“Hemodiálisis baila”, una iniciativa para amenizar las sesiones a través del baile

Lunes, 2 de diciembre de 2019

Ruth Molina y Mercedes Muñoz, enfermeras de Hemodiálisis del Hospital Virgen de las Nieves, en Granada, Manuel Arenas, del Hospital Torrecárdenas, en Almería, y Manuel Salvador Aguilar, enfermero formador de Frenesius Medical Care, pusieron en marcha la iniciativa “Hemodiálisis baila”, un programa con el que pretenden dar visibilidad a la relación que se establece entre el personal de enfermería y los pacientes renales crónicos y los beneficios que puede llegar a reportar el baile como terapia durante las sesiones.

“Este vínculo es muy estrecho”, comenta Ruth Molina, “pasamos muchas horas juntos, somos una gran familia. Queremos contagiar alegría en las salas de hemodiálisis; profesionales y pacientes bailarán para poder animar a los afectados y regalarles sonrisas para que se les haga más llevadero el tratamiento”.

El programa parte de uno similar proveniente de Brasil, conocido como #ChallengeDoNordeste, y se ha convertido en un proyecto nacional que implica a los trabajadores de hemodiálisis de la sanidad pública, concertada y privada. “Es triste que, en esta era digital, parezca que lo que no se difunde no existe, y somos muchos los profesionales que trabajamos mejorando la salud de los pacientes. La hemodiálisis es mucho más que una terapia”.

Ruth comenta que muchos centros sanitarios se están sumando a la iniciativa, y que uno de sus propósitos es formar grupos de trabajo nacionales, con aquellos profesionales que quieran participar, para profundizar en las posibles líneas de mejora sobre el bienestar del los afectados y su familia. “Al final de la iniciativa mostraremos estadísticas de impacto, participación, resultados…”. “’Hemodiálisis baila’ ha sido el motor de arranque y la motivación para trabajar en conjunto en el ámbito nacional, y, ¿por qué no?, un reconocimiento a todos los que cuidan en las sesiones”, concluye.

Desde el propio centro granadino informan de que, recientemente, este programa fue galardonado en la 32ª edición de las Jornadas Nacionales de la Federación Española de Asociaciones de Lucha contra las Enfermedades del Riñón.

Molina señala que han recibido este premio «felices y muy emocionados, el mejor reconocimiento que podía recibir ‘Hemodiálisis baila’ es el que viene de los pacientes. Con esto, se ayuda a crear una imagen social positiva del tratamiento. Este reconocimiento es de todos, pacientes y profesionales de hemodiálisis que bailamos juntos bajo el lema ‘Por ellos y con ellos’. La iniciativa ha sentado precedente en el panorama nacional e internacional por la gran participación. 92 centros de hemodiálisis de toda España, con 1.821 pacientes renales crónicos y 1.515 profesionales bailaron».

Ruth Molina (izquierda)

«Este proyecto ha servido para escuchar y detectar las necesidades de los afectados, lo que incluye su deseo de incorporar actividades de entretenimiento como parte del cuidado», continúa. «Queremos resaltar que de los 88 centros participantes, tres son unidades pediátricas de hemodiálisis; los vídeos de los pequeños son de los más emotivos. También han respondido de algunas unidades de hospital de día oncohematológico, que por sus características podrían ser perfectos candidatos para el desarrollo de proyectos similiares, solicitándonos asesoramiento».

«Romper la rutina, el día a día, recortar los minutos e incluso las horas, permitir la risa y la buena compañía, los abrazos, la alegría, el agradecimiento, la ilusión… han sido aspectos gratificantes no solo para nlos pacientes, sino también para los profesionales, que se han visto desbordados de sentimientos y emociones intensas, porque hemodiálisis es más que una técnica», destaca. En este sentido, esta enfermera quiere apuntar la proyección que han transmitido de la terapia, «con un enfoque centrado en las emociones humanas, en el cuidado del alma, alejado de la técnica. Se ha transmitido un aire distinto a futuros pacientes, que se enfrentarán a la diálisis acompañados de sus miedos, rompiendo el tópico de ‘enganchados a una máquina, sin sueños, sin futuro, sin risas’. En definitiva, ‘sin vida'».

A raíz de este proyecto, afirma, se han constituido grupos nacionales de trabajo con e objetivo de mejorar y avanzar en la humanización de los cuidados y los entornos. «‘Hemodiálisis baila’ ha servido, como digo, de motor de arranque y motivación para trabajar en conjunto, con un gran número de profesionales, en el establecimiento de líneas de mejora sobre el bienestar del paciente renal en hemodiálisis y su familia, dando la importancia que se merece al cuidado de lo invisible. A la vez, esta iniciativa cobra realmente importancia al conseguir unir y motivar a la enfermería nefrológica para iniciar dichas actividades lúdicas en aquellos centros en que no las tenían incorporadas y para seguir desarrollándolas donde sí las realizan».

Para poder participar, se han de grabar vídeos de entre 1 y 4 minutos, con el consentimiento informado de las personas, y enviarlos a hemodialisisbaila@gmail.com, hasta el 17 de diciembre, especificando el nombre del centro y el número de pacientes y profesionales que intervengan. “Actualmente, contamos con 50 unidades confirmadas. Tenemos un canal de YouTube en el que publicaremos los vídeos y desde el que se podrán compartir por redes sociales”

Esta enfermera destaca que las salas de hemodiálisis son un espacio idóneo para poner en marcha proyectos de humanización e incluir terapias lúdicas o de entretenimiento, ya que las sesiones se prolongan durante tres horas al día y cuatro días a la semana. “Sabemos que los pacientes pasan mucho tiempo en la máquina y esta situación afecta psicológicamente a muchos, incidiendo de forma negativa en la evolución de su patología. Cuidamos al paciente renal añadiendo a las técnicas dialíticas este tipo de acciones. ¡Que nadie deje de bailar, porque la música, al igual que vida, no se dializa!”.

enfermería, enfermeros, hemodiálisis, Hemodiálisis baila, humanización

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*