Investigadores elaboran un estudio que permite detectar la ‘acción de vigilancia’ de glóbulos blancos previa a un ictus

Jueves, 11 de diciembre de 2014

La revista Science ha publicado los resultados de un estudio en el que un grupo de expertos investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) han descubierto que un subtipo de los principales agentes defensivos del organismo, los leucocitos o glóbulos blancos, lleva a cabo un procedimiento de ‘escaneo’ dentro de los vasos sanguíneos que desencadena múltiples tipos de accidentes cardiovasculares.

La probabilidad de sufrir un accidente cardiovascular, como pueda ser un ictus o infarto de miocardio, según los médicos consultados y especializados en el tema, es difícil de predecir, al no conocerse a ciencia cierta el motivo por el cual se inician este tipo de accidentes, aunque bien es verdad que existen ciertos marcadores que son altamente predictivos. glob

En este sentido, uno de estos marcadores es del nivel de un tipo específico de leucocitos (neutrófilos) en la sangre. El otro, es la presencia de plaquetas activadas en el torrente sanguíneo, las cuales son responsables de la coagulación y contra las que se han desarrollado drogas tan conocidas como la aspirina.

Por ello, la cuestión desde el punto de vista biológico se basa en comprobar si realmente existe una relación meramente casual entre ambos marcadores, o si bien es porque ambos tipos celulares, neutrófilos y plaquetas, cooperan para iniciar un accidente vascular.

En colaboración con grupos de la universidad complutense, del departamento de Imagen Avanzada del CNIC, y grupos en Alemania, EE UU y Japón, el equipo de Andrés Hidalgo, investigador del departamento de Aterosclerosis, Imagen y Epidemiología del CNIC, ha descrito un sorprendente mecanismo que explica cómo ambos tipos de células, neutrófilos y plaquetas, cooperan para iniciar accidentes cardiovasculares.

Los investigadores miraron directamente dentro de los vasos sanguíneos de tejidos vivos con técnicas avanzadas de microscopia, las cuales permiten ver neutrófilos y plaquetas individuales durante el proceso inflamatorio. De este modo, los expertos indujeron ictus, choque séptico o daño pulmonar agudo en ratones en los que la proteína adhesiva estaba ausente o se había bloqueado, y se encontraron con que en todos ellos el grado de daño a los tejidos afectados (cerebro, hígado o pulmón) estaba significativamente reducido comparado con animales no tratados.

El trabajo explica antiguas observaciones clínicas, y tiene implicaciones que pueden ser inmediatas para entender cómo se originan muchos de los tipos de accidentes cardiovasculares más prevalentes en nuestra sociedad.

Fuente: Hoy Comentamos

accidente cardiovascular, acción de vigilancia, Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, estudio, glóbulos blancos, Ictus, investigadores, revista Science

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*