El papel de las matronas: atención integral a la mujer

Jueves, 8 de marzo de 2018

Los próximos 31 de mayo y 1 y 2 de junio, la Asociación Española de Matronas celebrará, en la ciudad de Santander, la decimonovena edición de su congreso nacional, un evento con una gran trayectoria y un amplio programa científico centrado en la citada especialidad enfermera.

Hemos hablado con Rosa Plata, presidenta de la asociación, sobre diversos aspectos del congreso, la función de las matronas en la enfermería actual y la evolución de la profesión a lo largo de los 19 años que alcanza el congreso y las perspectivas que plantea el futuro.

Pregunta: ¿Qué objetivos persigue la Asociación española de Matronas con la celebración de su congreso nacional?

Respuesta: Efectivamente hay una pluralidad de objetivos a la hora de presentar un congreso nacional. Destacaría algunos de ellos, como conocer, a través de expertos de probado reconocimiento, las tendencias y prácticas en innovación asistencial en el campo de la salud sexual y reproductiva de las mujeres que devienen en cambios en la forma de ofertar los cuidados a las mujeres; analizar los resultados de las innovaciones que concluyen resultados positivos en la asistencia materno-infantil.

También buscamos someter a juicio la enseñanza ­y el aprendizaje de los nuevos profesionales a fin de identificar recursos de mejora y compartir experiencias docentes; promover la actividad investigadora a la vez que facilitar un espacio para la difusión de investigaciones, estudios, conclusiones.

Asimismo, ofrecemos un foro de discusión y de encuentro entre profesionales para promover el intercambio de conocimientos y experiencias, la colaboración entre colegas, a veces, proporcionar motivación para muchos e incluso lograr acuerdos de trabajo conjunto y redes de contactos; y también hacer más visible al colectivo profesional ante la sociedad y las administraciones e instituciones sanitarias, buscando de estas últimas fundamentalmente, el aunar sinergias y poner en marcha proyectos con los que profesionales e instituciones debemos estar comprometidos. .

P.: El evento ha alcanzado la decimonovena edición ¿Cómo surgió el proyecto? ¿Cómo ha evolucionado el congreso a lo largo de los años?

R.: Con satisfacción plena, no solo podemos decir que el Congreso Nacional de la Asociación Española de Matronas (AEM) ha llegado a su 19.ª edición, sino que esta ha sido la primera entidad de matronas, tras deshacerse por orden gubernativa el Consejo Nacional de Matronas, en poner en marcha un evento científico de estas características para el colectivo, desde 1988, y cuyos objetivos, diría, no difieran nada de los que acabo de exponer para esta nueva edición.

La fundación de la AEM se produjo en 1978. En esos 10 años que transcurrieron hasta realizar su primer congreso nacional, en 1988, además de consolidarse como asociación y llevar a cabo muchos proyectos, entre los que, de forma prioritaria, puedo resaltar el intento de unión de las matronas en defensa de su profesión, seriamente amenazada tras la pérdida de su propio colegio profesional, apoyó la creación de nuevas asociaciones autonómicas.

Asimismo, logró acreditarse ante los ministerios de Educación y Sanidad y resto las instituciones sanitarias como ente consultivo. También organizó, y lo sigue haciendo, aunque con un formato más modesto, encuentros nacionales e internacionales exclusivamente para matronas; no en vano, la AEM es la primera asociación de matronas fundada en España, con el añadido de que sigue teniendo representatividad nacional, dado que es la única organización de estos especialistas que tiene socios en todas las regiones de este país.

La evolución del congreso va unida, indivisiblemente, al desarrollo de la obstetricia, la ginecología y la neonatología, principalmente, como temas de índole médico. No obstante, no podemos olvidar que una buena asistencia no puede quedarse en el aspecto físico del acto médico, sino que hay que hacer un abordaje integral de las necesidades de cada mujer.

Y para ello hay que cuidar igualmente los aspectos psicosociales, lo que, indudablemente, requiere que los profesionales adquieran conocimientos de otras disciplinas, incluso no sanitarias. No puede quedar en el tintero la necesidad del debate sobre la ética médica para estimular la evaluación y discusión crítica en la toma de decisiones éticas en el ejercicio asistencial y en la investigación.

