La humanización de los Cuidados Intensivos Neonatales

Martes, 22 de agosto de 2017

El Hospital Infantil del Condado de Orange (CHOC, por sus siglas en inglés), California, ha habilitado 36 habitaciones privadas para que los padres de los recién nacidos en cuidados intensivos puedan estar con sus hijos durante todo el proceso hospitalario.

Estos habitáculos están preparados para hacer más amena la estancia a la familia, teniendo amplios espacios para que los padres puedan dormir, entretenerse y compartir tiempo con los pequeños.

Anteriormente, la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales tenía poco más de 300 m2, ahora esa cifra se ha triplicado y cuenta con 760 m2. Está situada en la cuarta planta de la torre Bill Holmes del Hospital y en ella se puede encontrar un laboratorio de nutrición para la preparación de leche materna, habitaciones unifamiliares, un comedor para familias, una sala de lactancia, una zona reservada para los hermanos y tres salas que pueden convertirse en espacios para cirugías si la situación lo requiriese.

Esta innovación estructural del CHOC representa una forma más de humanizar los cuidados. Supone, según los trabajadores del centro, un nuevo estándar de la industria que tiene como objetivo mejorar los resultados de los pacientes. Los datos del hospital demuestran que la existencia de habitaciones familiares repercute en un mayor porcentaje de altas y un aumento más rápido del peso. Además, los recién nacidos presentan menos estrés y dolor.

El director médico de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, Vijay Dhar, se siente orgulloso de poder ofrecer este servicio a los padres de los pacientes, alegando que el recién nacido puede estar 100% atendido a la vez que siente el cariño de sus padres, con todos los beneficios que eso conlleva.

cuidados intensivos, hospital, humanización de cuidados, neonatales, padres

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*