El “pasaporte profesional” facilitará el ejercicio de la profesión en Europa

Miércoles, 17 de julio de 2013

María Irigoyen, eurodiputada del Grupo Socialista del Parlamento Europeo, ha explicado en una entrevista para Enfermería tv, que el conocido como “pasaporte profesional” facilitará la movilidad de los profesionales en la Unión Europea ya que reducirá notablemente tanto los documentos solicitados para ejercer una profesión en un país ajeno como el tiempo empleado para la tramitación de los mismos.

Asimismo, la eurodiputada ha reiterado que existe un compromiso para que los trámites no se retrasen más de un mes, frente a los nueve que tarda en la actualidad. De suceder esto, se sobreentenderá el reconocimiento de la titulación que permitirá al profesional ejercer su profesión en el país de destino.

Este “pasaporte profesional” regulará la actividad de más de 800 profesiones y tendrá mayor importancia en las del ámbito sanitario, como en el caso de Enfermería, Fisioterapia o Matrona, al ser considerada esta última como una profesión independiente en algunos países europeos.

Irigoyen ha explicado que dicho acuerdo es “provisional ya que necesita el respaldo del Pleno de Parlamento, que lo estudiará previsiblemente en octubre, con lo que podría entrar en vigor en 2014. Es un compromiso de la presidencia irlandesa, que decidió dar el impulso definitivo a una Directiva que en principio no debía haber surgido, si el Acuerdo de Bolonia sobre educación superior hubiese respondido a todas las expectativas en él depositadas”.

El «pasaporte» garantizará la veracidad de la cualificación del profesional

Con aspecto de una tarjeta de crédito, la nueva tarjeta contendrá un chip donde “la institución encargada de entregarla (será cada Estado el que decida quién será esta organización) incorporará todos los datos relevantes tales como su formación académica, las prácticas que ha realizado (tanto remuneradas como no), así como los cursos o formación complementaria de la que dispone”, con el objetivo de ofrecer a los países de acogida la garantía de que el profesional está plenamente cualificado y la información es “veraz, contrastada y avalada por instituciones y/o colegios profesionales”.

Dicho «pasaporte» recogerá las de denominadas “alertas tempranas”, a través de las cuales todos los países de la Unión Europea tndrán acceso a los antecedentes, procesos judiciales en los que se encuentren los profesionales, así como las sanciones a las que puedan haber sido condenados los profesionales que ejercen o quieran ejercer en algún país comunitario.

María Irigoyen recuerda la necesidad de diferenciar entre elegir ejercer la profesión en el extranjero o verse obligado por las circunstancias, como les sucede actualmente a muchos enfermeros que se ven obligados a emigrar para poder ejercer su profesión. “Es lamentable que España haya corrido con los gastos de preparar a profesionales de enfermería para que, si quieren ejercer, tengan que hacerlo fuera. ¡Ojalá, puedan volver pronto!”, ha añadido la europarlamentaria, quien considera que la nueva tarjeta ofrece la oportunidad a quien se quiere ir, aunque finalmente será empleada por muchos que se vean obligados a hacerlo por las condiciones laborales en España.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*