La historia de superación del enfermero Frank Báez

Martes, 3 de diciembre de 2019

Frank Báez comenzó a trabajar como celador con 17 años en el Langone Tisch Hospital, de la Universidad de Nueva York. Años después, se graduó como enfermero en el mismo centro, y entre sus planes se encuentra acceder a los estudios de doctorado. Báez nos atiende para hablar sus motivos para estudiar Enfermería, de sus comienzos y sus experiencias durante esta etapa de su vida.

© Janet Griffin/NYU Meyers

Pregunta: Es conocido su logro de graduarse en Enfermería en el mismo hospital en que entró a trabajar como celador. Cuéntenos su historia.

Respuesta: Nací en la República Dominicana y llegué a Estados Unidos con mis hermanos cuando tenía 15 años. Comencé como celador en el Langone Tisch Hospital de la Universidad de Nueva York en 2006, cuando tenía 17. Después de dos años, comencé como transportador de pacientes, donde trabajé tres años; luego solicité un puesto de secretario en cuidados especiales o intensivos en el Langone Orthopedic Hospital. Tras casi cinco años, estuve listo para continuar ampliando mi conocimiento y regresé a la escuela para obtener una licenciatura en Enfermería en la Rory Meyers College of Nursing, de la Universidad de Nueva York.

P.: ¿Qué le impulsó a estudiar Enfermería? ¿Por qué se decantó por esta carrera?

R.: Lo que me inspiró e impulsó a estudiar Enfermería fueron mis compañeros de trabajo, con los que estuve durante mis años de secretario en la unidad de cuidados especiales. Ver de cerca cómo trabajaban diariamente, y cómo cuidaban de sus pacientes, me inspiró a convertirme en uno de ellos, en un enfermero.

P.: ¿Qué experiencias vivió durante su etapa de celador en el hospital? ¿Le influyeron de alguna forma estas vivencias a la hora de decantarse por la enfermería?

R.: Hace 12 años, cuando pasaba los fines de semana limpiando las habitaciones de los pacientes, los baños y los pasillos del hospital, nunca pensé que algún día cambiaría el cuidado de las estancias de las personas ingresadas a cuidar de los propios pacientes. Mientras limpiaba, observé las interacciones entre los profesionales de la salud, las enfermeras y los afectados, y sentí que una carrera en la rama de la enfermería es lo que quería hacer.

Un día, mientras transportaba a un paciente para que se hiciera una radiografía, noté mientras esperaba el ascensor que no se sentía buen y que estaba teniendo problemas con su respiración. Entonces le pregunté que si estaba bien y no me contestó, y pedí ayuda por el teléfono de emergencias, que estaba al lado. Luego llegaron los doctores y enfermeros para atenderlo, lo trasladaron de nuevo a su habitación y yo los ayudé. Esta experiencia me ayudó a descubrir mi sueño de ser enfermero. Al colaborar con el grupo de médicos ese día me di cuenta que una carrera en la enfermería era lo ideal para mí.

P.: ¿Cómo fue el momento en que logró graduarse? ¿Qué significó para usted conseguir el título?

R.: El momento en que logré graduarme fue muy emotivo, sentí que una etapa de mi vida estaba llegando a su final, pero que otra puerta mucho más grande se estaba abriendo. También me sentí muy orgulloso de ser un buen ejemplo para mi familia y de hacer algo que nos llena de orgullo a todos.

P.: ¿Cuáles son sus metas para el futuro?

R.: Mi meta para el futuro es trabajar duro durante un par de años para saldar mis préstamos estudiantiles. Luego, regresar a la universidad para continuar el máster de enfermero practicante y, una vez que termine, quiero postularme para un doctorado en Enfermería que se enfoque en ayudar a la comunidad hispana y latina.

P.: Desde su experiencia, ¿qué mensaje daría a los estudiantes y a las personas que se encuentren en su misma situación?

R.: Un consejo para cualquiera que esté pensando en estudiar Enfermería es que no dejen que ninguna barrera se interponga en su camino, que no dejen de perseguir sus sueños.

celador, enfermería, Enfermero, Frank Baéz

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*