La aspiración de trombos puede evitar la implantación de stent

Jueves, 7 de marzo de 2013

Según un estudio llevado a cabo por un equipo de cardiólogos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid,  la aspiración del trombo coronario en el infarto agudo de miocardio puede hacer innecesaria la implantación de stent coronarios.

Los resultados de dicho estudio acaban de ser publicados en la revista Eurointervention, cuyo último número está dedicado a las nuevas tendencias del tratamiento intervencionista en esta patología.

El estudio se centra en el tratamiento realizado en 28 pacientes, donde la tromboaspiración en la fase aguda del infarto ofreció un buen resultado, demostrado mediante angiografía o técnicas de diagnóstico intracoronario (ecografía intracoronaria o tomografía de coherencia óptica). En estos pacientes no se realizó implantación de stent y se realizó un seguimiento clínico, de 40 meses de media, que apoyó la seguridad de esta estrategia clínica.

“Muchos de los pacientes en los que hemos realizado esta técnica presentaban, además de un excelente resultado tras la tromboaspiración, alguna característica clínica distintiva que nos hizo reconsiderar el beneficio de implantar un stent”, explica el doctor Javier Escaned, primer autor del estudio, quien añade que “en algunos casos se trataba, por ejemplo, de pacientes muy jóvenes con una historia de consumo reciente de cocaína, mientras que en otros existía una patología concomitante como enfermedad tumoral o trombogénica que podía explicar la oclusión trombótica del vaso sin estenosis subyacentes”.

En otros casos, se trató a pacientes con aterosclerosis donde la localización de la trombosis coronaria resultaba desfavorable para la implantación de un stent. “Los hallazgos son aplicables a situaciones en los que la implantación de un stent puede acarrear más problemas que beneficios: por ejemplo, en caso de que la oclusión se haya producido involucrando una bifurcación coronaria importante. Nuestra experiencia sugiere que, en estos casos, resulta seguro tratar al paciente si se logra optimizar la angioplastia sólo con tromboaspiración”, señala Escaned.

El editorial de la revista Eurointervention está dedicado al estudio de los cardiólogos del Hospital Clínico San Carlos, destacando que la mayor parte de los pacientes incluidos en el mismo recibieron un tratamiento antitrombótico que incluyó inhibidores de la glicoproteína plaquetaria IIbIIIa. A través de este artículo, los doctores Biondi-Zoccai y Valgimigli señalan que “de esta experiencia se deduce que, no siendo todos los pacientes que son tratados con angioplastia primaria iguales, el trabajo del hospital madrileño explora la posibilidad de no realizar un tratamiento con stent que no resulta necesario en todos los casos”.

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*