Enfermeras del Servicio Madrileño de Salud piden la revisión de sus conceptos retributivos

Miércoles, 3 de diciembre de 2014

Un grupo de enfermeras especializadas en Atención Primaria, trabajadoras de la Comunidad de Madrid, muestran su desacuerdo en base a las consecuencias de la libre elección de enfermera, pregonada por la Administración autonómica madrileña, respecto a la asignación de tarjetas sanitarias de sus pacientes.

Según el Sindicato de Enfermería SATSE Madrid, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) no tiene en cuenta el número de pacientes asignados (Tarjetas Sanitarias Individuales –TSI–) ni tampoco su edad ni el estado de salud. mad

En muchos casos, la nómina de estas profesionales, al igual que las del resto de enfermeras del equipo, se sale de la media de TSI asignadas a su centro de salud. Respecto a la edad, el Sermas considera, en este caso, que todos los pacientes tienen similares problemas de salud y los cuidados que reciben, similares.

En este sentido, lo que desde SATSE Madrid se exige al Sermas es que este grupo de profesionales de enfermería de Atención Primaria perciban sus retribuciones acorde al número de pacientes (tarjetas) asignados y, también, que se tenga en cuenta su edad.

“No es lo mismo tener muchos pacientes con edad elevada y patologías crónicas que si tienen edades medias y, presumiblemente, un estado de salud mejor. Tampoco es igual si se trata de bebés o jóvenes preadolescentes, ya que éstos últimos tendrán otro tipo de problemas de salud», afirman al respecto.

Por este motivo, desde el propio sindicato se cree que las enfermeras están siendo discriminadas por la Administración sanitaria de la Comunidad de Madrid.

Administración sanitaria, enfermeras especializadas en Atención Primaria, pacientes, Profesionales de Enfermería, retribuciones, revisión, SATSE Madrid, Servicio Madrileño de Salud, Sindicato de Enfemería, tarjetas sanitarias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*