Florence Rigney, la enfermera de 91 años

Lunes, 28 de noviembre de 2016

seeseerigny_0113_featureFlorence Rigney tiene 91 años y se ha convertido en la enfermera más veterana. En 1946 comenzó a desempeñar su vocación y setenta años después sigue dedicándole su tiempo.

Afirma que se siente como si tuviera sesenta años y por eso, dos veces a la semana, conduce hasta el hospital en el que trabaja a realizar una jornada laboral de ocho horas.

Allí, en el hospital de Tacoma (Washington), desempeña la profesión de enfermería preparando las docenas de salas de operaciones o atendiendo a los pacientes que van a someterse a una intervención quirúrgica.

Rigney se retiró a los 65 años, sin embargo, no se alejó mucho de las salas, pues a los seis meses regresó con intención de ganarse un dinero extra y allí continúa a día de hoy.

A pesar de que el hospital no quiere prescindir de ella, esta enfermera ha comentado que dejará de ejercer la profesión el año que viene para dedicarse a labores de voluntariado.

¿Para seguir joven? “como sano y nunca he fumado. Además, de vez en cuando me tomo una copa de vino”, afirma Rigney.

enfermería, Florence Rigney, Hospital de Tacoma, vocación, Washington

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*