Google conmemora a Aletta Jacobs cuando se cumplen 163 años de su nacimiento

Jueves, 9 de febrero de 2017

Hace 163 años que Aletta Jacobs nacía en la región holandesa de Samppemeer en el seno de una familia judía, y Google, dedicándole su doodle, se hace eco de ello.

© Google
© Google

Hija de un médico rural, acompañaba frecuentemente a su padre en sus consultas domiciliarias, de esta forma descubrió su vocación.

Primera mujer universitaria en Holanda

Aletta Jacobs fue la primera mujer de su país en asistir a la universidad.

En 1870 aprobó un examen que la acreditaba como ayudante de farmacia; posteriormente, escribió una carta al ministro de Educación holandés, J. R. Thorbecke, de ideología liberal, que le concedió un permiso especial al estar vetado el acceso femenino a las clases universitarias, comunicándole su deseo de continuar sus estudios.

En su autobiografía, titulada Memories: My life as an international leader health, suffrage and peace, Jacobs explica: «Fui a la Universidad de Groningen con mi hermano Julius, que iba a presentarme a mis futuros profesores y compañeros. Hasta el momento, sólo había asistido a clases de matemáticas, física y de lógica», según recoge el diario ABC. En su época universitaria ya mostraba indicios de las reivindicaciones que marcarían posteriormente su vida y que harían que pasara a la historia no solo como médica y pionera, sino como una de las líderes feministas más reconocidas de su tiempo.

© El País
© El País

En sus memorias se recoge este hecho: «Después de mi segunda lección individual de anatomía comparada, decidí hablar con el profesor Salvedra, que era un maestro muy amable y paciente. Había llegado a la conclusión de que, desde el principio, debía verme igual que a los otros jóvenes, cuyos derechos y deberes de estudiante yo quería compartir», de nuevo, según expone ABC.

En 1878, fue la primera mujer en convertirse en médica; un año después obtenía el título de doctorado.

Pionera en su campo

Fue precursora en Europa en el campo de los anticonceptivos y la planificaciónfamiliar al ser una de las principales promovedoras del uso del diafragma, al que tuvo acceso a través de un médico alemán, que repartía de forma gratuita entre sus pacientes más pobres después de observar los estragos que causaban embarazos concatenados en el cuerpo de las mujeres.

Asimismo, hizo hincapié, en sus numeroso estudios, en que el tratamiento que se debía dar a las enfermedades venéreas, que antes contaban con un seguimiento poco cuidadoso, debía ser adecuado, señalando, según se afirma en el portal web dedicado a su figura, que «es un tema que concierne a la  salud pública».

Por otro lado, Jacobs promovió las investigaciones del cuerpo de la mujer. Su libro La mujer, su construcción y sus órganos internos (1899) sirvió para el fomento del autoconocimiento femenino.

Feminismo y activismo

Jacobs, en el centro. © La Voz de Galicia
Jacobs, en el centro, sentada.
© La Voz de Galicia

Aletta Jacobs fue también una persistente activista por los derechos de la mujer.

Entabló relación con miembros de grupos sufragistas femeninos  de Londres, ciudad donde permaneció al terminar sus estudios, y a su vuelta a los Países Bajos fundó la Asociación Holandesa para el Sufragio de la Mujer a raíz de que no la dejaran votar en unas elecciones.

Gracias a sus contactos con otros grupos internacionales de índole sufragista, Jacobs tuvo un papel preponderante como ponente en conferencias sobre la igualdad, como el Congreso Internacional de Mujeres, que tuvo lugar en La Haya, en Holanda, en 1915. Sus reivindicaciones concluyeron en 1919, cuando los Países Bajos aprobaron el sufragio femenino.

Cinco años antes de su muerte, que tuvo lugar en 1929, cuando contaba 75 años, Jacobs dejó escrito que su deseo era ser incinerada en lugar de enterrada, aspecto en que también fue pionera.

Aletta Jacobs, Anticonceptivos, Enfermedades venéreas, médica, Medicina, mujer, Pionera, Primera mujer holandesa en la universidad

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*