“La clave de la felicidad consiste en convertirla en nuestra prioridad en cada momento”

Martes, 20 de marzo de 2018

La felicidad es mucho más que un estado de ánimo y debe convertirse en nuestra prioridad en cada momento. Puede tratarse o no de una casualidad, el caso es que, a la vez que damos comienzo a la primavera, celebramos el día de la felicidad. Hemos hablado con Alicia Carrasco, Coach personal y Promotora de Bienestar y Felicidad, para que nos cuente cómo afecta a la salud, cuáles son las claves y cómo pueden ayudar los profesionales sanitarios a ser feliz.

Pregunta: ¿Cuál cree qué es la clave para la felicidad?

Respuesta: Para mi, la clave de la felicidad consiste en convertirla en nuestra prioridad en cada momento, invirtiendo la formula de “tener éxito para ser feliz” y convertirla en “ser feliz para tener éxito”. Cuando somos felices somos un 31% más productivos, estamos 10 veces más comprometidos con nuestro trabajo y nos vendemos un 37% mejor. De esa forma, la felicidad favorecería al éxito y el éxito traería más felicidad, que produciría más éxito, que traería más felicidad… Es un círculo virtuoso de éxito y felicidad.

Alicia Carrasco

P: Ser feliz y estar sano, ¿está relacionado? ¿Cómo afecta a nuestra salud no ser feliz?

R: En general todos tenemos la experiencia de cómo la felicidad está relacionada con una mayor salud, y cómo la falta de felicidad produce angustia, tensión y, a largo plazo, enfermedad. Además, hay varios estudios que lo demuestran: un estudio en 2008 indicaba cómo las personas que se consideraban más felices, tenían una mayor coherencia cardiaca. Otro estudio en 2010 realizado a 2.000 canadienses indicó que el riesgo de enfermedades cardiovasculares era un 22% menor en las personas que 10 años antes habían sido valoradas como más felices (expresando más emociones como la alegría, la felicidad y el entusiasmo). Otro estudio en 2001 determinó como las personas más felices mejoraban su salud durante cinco semanas, al contrario que las personas menos felices.

P:¿Cómo influyen los pensamientos en nuestro bienestar?

R: El 90% de nuestra felicidad y bienestar se deben a causas internas, es decir, a cómo nuestro cerebro procesa lo que sucede en nuestras vidas. Esto implica que tenemos una gran capacidad para ser felices y sentirnos bien porque, aunque no siempre podemos controlar nuestras circunstancias, sí que podemos elegir cómo enfrentarnos a ellas. Solo tenemos que mejorar día a día la calidad de nuestros pensamientos. Limpiando y ordenando nuestra mente, igual que lo hacemos con nuestros armarios.

P: ¿Qué técnicas hay para conseguirlo?

R: Hay cinco cosas sencillas que sin duda te ayudarán a mejorar tu estado de felicidad, que son la base de mi libro Sé Feliz ¡ya! La relajación, conexión, entendimiento, entrenamiento e inspiración.

La relajación: el estrés es el enemigo número 1 del bienestar, así que, buscar uno o varios momentos al día para relajarte.  ¿Cómo? Tú sabes qué es lo que más te relaja: pasear a tu perro, respirar profundo, bailar, meditar, ir al gimnasio…

La conexión: saber cómo te sientes es imprescindible para avanzar al estado de felicidad y bienestar que deseas. También lo es saber cómo deseas sentirte.

El entendimiento: consiste en recordar e integrar que el 90% de tu felicidad se debe a causas internas y que tú eres el responsable de ellas.

El entrenamiento: practicar diariamente pensamientos felices, preferiblemente por escrito, es una costumbre que hace que tu cerebro los reviva, desarrollando una mayor sensibilidad a la felicidad.

La inspiración: podemos observar y disfrutar a aquellas personas que ya tienen el estado de felicidad y bienestar que nosotros anhelamos. De esta manera, y de forma muy sencilla, aprenderemos a lograrlos nosotros también.

P: ¿Cómo ayuda el coaching a conseguir la felicidad?

R: Según mi experiencia como coach, lo mejor que puedo hacer por mis clientes es inspirarles a escuchar su sistema de guía emocional y entrenar su pensamiento a la felicidad que desean, el resto lo hacen solos.

P: ¿Ser feliz es cuestión de actitud?

R: Sí, una actitud que viene dada por tomar la decisión de serlo. Cuando decidimos ser felices con todo nuestro ser, hacemos lo que sea necesario para nutrir nuestro estado de felicidad, encontramos una fuente inagotable de energía que nos da fuerzas para seguir caminando en el camino feliz, día a día.

P: ¿Qué profesionales sanitarios pueden ayudar a conseguirlo? ¿De qué manera?

R: Cualquier profesional sanitario puede ayudar a conseguirlo, enseñando con el ejemplo. Cuando practicas diariamente este estado de felicidad interna vas a transmitirla a los pacientes, es imposible no hacerlo.

P: Elegir un trabajo adecuado, vocacional… ¿influye a la hora de ser feliz?

R: Por supuesto que influye, porque la vocación es el interés que siente una persona en su interior para dedicarse a un determinado trabajo. Lo importante es seguir alimentando la vocación y no dejarse llevar por los problemas del día a día.

P: ¿Cree que actualmente las políticas sanitarias se centran en otros problemas dejando este a un lado? ¿Cree que hay que cambiar algo para que todos seamos felices?

R: Desde mi punto de vista, las políticas sanitarias se centran en los problemas más graves a los que se enfrenta la sociedad. Afortunadamente, nuestra sociedad va evolucionando y ahora también buscamos mejorar nuestras vidas y ser más felices. Las políticas sanitarias pueden ayudar con más educación para la felicidad, como lo está haciendo la Escuela Madrileña de Salud con la Escuela de Felicidad que acabamos de comenzar.

Además, con más programas como los de turismo del IMSERSO, que ayudan a la felicidad y bienestar de los más mayores. Confío que en el futuro estos programas irán creciendo más y más, a medida que los ciudadanos vayan conociéndolos y experimentando sus beneficios.

coach, Día Internacional de la Felicidad, felicidad, profesionales sanitarios, salud

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*