El sindicato de Enfermería reclama que se permita la jubilación parcial y anticipada para los enfermeros

Lunes, 18 de febrero de 2019

El sindicato de Enfermería, Satse, reclama a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía que permita la jubilación parcial y anticipada para los enfermeros que trabajan tanto en hospitales, como en centros de salud, dispositivos de urgencias y otros ámbitos de la atención sanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Satse pide que esto se lleve a cabo sin ninguna pérdida económica justificando que las condiciones laborales que llevan a cabo estos profesionales sanitarios son “especialmente duras y penosas a lo largo de su trayectoria profesional”. Entre otras, destaca el trabajo a turnos, de noche o en fin de semana, las rotaciones o las guardias, así como la permanencia en centros y servicios particularmente difíciles y penosos, sin olvidar los riesgos latentes inherentes a su labor profesional. En una nota de prensa, el sindicato explica que todas estas situaciones, atendiendo a numerosos estudios científicos que lo demuestran, favorecen el deterioro de la salud de los profesionales y la aparición de enfermedades, como el cáncer, trastornos gastrointestinales, procesos cardiovasculares, etc.

Unas graves condiciones laborales que, a juicio de la organización sindical, conllevan un desgaste y deterioro físico y psíquico que se va acrecentando con el paso de los años y que claramente justifica que aquellos enfermeros que lo deseen pueda optar por jubilarse antes de la edad estipulada en la actualidad o que, si lo entiende más pertinente, lo haga de manera parcial y pueda seguir trabajando, aunque menos horas de las que le correspondería.

Al respecto de la jubilación, SATSE respeta la reivindicación del colectivo médico para jubilarse a los 70 años, pero destaca que, por el contrario, a las enfermeras, a pesar de que sus especiales condiciones laborales, se les impiden poder jubilarse a los 60 años, sin pérdida retributiva, al igual que otros profesionales de otros sectores que incluso lo pueden hacer a partir de los 55 años.

SATSE insiste en que dicha circunstancia no debe conllevar ningún tipo de pérdida económica para el profesional afectado, ya que, de ser así, supondría un inconveniente que condicionaría que la enfermera o enfermero no pudiese dar el paso deseado. Además, consideran que, además de beneficiar a la enfermera o enfermero que lleva 35 o 40 años o más trabajando en condiciones especialmente duras, la jubilación parcial y anticipada posibilitaría la contratación de nuevos profesionales en la Sanidad Pública andaluza.

Noticias relacionadas

Andalucía, Consejería de Salud, enfermeros, Jubilación, Satse

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*