunicado, las autonomías podrían realizar la incorporación de hasta 10.000 profesionales sanitarios facultativos; en total, de los efectuaron las pruebas de formación sanitaria especializada de medicina en la convocatoria 2019/20, 4.557 no tienen plaza, 2.802 de psicología, 917 de farmacia, 557 de biología o 161 de química. Por otra parte, el número de profesionales extracomunitarios que se pueden incorporar con esta medida se sitúa en 234, 153 están pendientes de la realización de prácticas profesionales, 81, de formación complementaria y 282, de la superación de una prueba teórico práctica.

Noticias relacionadas

Consejo de Ministros, COVID-19, Incorporación extraordinaria, Ministerio de Sanidad, Personal facultativo y no facultativo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*