Faltan 4 millones de médicos, enfermeras y personal sanitario en el mundo

Jueves, 25 de octubre de 2012

Durante su discurso de apertura de la 29ª Conferencia Internacional de la Sociedad Internacional para la Calidad en la Atención de la Salud, que se está celebrando en Ginebra (Suiza), la directora general dela Organización Mundial de la Salud (OMS), la doctora Margaret Chan, ha declarado que actualmente en el mundo faltan hasta 4 millones de médicos, enfermeras y personal sanitario, explicando que esta escasez podría afectar a la calidad y seguridad de la atención del paciente, por lo que se ha comprometido a apoyar «el avance seguro y de alta calidad en la atención clínica de todos los pacientes, ricos y pobres, ahora y en el futuro».

En palabras de Chan, la atención clínica del paciente «está alcanzando nuevas alturas», por lo que ha afirmado que “la seguridad del paciente está en la agenda de la Junta Ejecutiva del próximo año y de la Asamblea Mundial de la Salud”. Asimismo ha señalado que en su abordaje es necesario tener en cuenta que la seguridad “es un objetivo complejo y  multifacético que requiere un enfoque múltiple”.

«Al igual que cualquier otra disciplina joven, la seguridad del paciente se enfrenta a desafíos. Estos incluyen la necesidad de cambiar los comportamientos humanos y la renuncia de los médicos a reconocer los errores, de su parte o la de otros», ha explicado Chan, no sin antes añadir que «auque «errar es humano».

A su juicio, algunos errores van más allá de la falta de profesionales sanitarios y están relacionados con una necesidad de atención cada vez mayor en mundo, debido al aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles, lo que significa que «cada vez más personas que necesitan cuidados a largo plazo o durante toda la vida».

Por este motivo, la dirigente dela OMS apuesta porque la mejora no tiene porque pasar por el aumento del gasto, ya que «las medidas para mejorar la seguridad de los pacientes son a menudo simples y de bajo coste». Como ejemplo, ha destacado el  brote de meningitis que está afectando a varios estados de los Estados Unidos, vinculado a fármacos contaminados con esteroides, que ha puesto en riesgo a 14.000 pacientes, problema que más allá de las muertes ya causadas, tiene un efecto económico sobre los pacientes y los proveedores, a corto y a largo plazo, por la aparición de discapacidades, retirada del mercado de productos contaminados, demandas por negligencia, etc.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*