Si, como afirmamos, los congresos son un «escaparate» de novedades científicas, asistenciales, docentes, técnicas… un foro para fomentar la participación de las matronas en sus diferentes campos, no es menos cierto que también sirve indirectamente para abrir una ventana a la sociedad en general, y en particular a las mujeres. Especialmente, para que vayan cambiando la opinión sobre las matronas, tan bien identificadas por ellas como asistentes al parto y nacimiento, pero no tanto como el profesional idóneo y competente para atender sus necesidades en materia de salud sexual y reproductiva a lo largo de su ciclo vital.

P.: El Congreso se celebrará los próximos 31 de mayo 1 y 2 de junio. ¿Qué programa científico tiene previsto para la edición de este año? ¿A qué temática estuvo orientado dicho programa en ocasiones anteriores?

R.: Al igual que en todas las ediciones, el programa será muy amplio. Contará con dos mesas principales orientadas a la Atención Primaria de matronas, y tratará temas ginecológicos y de atención y orientación sexual y contraceptiva de relevancia, principalmente para las profesionales adscritas a esta área. El espectro de mujeres a las que tratan va desde la adolescencia a la menopausia, y, por tanto, los problemas y necesidades de estas mujeres son de índole muy variada.

Otra mesa estará focalizada en problemas obstétricos que devienen en embarazos de riesgo a causa de un sin fin de factores etiológicos, algunos aún sin identificar, que complican muchas gestaciones actuales.

Contamos con ponentes de primera línea en investigación en estos temas, gran parte de los cuales son referentes nacionales e internacionales. En su mayoría procedentes del IDIVAL, instituto de investigación sanitaria que desarrolla la investigación y la innovación biosanitaria del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, de gran prestigio y reconocimiento en el ámbito científico.

Violencia de género, competencias de matronas, prescripción, nuevos campos de actuación… serán otros de los muchos temas a tratar en este encuentro nacional, incluso otros caminos profesionales diferentes a los tradicionales.

En ningún caso nuestros congresos son monográficos. La variedad y cantidad de temas expuestos en otras ediciones sería muy largo de relatar, pero todos ellos están descritos en la página web de la asociación (www.aesmatronas.com), así como otros temas de interés disponibles para quienes quieran consultarla.

P.: ¿Qué expectativas tienen al respecto de la participación: comunicaciones, pósteres…?

R.: Sabemos, a priori, que aunque se dice que el comité científico de este congreso es exigente, algo que, por otra parte, nos llena de orgullo, los participantes que nos conocen de ediciones anteriores saben que no nos erigimos en jueces inapelables. Más bien al contrario, colaboramos con entusiasmo con los participantes para dar viabilidad a proyectos que, de otra forma, no tendrían cabida, al menos en nuestros eventos, por carecer de las condiciones exigibles en un congreso nacional acreditado.

El comité científico piensa que para incrementar la calidad de los congresos hay que hacer un proceso de evaluación exigente, que claramente distinga la calidad de la investigación mediante un previo y minucioso proceso de filtrado y evaluación. No negamos las bondades la navegación en la web, ya que nos pone al alcance de la mano las bibliotecas del mundo, algo impensable anteriormente, pero insistimos en que hay que servirse de fuentes documentales y bibliográficas primarias sobre las que sustentar los trabajos, por modestas que sean las investigaciones, y evitar plagios.

Por eso esperamos, como siempre, contar con suficientes trabajos de calidad que den buena muestra de la capacidad de las matronas y de los que aún se están formando, que, al final, son el futuro de la profesión.

Queremos aprovechar estas páginas para insistir en que todos podemos investigar, no pensar que una investigación no es válida por no tener resultados definitivos. Hay planteamientos o hipótesis de trabajo que realmente son valiosos y sirven para que otros capten ideas y concluyan en resultados, porque estamos seguros de que los participantes se nutren también del intercambio de experiencias entre colegas que se produce en estos encuentros.

Además a los EIR se les da la posibilidad de presentar resultados de sus trabajos fin de especialidad, ya que consideramos desde la organización que son trabajos de investigación que han sido valorados por los comités de evaluación de sus respectivas unidades docentes y son inéditos fuera de ese reducido entorno.

P.: ¿Tienen previsto continuar organizando este congreso en el futuro?

R.: Siempre que las matronas sigan corroborando, con su asistencia, que es pertinente, lo seguiremos realizando. Aunque llevamos tiempo cuestionándonos, y más en esta época de crisis que también ha afectado a estas iniciativas, que sería más prudente reducir la oferta de congresos en nuestra especialidad mediante acuerdo entre todas las asociaciones de matronas.

