“La enfermería y la lucha libre comparten algunos valores, como el respeto, el afán de aprendizaje o la constancia”

Viernes, 19 de octubre de 2018

Graciela Sánchez es enfermera en el Hospital Son Espases, en Palma de Mallorca, y, además, tres veces consecutivas campeona de España de lucha libre olímpica femenina, su otra vocación, a la que dedica el tiempo que le deja la enfermería. A base de entrenamientos diarios, y gracias a los cambios de turnos en su labor como profesional, ha logrado participar en competiciones tanto en el ámbito nacional como internacional.

El pasado mes de julio participó en los Juegos del Mediterráneo, una experiencia “única e inolvidable”, que se celebraron en Tarragona; Sánchez regresó del campeonato con una medalla de bronce en su categoría. Nos habla de cómo compagina las dos disciplinas, de sus propósitos en el mundo del deporte y del papel fundamental de los profesionales enfermeros en el ámbito de la promoción de la salud.

Pregunta. ¿Por qué se decidió primero, por la enfermería o por la lucha libre?

Respuesta. Lo cierto es que coincidieron en el tiempo. Cuando acababa el segundo año de Bachillerato probé la lucha libre olímpica, para después dedicarme a ello. Y mientras estudiaba para los exámenes finales decidí mi futuro profesional: la enfermería.

P. ¿Cómo compagina ambas vocaciones?

R. Con mucha organización y ganas de trabajar. Al fin y al cabo, son cosas que me apasionan, y no me importa tener que vivir con estrés, o tener poco tiempo libre, con tal de hacer lo que me da la vida. Gracias a los turnos he podido adaptar mis horarios como enfermera, y esto me ha permitido realizar cambios que han hecho posible que asista a competiciones nacionales e internacionales.

P. Ha sido campeona de España de lucha libre olímpica femenina, ¿cómo ha vivido esos momentos? ¿Qué supusieron para usted?

R. Ser campeona de España significó para mí cumplir un sueño. Es el tercer año consecutivo que consigo una medalla de oro, aunque, a decir verdad, también implica seguir entrenando diariamente, y dar el 100% para poder continuar en la misma línea.

P. Dentro de su carrera en la lucha libre, ¿cuáles son sus objetivos?

R. Mi objetivo es conseguir lo máximo posible, a sabiendas de cuánto entreno y de lo que me permite la profesión; vivo el presente, y los objetivos a largo plazo no son muy reales para mí. No sé cómo voy a estar físicamente dentro de un año, ni si la enfermería me permitirá seguir compaginando mi labor sanitaria con el deporte. En la actualidad entreno diariamente, dando el 100% en cada sesión. En cada competición a la que me presento procuro hacer lo mismo.

P. ¿Se relacionan la enfermería y la lucha libre de alguna manera?

R. Podría decir que comparten algunos valores, como el respeto, la promoción de la salud, la constancia, el afán de aprendizaje…

P. Acaba de volver de los Juegos del Mediterráneo, que se han celebrado en Tarragona, ¿qué experiencias ha vivido en esta competición?

R. Ha sido una experiencia única e inolvidable, aún estoy asimilándolo todo. Como deportista estoy muy satisfecha con la atención y los servicios que el Comité Olímpico Español nos ofreció a lo largo de los diez días de competición. Además, no puedo estar más contenta por haber aportado una medalla de bronce al equipo.

P. Desde su experiencia como enfermera y deportista, ¿qué importancia tiene la actividad física para salud? ¿Qué papel tienen los profesionales enfermeros en la promoción de la práctica deportiva adecuada como tratamiento?

R. Mantener un estilo de vida activo es un buen método de velar por la salud de uno mismo. El ejercicio mantiene el metabolismo más activo, mejora la calidad del sueño y hace que te sientas mejor en tu día a día, entre otras cosas. Considero que la actividad física es un medio muy barato para cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente, y la política de España debería promocionar con mayor énfasis que la población se adentrara en este mundo, así como facilitar más instalaciones deportivas en las distintas ciudades.

Por otro lado, como profesional de la salud considero que nuestro colectivo tiene que dar ejemplo, adoptar conductas saludables y fomentarlas, con iniciativas como no fumar, hacer ejercicio diario moderado, cuidar la alimentación y promocionar alimentos naturales y saludables.

En mi opinión, somos puntos de referencia para la sociedad, y deberíamos tener mucho más en cuenta al ejercicio físico como herramienta para prevenir muchísimas enfermedades, como la hipertensión, la obesidad o los trastornos alimentarios.

Campeona de España de lucha libre, enfermera, enfermería, Hospital Son Espases, Lucha libre

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*