El equipo del paritorio del Hospital Infanta Elena comparte la emocionante historia de un parto en plena borrasca Filomena

Martes, 19 de enero de 2021

Durante la borrasca Filomena, que colapsó y sembró el caos en muchas ciudades, muchas carreteras tuvieron que cerrarse, algunos ciudadanos tuvieron que dejar sus vehículos abandonados, los colegios cerraron, el transporte público se canceló y muchos profesionales sanitarios tuvieron que doblar, e incluso triplicar turnos, debido a que no podían regresar a sus domicilios o en cambio para ayudar a sus compañeros que no podían trasladarse para trabajar hasta el centro sanitario pertinente.

Entre todo el caos también ocurrieron historias bonitas, y el equipo del paritorio del Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro ha querido compartir una de ellas, se trata de la historia de una mujer que se había puesto de parto y tuvo que ir sola hasta el hospital, a la que tuvo que trasladar un coche de rescate de protección civil, cogida de la mano por la ventanilla de los vecinos para ayudarla con las contracciones mientras intentaban empujar el coche.

«Queremos contaros una historia con un final feliz que nos ha dado toda la energía que necesitábamos después de despertarnos con la idea de no saber cómo ni cuando vamos a volver a casa.

Esta mañana han llamado de la urgencia para avisar de que subía una gestante a término traída por la ambulancia con parto inminente. La heroína de esta historia ha llegado al hospital en un coche de rescate de protección civil, sola, sin su marido. Dice que durante el camino, muchos vecinos ayudaron a empujar el coche y una mujer le cogió la mano por la ventanilla mientras venían contracciones.

Por fin ha llegado a paritorio, con 10cm de dilatación y la bolsa integra. Contándonos con mucha pena que su marido no la había podido acompañar por las circunstancias, tenían otro peque en casa de 4 años.

Tras varios pujos, la bolsa que permanecía integra ha dado un poquito de tiempo a esta niña para nacer y es que,a los pocos minutos, su padre ha podido llegar al hospital después de caminar atravesando la nieve desde la estación (5km) cargando con todas las bolsas!

El reencuentro entre la pareja ha sido muy muy emocionante, entre lágrimas que nos han contagiado. Casualmente (o no) a los pocos minutos de llegar su papá, la bolsa amniótica se rompió espontáneamente y acto seguido nació esta pequeña valiente (todos hemos pensado que estaba esperando a su papá.

Ver sus caras de felicidad y plenitud después de lo que han vivido nos ha dado la energía que necesitábamos para seguir acompañando nacimientos hasta que puedan llegar nuestras compañeras a darnos este ansiado relevo», relatan en la cuenta de Instagram de @parir.envaldemoro.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @parir.envaldemoro

Noticias relacionadas

Filomena, Hospital Universitario Infanta Elena, Instagram, parto, viral

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*