Estudiantes de la Universidad de Zaragoza dicen adiós a sus profesoras escribiéndoles una emotiva carta

Martes, 23 de mayo de 2017

Tras el adiós forzoso de dos profesoras de enfermería de la Universidad de Zaragoza (UZ), alumnos de la Delegación de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud han escrito una emotiva carta en forma de protesta.  Estas dos docentes, Ana y Natalia, fueron despedidas por incompatibilidad, según los alumnos. Sin embargo, desde el vicerrectorado han matizado este término aclarando que se trataba de una extinción contractual prevista tanto en la convocatoria de la plaza como en el propio contrato suscrito.

A Ana, matrona de profesión y profesora asociada en Fundamentos de enfermería y en este curso profesora de Enfermería maternal, se le ha denegado concederle una reducción para conciliar vida docente, laboral y familiar. La UZ ha defendido la legalidad de esa acción puesto que no se puede ofrecer una reducción horaria para compatibilidad familiar cuando estás ejerciendo otra labor remunerada. En el segundo caso, Natalia, profesora de Geriatría y enfermera, tuvo que dejar su cargo hace meses, puesto que su horario principal coincidía de forma parcial con su segunda actividad.

Aquí os dejamos los últimos párrafos escritos por sus alumnos, los cuales ven injusta las medidas tomadas por su universidad y reclaman el regreso de las docentes.

Os han dado una patada y tratado como lo que no sois y hecho sentir como no merecéis. ¿Acaso ser mujer, madre y enfermera es incompatible con ser docente en nuestra facultad? ¿En nuestro país? ¿En 2017? Si ésta es la universidad que estamos creando. Si ésta es la sanidad que estamos creando. Si vamos a seguir así… Por favor, apaguemos y vayámonos. No servimos para esto, queda demostrado que no somos conscientes de que son vidas lo que tenemos entre manos. El futuro de la enfermería que, siguiendo esta línea, está aprendiendo a menospreciar el talento, el tesón, el esfuerzo y la profesionalidad con actos como éste.

Como estudiantes y futuros enfermeros, mediante esta humilde carta que nunca hubiésemos imaginado tener que redactar, exigimos su restitución, exigimos que la enfermería en Zaragoza sea Enfermería y una Enfermería de calidad. Y, sobre todo, no queremos que nuestros futuros alumnos tengan negada de base la oportunidad de oro de vivir como nosotros hemos vivido, las palabras de estas profesoras.

NATALIA, ANA, OS QUEREMOS DE VUELTA, OS ECHAMOS DE MENOS.

docencia, enfermería, Universidad de Zaragoza

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*