Estudio sobre el impacto de la presencia de los padres en la inducción anestésica del hijo

Domingo, 8 de junio de 2014

Un nuevo estudio del Departamento de Anestesiología del Hospital de Sagunto, en la Comunidad Valenciana, presentado en el encuentro Euroanaesthesia 2014 que se celebró en Estocolmo (Suecia), muestra que tener a los padres presentes durante la inducción de la anestesia de su hijo mejora la calidad de la anestesia.

La finalidad de esta investigación fue analizar el impacto de la presencia de los padres durante la inducción de la anestesia en la ansiedad de los padres y los niños durante el periodo perioperatorio y la calidad percibida.

«Hoy en día, una práctica común en la mayoría de los hospitales es que los niños se separen de sus padres a la entrada a la sala de operaciones -explica la doctora Sánchez–. Sin embargo, algunos hospitales permiten que el padre o la madre se quede con su hijo después de la cirugía, en la fase postanestésica en la unidad de cuidados intensivos».

Tras la aprobación del comité de ética local y el consentimiento informado por escrito de los padres de 60 niños pacientes programados para la amigdalectomía, se dividió a los pacientes en dos grupos, de 30 niños cada uno: uno con la presencia de los padres durante la inducción de la anestesia y otro en el que fueron separados de sus padres en la entrada a la sala de operaciones (la práctica habitual) o grupo de control.

Los investigadores encontraron que las puntuaciones de ansiedad eran mucho más bajas en el grupo que contó con la presencia de los progenitores, que en el grupo de control. «La presencia de los padres durante la inducción de la anestesia mejora la calidad de la anestesia», han señalado los investigadores.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*