El propósito de la AEM es innovar, no solo en los contenidos y formatos, sino que en esta edición hemos querido incluir una novedad relacionada con las tarifas de inscripción, porque somos conscientes de las dificultades económicas por las que pasamos los ciudadanos actualmente y del perfil de asistentes a los congresos, que en su mayoría son profesionales en formación, recién especializados, muchos con trabajos precarios, o incluso en paro, que permita el desembolso a la mayoría sin que suponga un varapalo a su economía.

Como en nuestra especialidad existen escasísimos patrocinios a personas asistentes a y casi la totalidad del aforo abona sus inscripciones, a diferencia de los asistentes a congresos médicos, hemos decidido dar opciones variadas descontando servicios de los que algunos congresistas preferirán prescindir para no sacrificar su asistencia a un importante evento, que incrementa su conocimiento a la vez que su currículo.

P.: Desde su punto de vista, ¿cómo ha evolucionado la enfermería obstétrico-ginecológica en los 19 años que lleva celebrándose el congreso?

R.: Ha habido un cambio muy destacable en formación, iniciado a raíz de la puesta en funcionamiento, en 1992, del nuevo plan formativo actual, mucho más extenso y que toca todos los aspectos y áreas de la atención a la mujer.

Estos conocimientos anteriormente habían de adquirirse fuera de la formación especializada, y son especialmente necesarios en la asistencia primaria de salud.

P.: ¿Qué aspectos del trabajo de la matrona han cambiado más a lo largo de estos 19 años?

R.: Aunque el cambio viene fraguándose durante más de 19 años, fundamentalmente apuntaría, por un lado, la integración de las matronas en la Atención Primaria, circunstancia esta por la que la Asociación Española de Matronas luchó denodadamente. Este logro posibilitó que la matrona pudiera desplegar competencias ejerciendo otras funciones propias, fuera del ámbito hospitalario, y muy circunscritas a la asistencia al parto. La precariedad histórica de las matronas, que ha ocasionado dificultades para cubrir estas plazas, se va resolviendo poco a poco con el nuevo contingente de profesionales. La aspiración lícita del colectivo es que se creen más plazas de Atención Primaria para matronas, y que las administraciones sanitarias asuman la obligación de asignar a estas profesionales aquellas que actualmente no están ocupadas por estas.

De otra parte, creemos que ha sido un cambio importante que las matronas programen y tutelen las unidades decentes, porque ha demostrado ser garantía de un aprendizaje más profundo en las áreas de conocimiento especifico, así como de adquisición gradual de responsabilidades y habilidades por parte de los residentes que al finalizar su especialización, les convierte en profesionales aptos para el desarrollo autónomo de la profesión.

Y, finalmente, en la asistencia especializada se han producido cambios en el modelo asistencial de atención al parto, algo que desde la AEM, desde mediados de los años 80, y, por tanto, mucho antes de que las instituciones sanitarias de este país se sumaran a la tendencia, se venía reclamando, preocupada por una tecnificación y medicalización excesiva, únicamente necesarias en algunos casos y no en la generalidad de los partos.

P.: ¿Qué perspectivas de futuro afronta la especialidad para los próximos años?

R.: El leitmotiv de la Asociación Española de Matronas fue en un principio recuperar el colegio profesional propio. Tras esto, entre otras muchas acciones y gestiones para el desarrollo profesional y de atención a la salud materno-infantil, nos propusimos conseguir una carrera independiente y, por tanto, órganos propios de representación para que nuestra profesión avance más y más rápido y no sigamos siendo una minoría absoluta (menos del 3% dentro de la enfermería) sin voz propia para gestionar, desde el conocimiento concreto de las necesidades, intereses y posicionamiento distintos, los cambios necesarios que aseguren una larga y fructífera vida a esta profesión milenaria, que nunca se ha detenido a pesar de las dificultades de toda índole sufridas. Esta aspiración la comparten las nuevas asociaciones de matronas que se han ido fundando posteriormente.

En tanto llegamos a ese escenario, que entendemos justo y beneficioso para la profesión, seguiremos trabajando para que las competencias, claramente definidas en las directivas europeas y el ordenamiento jurídico nacional, tengan plena aplicación a través de la implementación autonómica, y así todos los puestos relacionados con la atención a la salud sexual y reproductiva estén ocupados por especialistas, matronas, garantes de calidad y eficacia en estos cuidados.

Asociación Española de Matronas, Atención a la mujer, enfermería, matronas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*