La enfermera del ámbito rural conoce bien a los pacientes, a su familia y a su entorno

Jueves, 30 de marzo de 2017

Eva María Chercoles Ruiz es enfermera de Atención Primaria desde 1991, ha desarrollado su labor en centros de carácter rural y urbano. Actualmente se encuentra en el centro de salud de Yunquera (Guadalajara), pasa consulta en los consultorios locales de Humanes, Robledillo de Mohernando, Puebla de Beleña y Razbona. En cada uno de estos pueblos realiza tareas de atención en consulta (programas de salud: ancianos, adultos, niños), atención domiciliaria (pacientes inmovilizados o terminales) y atención en urgencias.

Pregunta. ¿Cuáles son las diferencias más notables entre la enfermera que ejerce su trabajo en la ciudad de la que lo ejerce en el mundo rural?

Respuesta. La enfermera en el ámbito rural proporciona unos cuidados más cercanos y familiares mientras que en las ciudades las enfermeras proporcionan unos cuidados más formales. También hay que destacar el tipo de pacientes, generalmente en el ámbito rural tienen menos conocimiento y formación sobre temas de cuidados en la salud por lo que la enfermera debe realizar una educación para la salud muy exhaustiva adaptándose a cada caso en particular. La dispersión que existe en el ámbito rural entre los distintos consultorios locales lleva consigo la necesidad de disponer de vehículo propio para realizar su trabajo.

En el ámbito rural a veces en los consultorios está solo un profesional sanitario (médico o enfermero) por lo que el trabajo en equipo para una urgencia o demanda de la población se realiza de distinta manera que en el ámbito urbano, donde en el mismo centro de salud están todos los recursos materiales y humanos necesarios para ello.

El espacio físico y la dotación en los consultorios locales, a veces sin teléfono, agua caliente, calefacción… dificultan el trabajo, lo que puede repercutir en los pacientes.

P. ¿Qué funciones son las principales de la enfermera en el ámbito rural?

R. No difiere mucho del ámbito urbano, únicamente el hecho de asistir a varios consultorios, pero es básicamente: atención en consulta (programas de salud: ancianos, adultos, niños), atención domiciliaria (inmovilizados y terminales) y atención de urgencias y educación para la salud: institutos colegios etc.

Nuestro horario comienza a las 8 de la mañana y termina a las 3 de la tarde, a partir de dicha hora se centraliza la actividad de urgencias en el centro de salud, a primera hora tenemos reuniones de equipo (organizativas, clínicas), después consulta y a última hora acudimos a los domicilios y educación para la salud.

P. ¿Qué puntos positivos tiene trabajar como enfermera en el ámbito rural?

R. El conocer dónde, cómo viven… Tienes una visión más global de su casa, su familia, como un todo y no como alguien individual, su entorno, sus dificultades, sus ventajas, etc.

La enfermera que trabaja en el ámbito rural tiene mayor oportunidad de hacer planes individualizados de cuidados porque conocen bien a los pacientes, su familia, su entorno y los recursos disponibles, y por este mismo motivo puede detectar situaciones de riesgo y necesidades de salud de estos.

Otro de los puntos positivos que destaco es el ambiente de trabajo que suele ser más tranquilo, así como la oportunidad de desarrollar programas de educación para la salud, tanto a grupos de adultos como en la escuela.

P. ¿Dónde se encuentran las mayores dificultades del trabajo en este entorno?

R. En la atención ante una urgencia vital, ya que el tiempo en actuar y la distancia al centro indicado es mayor que en otros entornos.

Este mismo factor de la distancia hace que la frecuencia en las consultas a veces sea semanal o quincenal, lo que incide de forma negativa en la atención inmediata en pacientes con edad avanzada que necesitan un seguimiento constante.

P. ¿Cómo cree que podría mejorar?

R. Sin duda, con la promoción de la teleasistencia, con la que se activan rápidamente todos los recursos. Por otro lado, la atención telefónica por parte del personal sanitario a cualquier consulta por parte del paciente agilizaría los tiempos de espera.

Aunque el avance tecnológico poco a poco va llegando a todos los consultorios, es preciso una actualización e informatización más rápida de los mismos. Hoy en día existe mejor comunicación entre la Atención Primaria y Atención Especializada gracias a la tecnología, lo que conlleva una mejor continuidad de cuidados a los usuarios. Gracias a ello, se tiene acceso a todos los informes de especializada, todas las pruebas complementarias: RX, analíticas, etc., por lo que se evita duplicidad en la petición de pruebas complementarias.

P. ¿Qué experiencia destacaría como enfermera rural a lo largo de su trayectoria profesional?

R. Aprender continuamente formas de afrontamiento ante situaciones que se dan en la consulta diaria (por personal sanitario único, falta de aparataje), pero es una experiencia fantástica y un reto para seguir formándonos ya que es muy gratificante.

P. ¿Cuáles son los requisitos fundamentales para ejercer la profesión en el ámbito rural? 

R. Creo que no es necesario diferenciar entre enfermera que desempeña su labor en el ámbito rural o urbano, lo fundamental es que el profesional que decida dedicarse a ello tiene que tener la especialización en Enfermería Familiar y Comunitaria.

Por otro lado, la cercanía con el paciente, la polivalencia profesional y la plena dedicación son características de las enfermeras que desarrollan su trabajo asistencial en zonas rurales.

Además, el trabajo como enfermera rural cuenta con un elevado grado de autonomía e independencia. Sin embargo, las reivindicaciones que cuentan con más apoyos son las mejoras tecnológicas, la implementación de recursos materiales y las ayudas en el transporte.

atención domiciliaria, atención primaria, Enfermería rural, Eva María Chercoles Ruiz, urgencias

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*