La bolsa de empleo de enfermería de Castilla y León se desvincula del resto de procesos selectivos

Lunes, 17 de febrero de 2014

El Sindicato de Enfermería SATSE ha conseguido que la bolsa de empleo de enfermería se desvincule de los procesos selectivos que puedan convocarse en Castilla y León, una demanda que ha venido efectuando desde hace años.

Por este motivo, la Mesa Sectorial de Sanidad realizará una propuesta de modificación de la Ley del Estatuto Jurídico para que las próximas convocatorias de bolsa de empleo no estén condicionadas por la aprobación de los procesos selectivos.

El Sindicato de Enfermería SATSE demandaba esa desvinculación, ya que el hecho de que las bolsas de empleo estuvieran ligadas a las oposiciones había traído numerosos perjuicios a los enfermeros en Castilla y León y a la capacidad de los centros sanitarios de contar con el personal necesario en cada momento.

Por otra parte, la apertura de la bolsa de empleo de enfermería ha estado paralizada en los últimos cinco años en Castilla y León porque todos los procesos selectivos a los que iba vinculada han estado inmersos en procesos judiciales y pendientes de sentencia, y solo existía la bolsa cero, en la que no se tienen en cuenta los méritos de los enfermeros sino solamente el orden de inscripción en dicha bolsa.

Hasta el momento, la Junta de Castilla y León ha esgrimido que los empleados sanitarios debían tener las mismas condiciones que los restantes funcionarios y, por ese motivo, su bolsa de empleo estaba vinculada a las oposiciones. Pero las características propias de la asistencia sanitaria, hacen que si no se dispone de una bolsa de empleo ágil, en los momentos en que surjan necesidades de personal, no se cuente con trabajadores con la titulación y la suficiente capacidad y experiencia profesional para poder cubrir esas necesidades asistenciales.

Asimismo, los recortes de los últimos años y las medidas restrictivas en el gasto público han conllevado que no haya habido nuevas ofertas públicas de empleo para enfermeros y que exista una tasa de reposición de un 10% de las jubilaciones que se producen. Tampoco se pueden acumular las plazas dejadas sin cubrir en años anteriores, lo que hace que en Castilla y León haya acumuladas unas 900 plazas de este tipo.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*