Graduarse como enfermero no garantiza conseguir un trabajo a corto plazo

Lunes, 28 de julio de 2014

La crisis económica que lleva años atravesando España salpica al sector de la enfermería en los últimos tiempos, repercutiendo directamente en el personal de los centros de salud, y sobre todo en los enfermeros, 20.000 de los cuales han visto perder su puesto de trabajo entre 2012 y 2014. España tiene una gran necesidad de enfermeros, necesidad real, ya que tiene uno de los ratios más bajos de personal en enfermería por habitante de Europa, concrétamente 5 enfermeros por cada 1.000 habitantes, frente a los 8 enfermeros por cada 1000 que tienen de media los demás países.

La demanda es real pero las oportunidades de trabajo escasean en territorio nacional. Por ello, cada vez más se ven con buenos ojos la salida al extranjero, siendo Reino Unido, Escocia y Alemania los países más solicitados a la hora de conseguir un trabajo temporal en un espacio de tiempo reducido. Sin duda se trata de una buena oportunidad no solo para seguir formándose como enfermeros, sino también para conocer culturas diferentes y empaparse de conocimientos que en España no se han llegado a exprimir todo lo necesario.

No es una tarea fácil, ya que a pesar de que hay ofertas muy interesantes que incluso ofrecen alojamiento y cursos de idioma a los candidatos, además de una buena compensación económica, lo cierto es que hay que ir con cautela a la hora de buscar oportunidades en el extranjero, puesto que el fraude sigue existiendo (ejemplo: en Alemania se ofrece a enfermeras trabajos de auxiliares de enfermería o como cuidadoras en residencias de ancianos, ofreciéndoles un salario bajo e infravalorando sus capacidades).
Estudiar bien la oferta antes de ‘lanzarse a la piscina’
Para llegar a dar el paso definitivo, es necesario estar muy seguro de lo que a uno le ofrecen, siendo las condiciones salariales y de alojamiento los puntos de referencia clave para viajar al extranjero. Hay multitud de buenas oportunidades para continuar aprendiendo, y trabajos con garantías de un futuro laboral próspero, pero la fiabilidad y la garantía de esas nuevas ofertas laborables pueden dar al traste con las ilusiones de aquellos que quieren iniciarse como profesionales de la salud.
Una buena opción es iniciar la búsqueda a través de empresas españolas especializadas en este tipo de perfiles internacionales, ya que ayudan a determinar qué oferta se ajusta más, dependiendo de las necesidades de cada uno. También, intentar contactar con alguna persona que ya haya iniciado su carrera profesional como enfermero en el extranjero puede ser una buena oportunidad para llegar al objetivo fijado, que no es otro que trabajar.
crisis económica, demanda, Enfermero, extranjero, Extranjero, ofertas de trabajo

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*